Selecciona tu país

Uno de los problemas más habituales con el que se encuentran los docentes y los padres son los trastornos de aprendizaje. Niños sin afectación neurológica o sensorial detectable, con una inteligencia dentro de los límites de la normalidad y que, a pesar de contar con una buena estimulación tanto por parte de la escuela como de la familia, y frecuentemente, con un refuerzo adecuado, no consiguen satisfacer los objetivos que para su edad mental y curso académico se los exige.

https://www.understood.org/es-mx/learning-attention-issues/getting-started/what-you-need-to-know/common-learning-and-attention-issues?view=slideview

https://youtu.be/Z0D6LlcDuqU

https://youtu.be/0sThOsQLRb8

La siguiente historia es real, pero se han cambiado los nombres de los afectados para preservar su intimidad.
Los niños que sufren trastornos de aprendizaje y no son diagnosticados ni reeducados en edades tempranas estarán abocados al fracaso escolar y a sufrir trastornos emocionales asociados a su trastorno.

HABLA LA MADRE:
Recuerdo cómo le costó aprender a hablar con claridad y la dificultad que tenía para recordar el nombre de los colores. Y una vez en el colegio no había forma de que aprendiera a relacionar los sonidos con las grafías correspondientes.

Le costó muchísimo aprender a leer a pesar de que dedicábamos cada día un buen rato a leer antes de ir a dormir, pero su progreso era muy lento.
También le costaba saberse orientar en el tiempo, no sabía si era lunes o martes, verano o invierno, si era la hora de comer o de cenar. A veces nos enfadábamos con ella pensando que era perezosa y que no prestaba la suficiente atención. Le obligábamos a aprender de memoria los días de la semana y los meses del año, pero al día siguiente ya no se acordaba de nada. Recordamos con angustia el momento de aprender las tablas de multiplicar. Fue catastrófico. Cada día repasábamos con ella una por una las tablas. Le costaba mucho recordarlas. No había manera de que se las aprendiera y cuando parecía que ya las dominaba, llegaba el día del examen y… todo suspendido, y eso que hacía días que las estudiábamos... Pronto en la escuela nos dijeron que algo no iba bien. A pesar de que asistía al aula de refuerzo del colegio junto a otros niños durante algunas horas a la semana, sus resultados académicos no mejoraban.

Nos recomendaron consultar con una logopeda. Lástima  no haber consultado antes porque a partir de aquel momento todo empezó a cambiar a mejor. Le pasaron una serie de pruebas y llegaron a la conclusión de que nuestra hija era disléxica. Por fin sabíamos qué era lo que le pasaba. No era que la niña no tuviera capacidad, no era que fuese una niña perezosa o que no quisiera aprender.

Nos aconsejaron una serie de pautas para trabajar en casa y en la escuela. Por suerte, la escuela nos ha dado mucho apoyo y hoy en día nuestra hija estudia segundo de la ESO. Está muy motivada y tiene ganas de llegar a la Universidad. No afirmaremos que ha sido fácil, pero con la ayuda de la logopeda, de los maestros y de nuestro apoyo incondicional, nuestra hija es hoy en día una adolescente feliz.

HABLA EL ESPECIALISTA:

Muchos alumnos tienen dificultades para comprender el significado de un texto a pesar de tener una buena comprensión lectora. Esto es debido a sus dificultades decodificadoras. Otros presentan graves problemas ortográficos.
Según las estadísticas, la dislexia afecta entre un 10 y un 15 % de la población escolar y adulta. Hasta el 80% del fracaso escolar está relacionado con la dislexia. A menudo se detecta cuando la vida escolar del niño ya es caótica.
Muchos son los signos que pueden advertir los padres y profesionales del mundo de la educación de que hay que consultar con un logopeda o psicólogo.

SIGNOS DE ALARMA

  • Historia familiar de problemas disléxicosy de aprendizaje (padres, hermanos, otros familiares).
  • Retraso al aprender a hablar con claridad.
  • Confusiones en la pronunciación de palabras que se asemejan por su fonética.
  • Carencia de habilidad para recordar el nombre de series de cosas, por ejemplo, los colores.
  • Confusión en el vocabulario que tiene que ver con la orientación espacial. (arriba- abajo, encima-debajo, etc...).
  • Particular dificultad para aprender a leer y escribir.
  • Dificultades para distinguir la izquierda de la derecha.
  • Dificultades para aprender el alfabeto, las mesas de multiplicar y en general retener secuencias como los días de la semana, los meses del año, las estaciones del año, los nombres de los dedos de la mano, etc…
  • Continuados errores de lectura.
  • Forma extraña de escribir, con omisiones de letras o alteraciones de la orden de las mismas.
  • Se defienden con la mecánica de las operaciones aritméticas, pero no entienden los problemas matemáticos.
  • Dificultadpara copiar cuidadosamente de la pizarra y/ o del libro.
  • Problemas de comprensión del lenguaje oral e impreso.
  • Dificultad en el aprendizaje de las lenguas extranjeras.
  • Desorganización a casa y en la escuela
  • Aparición de conductas disruptivaso inhibición progresiva.
  • Baja autoestima.
  • Problemas de memoria a corto plazo
  • Problemas de atención.
  • A veces depresión.

Recomendaciones para padres:

El papel más importante que deben cumplir los padres de niños disléxicos debe ser el apoyo emocional y social. El niño debe saber que los padres comprenden sus dificultades de aprendizaje. Esto incluirá tener que dar explicaciones sobre sus dificultades disléxicas con frecuencia.

Es importante recordarle y manifestarle que se le quiere y evitar al máximo la ansiedad y la preocupación del niño.

El colegio també juega un papel muy importante en el tratamiento de la dislexia..

http://www.disfam.org/videos/

Recomendaciones para docentes:

  • Asegurarse de que el niño ha entendido las tareas. Si es necesario se le deberán leer los enunciados en voz alta.
  • Toda la información nueva debe repetirse varias veces debido a que las dificultades de atención y de memoria de trabajo suelen estar asociadas a la dislexia.
  • Se le debe proporcionar tiempo extra para organizar sus pensamientos y acabar sus tareas. Los disléxicos acostumbran a tener dificultades para copiar de la pizarra.
  • Si lee para practicar la lectura es necesario asegurarse que dichas lecturas están al nivel de su aptitud lectora de cada momento.
  • Se debe evitar la corrección sistemática de todos los errores ortográficos. Se debe insistir en aquellos que se estén trabajando en cada momento.
  • Se le debe ayudar a aprender de la mejor manera que le sea posible con material alternativo a la lectura y a la escritura: ordenadores, calculadoras, tablas de multiplicar, audiolibros…

https://autismodiario.org/2016/12/21/dytective-una-app-gratuita-deteccion-la-dislexia/

http://blog.tiching.com/11-geniales-apps-para-trabajar-la-dislexia-en-ios/

http://www.educaciontrespuntocero.com/accesibilidad/apps-alumnos-dificultades-especificas-aprendizaje-dea/25080.html

Muchos disléxicos han podido superar los primeros años de escolaridad con éxito gracias a unos padres y profesores comprensivos y pacientes.

 

Lidia Arroyo Navajas, profesor Máster Universitario en Necesidades Educativas Especiales y Atención Temprana´´