Selecciona tu país

La elasticidad de la demanda es un concepto que en economía se define como el cambio porcentual en la cantidad demandada, dividido entre el cambio porcentual en el precio. Como podemos leer en esta definición se trata de un concepto complejo que a continuación vamos a tratar de explicar, centrándonos, sobre todo, en los beneficios que nos otorga.  

 

  La principal ventaja que nos ofrece el cálculo de la elasticidad de la demanda es que permite a la empresa y al estado anticipar el comportamiento del mercado ante una variación de factores como el precio de los bienes y servicios. Esto, visto con un ejemplo, vendría a decir que, como un aumento del precio del combustible puede hacer aumentar el precio de otros bienes, es conveniente que las empresas puedan calcular lo más exactamente posible cuanto afectará a sus ventas esa situación y de esta manera poder llevar a cabo los ajustes necesarios para que esto impacte lo mínimo a la empresa. Gracias al cálculo de la elasticidad de la demanda, una empresa del sector turístico podrá anticiparse al incremento de costes de los combustibles y previendo el descenso de precios, aumentar las tarifas cuando la demanda todavía está alta o no contratar a más personal, etc. En el caso de una institución pública también es útil conocer la elasticidad de la demanda. Si un gobierno prevé que en los próximos años un aumento de precios de un determinado sector, puede bajar los impuestos para poder ofrecer el estímulo necesario para que los consumidores sigan consumiendo. Dominar el concepto de elasticidad de la demanda también nos permite saber si esta es elástica o inelástica y el margen que tenemos para modificar los precios. Una demanda inelástica la tienen los productos de primera necesidad, ya que si incrementamos el precio la demanda se mantiene estable. En cambio, los productos de lujo tienen una demanda elástica, por lo general, ya que un incremento del precio de estos artículos hará que muchos consumidores dejen de adquirir el producto. Estas son las principales ventajas que tiene saber calcular la elasticidad de la demanda, un concepto de la economía muy útil para anticiparnos al futuro y poder reaccionar correctamente para poder salvar nuestra empresa de una situación complicada o incluso de la quiebra.  

Alfred Marshall, el padre del concepto de la elasticidad de la demanda

Fue un economista británico de principios de siglo que, entre otros aspectos vislumbró la necesidad de adaptar la economía a los nuevos acontecimientos y fue el que desarrolló el concepto de la elasticidad de la demanda, que antes ya había descubierto el francés Auguste Cournot.  

 

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia