Selecciona tu país

En el entorno de los móviles el sistema digital tiene una presencia significativa desde que en el año 1991 comenzaran a estar disponibles las redes de segunda generación. Más conocidas como 2G, estas redes se pusieron a disposición del público a través del estándar GSM. En su momento este servicio despuntó en Finlandia y poco a poco se extendió en otras zonas del mundo para transformarse en uno de los elementos fundamentales en las redes móviles. Si bien esta tecnología ha quedado relegada por nuevas versiones de las redes móviles, hasta llegar al 4G en la actualidad, ha sido tal la importancia del 2G que aún hay algunas zonas del mundo en las que se utiliza.

 

Beneficios y ventajas

Con la llegada de las redes 2G se hicieron presentes una serie de beneficios respecto a los sistemas previos, beneficios que han ido perfeccionándose con el paso de los años para proporcionar un mejor rendimiento. Uno de los aspectos más ventajosos se vio representado en el aumento de la seguridad a través de los sistemas de encriptación. Los usuarios, antes de la llegada del 2G, tenían que sufrir conexiones menos seguras. Pero en cuanto se introdujo el 2G la sociedad comenzó a acostumbrarse a que sus conversaciones estuvieran encriptadas y que fueran, por ello, más privadas. No era la única de las ventajas. Otra de las más importantes se encontraba en la disponibilidad de nuevos servicios que hasta ahora no habían sido posibles, como la posibilidad de enviar mensajes de texto de tipo SMS. Esto, como ya sabemos, revolucionó el sector de la telefonía móvil al permitir que los usuarios disfrutasen de una nueva mecánica de comunicación, rápida y directa. Por otro lado, en relación al primer punto hay que añadir que la mensajería SMS también se enviaba de forma encriptada a través de método digital, por lo que se trataba de un medio confidencial y seguro.

Continuando con las ventajas que aportó la introducción de la red 2G en el mercado, hay que decir que los profesionales se dieron cuenta de que la mejora en rendimiento con este sistema era significativamente superior. Esta mejora del rendimiento permitió que los dispositivos móviles llegaran a una mayor cantidad de espacios, convirtiendo esta tecnología en un nuevo estándar.

 

También tuvo algunas desventajas

Aunque la entrada en el mercado de las redes 2G lo cambiaron todo, también es cierto y no se debe obviar que inicialmente la industria tuvo que afrontar una serie de retos. Uno de los problemas principales se encontraba en que las señales digitales que se transmitían desde el móvil en ocasiones no alcanzaban los niveles de potencia necesarios para que la señal fuera replicada en la torre de telefonía. Esto llevaba a que las conexiones fueran inestables, algo que se produjo sobre todo en redes que utilizaban las frecuencias más altas. En las frecuencias más bajas no había tantos errores, pero todo dependía del lugar y de si la zona de población en cuestión estaba nutrida o no. En localizaciones alejadas, como pueblos, resultaba muy complicado utilizar las redes 2G. Debido a esto cada país tuvo que adoptar sus propios planes y en general fue raro que los usuarios no sufrieran antes o después cortes y problemas de cobertura. Las redes 2G, que sucedían a redes previas que a partir de ese momento fueron denominadas 1G (por un mero factor de orden), tenían un enemigo claro a superar que ha ido desapareciendo con los años.

Otro de los problemas de las redes 2G recaía en que la calidad del servicio dependía de la cercanía que tuviéramos con la torre de telefonía. Si estábamos cerca la calidad podía ser extremadamente alta, lo que superaba todo lo visto hasta el momento en cuanto al uso de llamadas. Pero si nos alejábamos la calidad se reducía y tendía a dar demasiados problemas, con estática, interferencias y cortes. En aquella época las tarifas de las operadoras no estaban tan bien perfiladas como en la actualidad y un corte de llamada podía significar una gran pérdida económica para el usuario.

Con sus imperfecciones y características positivas, las redes 2G han permanecido en el mercado por mucho que hayan sido sucedidas por varias generaciones posteriores. Su utilidad sigue siendo clave en una gran cantidad de países, lo que hace que resulte un tema de estudio a tener en cuenta.

 

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia