Selecciona tu país

La pregunta que encabeza este artículo se la realizan numerosos alumnos que quieren estudiar un grado universitario relacionado con el mundo de la economía ¿Qué diferencias existen entre Administración y Dirección de Empresas y Economía? Así que nos hemos propuesto explicarla a través de un ejemplo práctico.

Nos vamos a centrar en una de las variables más importantes en el mundo de la economía: el tipo de interés, para los estudiantes de ambos grados es una variable fundamental que van a estudiarla a lo largo de toda la titulación y cuya definición se podría concretar en el precio del dinero. El objeto de estudio de ambos cambia cuando se aplica a las empresas dentro del mundo laboral.

El estudiante de ADE deberá saber cómo afecta a la estructura de la empresa una bajada o subida de tipos de interés, si los gastos financieros van a variar y en qué sentido, como va a repercutir a la estructura de costes de la empresa, es decir, tendrá una visión mucho más empresarial a nivel interno. En cambio el economista intentará medir la variación de esa variable para realizar un análisis y su repercusión sobre un sector de la economía concreto (donde también estará la empresa anteriormente descrita), realizando un estudio predictivo para el futuro del tipo de interés y además relacionándolo con el resto de variables macroeconómicas como la inversión o el tipo de cambio. Recomendamos dar un vistazo al video de estrategia e instrumentos de política monetaria del Banco Central Europeo

A partir de ese momento, normalmente ponemos énfasis en las diferentes salidas laborales de Economía y ADE. Además lo más importante es que las bases de ambos títulos son las mismas, lo que cambia es la aplicación en el mundo real, por ello, muchos economistas son expertos contables o graduados en ADE trabajan en empresas de análisis de variables macroeconómicas. Normalmente este cambio en el timón hacía un campo concreto se realiza a través del estudio de un Máster específico que hace que el Graduado tenga las herramientas suficientes para desarrollar una profesión en un campo concreto de la economía.

Por todo ello podemos decir que el titulado en ADE podrá desempeñar diferentes trabajos dentro de una empresa: gerencia y dirección general, contabilidad, auditoria, logística, finanzas, fiscalidad, recursos humanos, comercial, marketing, publicidad, etc. Mientras que el titulado en Economía formulará estrategias, aplicará y supervisará las políticas económicas, diseñará y planificará líneas de actuación, interpretará datos económicos y verificará su diagnóstico y previsión. El trabajo de un economista será más fluido y versátil en grandes compañías y organismos institucionales e internacionales, es decir, en empresas cuyo tamaño haga necesaria y rentable su actuación.

Por último, destacar que el estudio de ambas titulaciones hace muy factible la especialización en cualquier área a través de un Máster y la realización de un Grado no excluye las salidas profesionales del otro.