Selecciona tu país

Dentro de los varios tipos de aprendizaje existentes, uno de los más importantes es el que se basa en la observación, conocido como también como aprendizaje observacional, vicario o social cognoscitivo. En general, las personas tenemos una gran habilidad para aprender mediante la observación e imitación de nuestros referentes. Por este motivo, los profesores con especial carisma para los alumnos suelen ser más imitados, y  los mismo ocurre con los referentes de la cultura popular, como cantantes o actores.

La actividad cognoscitiva

El aprendizaje por observación se presenta cuando la personas observan a otras personas,  implicando un cierto nivel de actividad cognoscitiva, denominación con la que se conoce el proceso de obtención de los conocimientos por parte del hombre y su aplicación creadora en la práctica social. En realidad, el conocimiento del mundo real y  objetivo es realizado por las personas en todas las esferas de la vida y de su actividad: ir a la escuela, relaciones sociales, leer un libro o recibir los mensajes de los medios de comunicación social.

aprendizaje observacional

La actividad cognoscitiva es, por lo tanto, un concepto muy amplio, el cual está relacionado con todos los aspectos de la personalidad humana, siendo en el momento en que el ser humano descubre las distintas relaciones entre hechos y fenómenos, cuando surge en su interior la necesidad de saber. Sobre esta base, se forma un pensamiento dialéctico e independiente que le permite conseguir altas cotas de desarrollo intelectual

En los centros escolares, los niños y niñas realizan una intensa tarea cognoscitiva, que va a ser crucial en el desarrollo de sus cualidades y personalidad. El resultado directo de esta actividad es la asimilación de contenidos. En ocasiones, sobre todo en las edades más tempranas (educación infantil), dicha asimilación se produce en forma de juegos en los que el niño representa papeles y conductas de los personajes por los que se siente atraído, o bien se dedica a explorar los objetos de su interés.

Las etapas del aprendizaje por observación

Se distinguen 4 etapas fundamentales en este tipo de aprendizaje:

  1. Adquisición: Es la etapa en la que el alumno capta los rasgos del referente y cuando el modelo es más condicionante e influyente. En los niños el principal modelo es el maestro y su influencia dependerá del carisma y el grado en que los alumnos se identifiquen con él.
  2. Retención: Segunda fase caracterizada por el análisis de los comportamientos observados y posterior guardado en la memoria en forma de imágenes mentales. Estas podrán ser extraídas cuando sea necesario.
  3. Ejecución: En este punto, llega el momento de poner en práctica los comportamientos apropiados y útiles que se han ido almacenando en la memoria, Para realizar esta acción es necesaria la correcta traducción de la información retenida en la fase anterior.
  4. Consecuencias: En la cuarta parte es cuando se comprueba la verdadera utilidad de la puesta en práctica de los conocimientos aprendidos. Se trata de adaptar lo aprendido a situaciones y problemas concretos.

En cuanto a la enseñanza de los modelos de imitación, es muy importante que los maestros y maestras fomenten la repetición de la acción, ya que está demostrado que cuanto más veces se reproduzca un comportamiento más se mejora su imitación.