Selecciona tu país

El enorme desarrollo de internet, la aparición de los smartphones, los juegos en línea o las redes sociales, han supuesto la aparición de nuevas adiciones como la ciberadicción, que han tenido importantes consecuencias en la vida de las personas.

Casi todos hemos olvidado la época en la que los teléfonos se utilizaban solo para llamar, porque ahora se utilizan para comunicarse de mil formas, navegar en internet, comprar, relacionarse con otras personas, participar en las redes sociales y muy rara vez para llamar.

Este cambio en el comportamiento de las personas y en el uso de las nuevas tecnologías ha supuesto la aparición, como decíamos anteriormente, de la ciberadicción. Vamos a analizar los aspectos más importantes de este trastorno, en qué consiste y sus consecuencias.

Descarga gratis nuestra guía: Las áreas de la psicología y la aplicación de las nuevas tecnologías

Ciberadicción: qué es y qué consecuencias tiene

La ciberadicción se puede definir como la pérdida de control frente al uso normal de internet. En base a un estudio realizado por la ONG Protégeles sobre conductas patológicas en internet, el 21,3% de los jóvenes se encuentra en riesgo de convertirse en un adicto a las nuevas tecnologías y el 1,5% ya lo es.

Realmente la adicción a internet no es una adicción en sí misma como puede ser la adicción a las drogas, porque internet no es una sustancia tóxica, la hacen tóxica las personas que la utilizan.

Las consecuencias de la ciberadicción son, entre otras, las siguientes:

  • Fracaso escolar o laboral.
  • Tendencia al aislamiento.
  • Agresividad.
  • Alteraciones de la conducta.

Además, la ciberadicción como cualquier otra adicción no solo provoca el deseo de estar permanentemente conectado a internet sino también la sensación de abstinencia cuando no se está conectado.

 

Tipos de ciberadicción

La ciberadicción puede tener diferentes facetas como las siguientes:

  • Adicción a internet. Dentro de este apartado podemos encontrar la adicción al sexo online, a las compras, a las redes sociales, a los blogs, a los chats y a las subastas online, entre otras.
  • Adicción al teléfono móvil. Se utiliza el teléfono móvil para acceder a internet y a las redes sociales a todas horas.
  • Adicción al ordenador. Esta adicción además de englobar la ciberadicción a través del uso del ordenador, engloba el uso de este instrumento en general de forma incontrolada.

 

Causas de la adicción a internet

Muchas personas que se sienten solas, que tienen dificultad para relacionarse con otras o que sufren trastornos como las depresiones, encuentran en internet una vía de escape que les permite hablar con otras personas, comprar todo tipo de cosas e incluso crear un rol. En este sentido, se puede decir que la red cubre la necesidad básica de relacionarnos con otras personas, puesto que el ser humano es un ser social por naturaleza y necesita interactuar y hablar con otras personas.

 

Signos que pueden mostrar la existencia de la ciberadicción

Existen multitud de signos que nos pueden alertar de que una persona es adicta a internet. Podemos destacar los siguientes:

  • Conexión continua a internet, privándose incluso de horas de sueño.
  • Mentir sobre el tiempo que se ha estado conectado.
  • Descuidar aspectos importantes de la vida como el trabajo, el colegio o la relación con la familia, la pareja o los amigos.
  • No querer tener relación con otras personas o estar irritable.
  • Pensar continuamente en conectarse a internet.

 

Guía: Áreas de la psicología

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia