Selecciona tu país

Los mitos revelan aquello que los seres humanos tienen en común. Los mitos narran nuestra búsqueda, a través de los siglos, del sentido y el significado de la vida y los elementos que la componen[1]. Dicho esto, me gustaría hacer una breve referencia al mito del laberinto y el hilo. Teseo fue un mítico rey de Atenas, que entró en el conocido laberinto cretense en el que se encontraba el minotauro. Ariadna, hija del rey Minos de Creta, le dio un ovillo de lana para que fuera capaz de marcar sus pasos y salir del laberinto una vez hubiera asesinado al minotauro. Años después, Borges reescribía el mito, indicando que “el hilo se ha perdido; el laberinto se ha perdido también. Ahora ni siquiera sabemos si nos rodea un laberinto, un secreto cosmos, o un caos azaroso. Nuestro hermoso deber es imaginar que hay un laberinto y un hilo”[2]. Vivimos en un momento cultural y político convulso. Países como el Reino Unido deciden ir por libres, nacionalismos y movimientos radicales surgen por todas partes, y ante todo esto, parece que la barrera entre continentes sea cada vez más insalvable. En medio de este caos, podemos encontrar respuesta volviendo la cabeza atrás, mirando al pasado y pensando cómo hemos llegado aquí. Los estudios de Derecho pueden servir como referente, ya que el Derecho está tan inextricablemente unido a la cultura, que debería no ser visto simplemente como un mecanismo para atender disputas o hacer cumplir decisiones, sino como un marco de relaciones ordenadas[3].

Con esta última afirmación, no puedo más que apelar a mi identidad como romanista e indicar que el Derecho Romano, así como las Humanidades en general,  pueden ser hilos que nos guíen en el laberinto de la vida moderna. A menudo se ha examinado y comparado lo que la humanidad ha poseído durante largo tiempo, y si su valía persiste es porque las frecuentes comparaciones han confirmado la opinión en su favor[4]. Parecería innecesario mencionar esto en la vieja Europa, en la que los romanos han dejado una herencia tanto material y cultural que hasta deja huella en los grafitis-protesta más actuales[5]. Aun así, y como ya he mencionado anteriormente[6], las humanidades están en crisis, incluso en la vieja Europa. En el caso de mi asignatura, uno de los errores radica en infravalorar el valor del Derecho Romano como hilo de unión en el laberinto de ordenamientos, fronteras y continentes.

En una comunicación de hace bastante tiempo[7], Fernando Hinojosa[8] afirmaba para América latina: “nuestros ordenamientos, nuestra doctrina, nuestra práctica del derecho pertenecen a la denominada tradición romanista, es decir, también por ese concepto estamos enclavados en el continente europeo”. A la vez, el jurista afirmaba que ser romanista en América latina “es una proeza, muestra un dejo de rebeldía, de contraposición con el paso que hoy todos marcan al compás de las fanfarrias de la posmodemidad”. Ante  esta frase, me gustaría matizar: no sólo en América latina, sino en la vida moderna en general, resulta complicado pararse y dedicar tiempo a observar lo que el Derecho del pasado nos puede enseñar sobre nuestra realidad. Y es en este momento cuando debemos considerar la importancia de las nuevas tecnologías para buscar este hilo, guía para nuestro laberinto.

Desde hace algún tiempo, las universidades online han ido aumentando su protagonismo en la escena académica moderna, siendo que en 2016 el e-learning ya cubría un 28,57 % del mercado europeo[9]. Entre ellas, la Universidad Internacional de Valencia-VIU, gracias a su metodología didáctica y a su plataforma virtual, que permiten flexibilizar horarios y tutorías. Personalmente, llevo un año impartiendo la asignatura de Derecho Romano en el seno de esta universidad, en la que he tenido la oportunidad de acercar a alumnos de diversas procedencias al conocimiento de la evidencia material y textual de la asignatura. Quiero pensar que, como el hilo que Ariadna dejó en la mano de Teseo cuando entró en el laberinto, al introducir a estos alumnos a esta disciplina, les estoy proporcionando una clave para ver algo de luz en el laberinto de la realidad cotidiana. El estudio del Derecho Romano no requiere justificación, especialmente cuando los medios digitales lo hacen cada vez más sencillo. Tanto para latinoamericanos como para europeos, el Derecho Romano y la tradición romanística son elementos de identidad cultural que nos identifican igual que la lengua, y que hemos de proteger y defender con orgullo. Debo concluir, citando de nuevo a Borges, “nuestro hermoso deber es imaginar que hay un laberinto y un hilo…” pero esta vez el hilo no se habrá perdido si sabemos dónde buscarlo.

https://youtu.be/bbZpuPTIFMo

Emilia Mataix Ferrándiz

Profesora Colaboradora del Grado en Derecho en la Universidad Internacional de Valencia-VIU

Investigadora, ERC Portus Limen (www. Portuslimen.eu)

 

Referencias: 

[1] Véase el documental El poder del mito, con Joseph Campbell (mitólogo, escritor, y profesor universitario en EEUU): https://www.youtube.com/watch?v=bbZpuPTIFMo

[2] Para leer el mito, http://borgestodoelanio.blogspot.co.uk/2014/04/jorge-luis-borges-el-hil…

[3] Rosen, L. Law as culture: an invitation, Princeton University press, Princeton, 2006, 5

[4] Johnston, R. Prefacio a Shakespeare (Trad. C. Toledano), Acantilado, Barcelona, 2003, 6

[5] Como los que se realizaron en Cambridge como protesta por la vivienda el pasado abril. http://www.bbc.co.uk/news/uk-england-cambridgeshire-39490537

[6] https://www.universidadviu.es/sabian-sus-hijos-quieren-ser-humanistas/

[7] Artículo: “Derecho romano, tradición romanista y América Latina” que se puede consultar en el link: http://www.scielo.org.co/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0123-436620…

[8] Jurista colombiano, ministro de Estado, magistrado de la Corte Suprema de Justicia de Colombia, diplomático y rector de la Universidad Externado de Colombia

[9] http://www.businesswire.com/news/home/20170102005058/en/Government-Initiatives-Boost-Global-E-learning-Infrastructure-Market. Para un informa acerca de las expectativas de crecimiento, ver http://www.reportlinker.com/p04951681/Global-E-learning-market-Strategi…