Selecciona tu país

Actualmente, en España más del 60% de las ofertas de trabajo exige como principal requisito para sus candidatos la posesión de una carrera universitaria y la tendencia es al alza ya que, por ejemplo, la demanda de títulos universitarios mejoró en más de medio punto si se comparan los datos del 2014 con los del año anterior.

La principal conclusión de esto datos es que, aunque alcanzar una titulación universitaria no es hoy en día una garantía automática de empleo, sí que se convierte en un factor cada vez más valorado por las empresas en el momento de seleccionar a sus empleados y, posteriormente, ofrecerles oportunidades de promoción laboral en categoría y sueldo.

 ¿Cuáles son las carreras más valoradas?

Pese a que las titulaciones técnicas e ingenierías se siguen situando en los puestos más elevados del ranking, se observa una moderada bajada los datos de empleabilidad en este tipo de carreras, según datos hechos públicos recientemente por la empresa de contratación Adecco. Concretando un poco más, es posible apreciar que las titulaciones del área de empresa (18,11%), las ingenierías relacionadas con las tecnologías de la información (13,57%), las ingenierías especializadas (13,30%) y las ingenierías generalistas (12,60%) lideran las áreas más demandadas en las ofertas de empleo en España.

En la otra cara de moneda, se percibe cada vez una mayor demanda laboral de las carreras relacionadas con la docencia o del área jurídico social. Este dato es fácil de entender por la cada vez mayor oferta formativa, en especial on line, existente hoy en día, con las necesidades de profesorado especializado y de otras profesiones relacionadas con la docencia que conlleva. También tienen una alta demanda titulaciones como Administración y Dirección de Empresas, Ciencias Empresariales, Economía y Derecho.

Por otro lado, tanto las titulaciones científico-sanitarias como las humanidades se siguen manteniendo en unas cifras de ocupación muy similares en los últimos años.

Una cuestión a tener en cuenta es que la posesión de un máster aumenta considerablemente las posibilidades de encontrar un trabajo cualificado y mejor pagado, ya que las empresas valoran enormemente esta formación especializada de alto nivel, convirtiéndose en cada vez más casos en requisito indispensable para optar al puesto.

Finalmente, un dato que llama la atención es que, en algunos casos, las ofertas de empleo no llegan a especificar la titulación específica, sino que simplemente buscan diplomados o ingenieros técnicos, ingenieros, licenciados o tener un grado universitario. Esto ocurre en aproximadamente un 10% de los anuncios de ofertas de trabajo, citando otra vez fuentes de Adecco.