Selecciona tu país

Un Executive MBA, o MBA ejecutivo, es un título de posgrado que pone el foco en los negocios. Se trata de un programa similar a un programa MBA normal. De hecho, ambas opciones suelen tener un plan de estudios de empresa riguroso y dan como resultado títulos de igual valor en el mercado.

Las admisiones también pueden ser competitivas para ambos tipos de programas, especialmente en escuelas de negocios o universidades exigentes, donde hay muchas personas que compiten por un número limitado de plazas.

Descarga nuestra guía gratuita: El impacto de un MBA en tu desarrollo profesional

¿En qué se diferencia un Executive MBA de un MBA a secas?

Las principales diferencias entre un programa de Executive MBA y un programa de MBA tradicional son el planteamiento y la flexibilidad:

  • Planteamiento. Un programa Executive MBA está diseñado principalmente para educar a ejecutivos, gerentes, emprendedores y otros líderes empresariales con experiencia que desean tener un trabajo de tiempo completo mientras obtienen su título. Se presupone que los alumnos, no solo tendrán una formación de base de nivel universitario, sino que, además, la complementarán con una experiencia en su campo de actividad de varios años.
  • Flexibilidad. Un MBA tradicional suele ser a tiempo completo y tener un horario de clases más exigente. Está diseñado para personas que no tienen experiencia laboral o que sí la han adquirido, pero planean dedicar la mayor parte de su tiempo a sus estudios, en lugar de trabajar a tiempo completo mientras obtienen su título.

¿Qué se puede aprender en un Executive MBA?

Aunque los programas Executive MBA pueden variar de una universidad a otra, hay algunos aspectos comunes a todas las instituciones. Para empezar, los programas de MBA ejecutivos, generalmente, están diseñados para profesionales que trabajan, por lo que tienden a ser flexibles y permiten a los estudiantes asistir a clases por las tardes y los fines de semana.

Sin embargo, no se debe subestimar el compromiso de tiempo requerido para tener éxito en un Máster de este tipo. Es habitual que se solicite el compromiso de asistir a clase entre seis y doce horas por semana, un tiempo al que habrá que sumar las cerca de veinte horas semanales que son necesarias para estudiar fuera de clase. No hay que perder de vista que este nivel de exigencia podría dejar a los alumnos muy poco tiempo para la familia, socializar con amigos o para dedicar a otras actividades.

La mayoría de los programas también se pueden completar en uno o dos años. Debido a que los programas Executive MBA comúnmente ponen mucho énfasis en el trabajo en equipo, a menudo se puede esperar trabajar estrechamente con los compañeros a lo largo de toda la duración del máster

Esto puede convertirse en una ventaja, repleta de oportunidades para el networking, mucho más interesantes cuanto más diverso sea el alumnado. Si se tiene la ocasión de trabajar con diferentes personas de distintos orígenes e industrias, se podrá aprovechar una diversidad que facilitará ver los negocios desde una variedad de ángulos y aprender de las otras personas en clase, además de hacerlo de los profesores.

¿Listo para elegir un programa Executive MBA que satisfaga tus necesidades académicas y objetivos profesionales?

Si quieres saber más sobre estudiar un MBA y estás pensando en formarte en un ámbito en auge y con muchas salidas profesionales, visita nuestro artículo Estudiar un MBA: 4 + 1 claves para la elección para ser un profesional completo en el sector de la empresa.

Ebook GRATIS: MBA

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia