Selecciona tu país

El tema del bullying o acoso escolar no es un juego ni una broma. Las heridas producidas en la víctima, en su mayoría psicológicas, pueden tardar en sanarse muchos años e incluso perdurar durante toda la vida. Por esta razón, es muy importante que padres y profesores estén muy atentos a la vida escolar de los hijos, y sus relaciones con los compañeros, manteniendo con ellos una comunicación de confianza y cercana.

Una cuestión especialmente preocupante es que los casos de violencia se están dando cada vez más entre alumnos de primaria, siendo quinto y sexto los cursos más conflictivos, es decir, entre los 8 y 10 años de edad. Se estima que dos de cada diez alumnos sufren algún tipo de acoso en el colegio.

 

competencias_fracaso-escolar1-1024x682

 

Consecuencias del acoso escolar

Como hemos comentado, el acoso escolar puede tener graves y duraderas consecuencias, especialmente si se da en edades muy tempranas. Estos son  algunas de ellas:

  • Baja autoestima. Las víctimas de acoso comienzan a tener una imagen dañada de sí mismos.
  • Depresión. Los niños se sientan mal, lo que les lleva a alejarse y desconfiar de los demás, encerrándose cada vez más en ellos mismo. Esta situación puede acarrear mucho estrés, ansiedad, nerviosismo, problemas de concentración y hasta pensamientos de suicidio.
  • Pasividad. Los niños adquieren una actitud pasiva y apática. Parece no importarles nada ni nadie y hasta se creen culpables y responsables de lo que les está ocurriendo.
  • Trastornos emocionales. Los alumnos acosados suelen presentar cambios de estado de ánimo constantes, así como pesadillas, terrores nocturnos, etc.
  • Fracaso escolar. Los niños acosados tienen problemas de concentración y pueden llegar a perder  interés por los estudios e incluso  negarse a ir al colegio.
  • Fobias. Las víctimas de acoso pueden llegar a adquirir miedos a todo lo que suponga estar en contacto con otras personas: salir de casa, ir a fiestas de cumpleaños, dormir solos, etc.

Descarga nuestra guía gratuita: Resolución de conflictos en la escuela

 Como prevenir  el acoso escolar

Se debe partir de la base de que la detección del bullying es complicada porque, desafortunadamente, el acoso casi siempre se lleva a cabo lejos de la vigilancia y mirada de los adultos: pasillos, lavabos, el recreo, inmediaciones del centro escolar y en los últimos años a través de Internet y las redes sociales, es lo que se conoce como ciberbullying.

No obstante, el acoso escolar no es invisible, por lo que padres, profesores y los propios alumnos han de estar muy atentos a los síntomas que nos pueden hacer sospechar de su presencia: como el excesivo nerviosismo o ansiedad por parte de la víctima, su negativa a ir al colegio, síntomas psicosomáticos (frecuentes dolores de cabeza o de barriga) o un abrupto y difícilmente explicable descenso de su rendimiento académico.

Una mayor implicación de los padres en la vida escolar, el fomento del diálogo y del trabajo en equipo y las acciones enfocadas a subir la autoestima del colectivo de alumnos son las principales líneas de actuación recomendadas por los expertos para reducir la violencia escolar.  

 

Ebook GRATIS: Nutricion

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia