Selecciona tu país

Normalmente la educación de personas adultas se dirige a personas mayores de 16 años que o no terminaron sus estudios básicos, por lo tanto carecen de un título obligatorio, como el de la ESO, o bien quieren actualizar sus conocimientos profesionales para encontrar trabajo o mejorar su situación laboral.

Así mismo. una parte importante de la educación para adultos está enfocada a la preparación de pruebas específicas de acceso a la universidad o a módulos formativos.

Este tipo de educación se suele impartir en escuelas o centros de formación de personas adultas en la modalidad presencial, aunque en los últimos años se ha desarrollado una numerosa e interesante oferta de educación a distancia (e-Learning o plataformas LMS).

formas alumnos hagan deberes

La educación de adultos se inscribe en el contexto de la educación permanente. Es decir, una nueva concepción de la educación que entiende que las personas están preparadas para aprender durante toda su vida y que la educación debe ser para todos, sin exclusiones de ningún tipo, ni por sexo, raza ni condición social. Y por supuesto tampoco por razones de edad.

Principales características de la educación para adultos

Sus beneficios:

  • Posibilita una formación académica general de nivel básico a las personas que, por cualquier motivo, no pudieron obtenerla antes.
  • Determinados cursos específicos dotan a las personas de la preparación suficiente para poder acceder a la universidad u a otras titulaciones como los módulos formativos de formación profesional.
  • Sirve de ayuda o apoyo a la preparación para el desempeño de los roles y responsabilidades correspondientes a la persona adulta.
  • Formación y capacitación para el trabajo.
  • Contribuye a la actualización profesional, por lo que resulta de gran ayuda para todos aquellos que están buscando trabajo o pretendan cambiar de profesión o mejorar sus competencias.
  • Promueve el desarrollo de la conciencia crítica y la educación en valores democráticos, de justicia social y de respecto a los demás.
  • Propicia el desarrollo de habilidades y aptitudes.
  • Favorece el desarrollo integral del individuo y su adecuada incorporación a la sociedad.

Sus características diferenciales en relación a la educación de niños y adolescentes

  • Por lo general, es una tipo de educación más práctica, con uno objetivos más concretos y específicos.
  • Prima el aprendizaje significativo.
  • Al tratarse de una formación no reglada, los centros de adultos son más autónomos e independientes, teniendo una amplia libertad a la hora de organizar y planificar sus cursos.
  • La educación para adultos constituye un sistema más descentralizado, con una orientación hacia los niveles locales.
  • Es un educación multisectorial, ya que estos proyectos educativos suelen tener diversos componentes que aglutinan sectores tan distintos como: educación, salud, iglesia, laboral, artístico, deportivo, entre otros.
  • Mayor flexibilidad. Por lo general, la educación de adultos, al no estar sujeta a un currículo estricto, permite ir gestionando los contenidos sobre la marcha y que cada alumno avance según su propio ritmo de aprendizaje.

Buena parte del éxito en la educación de adultos consiste en su capacidad de lograr el aprendizaje significativo, es decir, una enseñanza con sentido práctico para el alumno, que tenga en cuenta su experiencia previa.

Para lograr dicho aprendizaje significativo es necesario una intensa implicación de los adultos y su directa participación en la planificación, organización y adquisición de sus aprendizajes.

Otro aspecto a tener en cuenta es que muchos adultos nunca han tenido, o han perdido, el hábito de estudiar, por lo que una parte de la enseñanza debe destinarse en «enseñar a aprender», mediante técnicas de estudio adecuadas que se alejen de métodos demasiado memorísticos.