Selecciona tu país

En la actualidad existe una constante lluvia de mensajes cargados de emoción; a través de las redes compartimos videos preciosos; frases optimistas endulzan nuestro amargo café; incluso cualquier cosa que imaginemos puede contener bellas palabras que nos hagan sonreír.

Son reflexiones compartidas” que llegan “solas”, y no logran dejar una huella significativa, ni calman el vacío que ha desencadenado el debilitamiento de ciertos valores.

Escuchamos y hablamos de emociones, sin alcanzar a comprender el aprendizaje que implican, ni interiorizar los valores que contienen.

En Psicología se nos plantea un gran reto, pues la aparente alta emocionalidad que nos rodea, es sólo un “espejismo”. Somos consumistas de emociones, pero no alcanzamos a interiorizarlas. Emocionalmente vivimos con maquillajes y filtros, que nos embellecen, pero no son real reflejo emocional de nuestra psique.

imagen blog viu 30

Las investigaciones, desde las primeras aportaciones de Goleman, demuestran que cerca del 80% de la capacidad del adulto para ser feliz depende de factores asociados con el desarrollo de la Inteligencia Emocional en la infancia.

Pero queda mucho por hacer, y en este punto,Deja que en un abrazo te cuente” (Muñoz Egea, 2017) trata de apostar con fuerza.

Es un libro especial entrelaza entre sus palabras y dibujos el reto de encontrar sonrisas y dotarlas de colores ante situaciones complejas. Escrito asumiendo el riesgo de batallar contra temas “feos”, dado que la realidad clínica y educativa me demuestra que la emocionalidad “negativa” aún nos asusta.

Es a través de reales experiencias emocionales con niños como nacen estos primeros cuentos con objetivos terapéuticos, con mucha magia.

Pretende no limitarse a dar pinceladas de emoción; y basándose en la efectividad  de los cuentos como recurso terapéutico, consigue transportarnos a un cobijo cuidado y cálido donde hallar la fuerza que nos mueva a atravesar experiencias complejas con resiliencia, comprendiendo que el dolor realmente no está en la experiencia concreta, sino en la forma de percibirla y hacerle frente.

Podríamos sostener que la felicidad se basa prioritariamente en dicha habilidad de sobrepasar adversidades, y que aprender a afrontarlas desde una perspectiva sana y esperanzadora de aprendizaje es la clave.

No es erróneo confiar que en las emociones positivas encontraremos calma, fuerza y motivación; y que habilidades como la bondad son virtudes que debemos cuidar; pero no debemos olvidar que solo atendiendo y comprendiendo las negativas podremos desarrollar habilidades capaces de fortalecer las positivas.

Como apunta la película “Del revés” (2015), la felicidad no será fuerte si ignoramos las demás emociones. Y  debemos entender que cada una de ellas aporta una fortaleza con un matiz diferente de color. Si aprendemos a descubrir los bellos colores que brillan en la vida, aprenderos de verdad a saber sentir, a saber ser feliz.

No obstante hacer frente a determinadas emociones da miedo, y por ello cada cuento nos coge de la mano para no soltarnos en el camino, pues los niños me han enseñado lo sencillo que puede ser lograr hacerles frente simplemente confiando en un apoyo cercano.

Y éste es el real truco escondido en “Deja que en un abrazo te cuente”.

Saber transmitir un mensaje esperanzador a través de la emocionalidad que nace en un abrazo. La magia es promover la cercanía emocional como medio para atravesar un viaje que esconde numerosos valores con los que sabremos cargarnos de verdaderas armas para sonreírle a la vida.

Trata de ayudar desde lo profundo, alejándose de tejer espejismos emocionales, para trenzar emociones reales, sobre las que hilar habilidades y destrezas relacionadas con Inteligencia Emocional. El objetivo del este libro es otorgar los hilos de esa mágica “capa de valentía” que logro crear en consulta; pues será la fuerza diamante que nos acompañará siempre en el camino hacia la felicidad.

https://youtu.be/nTWX2qoin1k

 Referencias

Bach, E. (2015). La belleza de sentir. De las emociones a la sensibilidad. Barcelona: Plataforma editorial.

Bisquerra (2001). Educación Emocional y Bienestar. Barcelona: Praxis.

Docter, P. y Del Carmen, R. [Directores]. (2015). Del revés (Inside Out) [Película]. Estados Unidos: Pixar Animation Studios / Walt Disney Pictures.

Muñoz Egea A.I. (2017) Deja que en un abrazo te cuente. Cuentos para aprender a sentir y ser feliz. Valencia: Npq editores.

Evans, D. (2002). Emoción. La ciencia del sentimiento. Madrid: Taurus.

Goleman, D. (1996). Inteligencia emocional. Barcelona: Kairós.

Goleman, D. (2003) La inteligencia emocional. Por qué es más importante que el coeficiente intelectual. Lelibros.

Goleman, D. (2002): El líder resonante crea más: El poder de la inteligencia emocional. Barcelona: Plaza & Janés.

Palou, S. (2004). Sentir y crecer. El crecimiento emocional en la infancia. Barcelona: Graó.

 

Ana I. Muñoz Egea

Profesora colaboradora del Máster Universitario en Prevención e Intervención Psicológica en Problemas de Conducta en el aula