Selecciona tu país

Cada vez son más los institutos y  facultades que han eliminado de sus calendarios las convocatorias de septiembre estableciéndolas en el mes de julio, aunque todavía son muchos los jóvenes que no se libran de pasar el verano estudiando para recuperar las asignaturas suspendidas en septiembre.

El principal problema de tener que recuperar en septiembre es que en la época estival la concentración y la productividad durante las horas de estudio pueden verse afectadas por el calor, un menor descanso, por los planes con los amigos o por las ganas de pasar más tiempo fuera de casa.

Claves para tener éxito en los exámenes de septiembre

El director de Proyectos y coach en la Escuela Europea de Coaching, Fernando Vargas y  la psicopedagoga y coach en Coaching&You, Miriam Sancho, ofrecen las claves superar con éxito los exámenes de septiembre .
Fernando Vargas aconseja «hacer una programación del verano, ajustando los días y las asignaturas a estudiar, para establecer un calendario con objetivos concretos, que sirva de referencia durante todo el periodo». El experto considera importante «establecer objetivos a corto plazo y alcanzables para ir generando la sensación de ir superando hitos».

Por su parte, Miriam Sancho señala que «lo principal es que el alumno decida el momento del día en el que estudia mejor». De esta manera, no lo verá como una obligación sino como un compromiso, porque lo ha elegido él y no se lo han impuesto desde fuera.

exámenes de recuperación

El director de Proyectos de la Escuela Europea de Coaching recuerda que «lo primero que se debe hacer es programar el día de estudio». En el momento de programar el día de estudio, «conviene empezar por las asignaturas o tareas más complicadas, de modo que para el final de la jornada, cuando empiezan a aparecer los síntomas de fatiga mental, las tareas sean más sencillas, sirviendo éstas como motivador para las primeras».

Además, ha asegurado que «el verano puede convertirse en una gran oportunidad para encontrar una forma eficaz de planificar el estudio para poder darle continuidad a lo largo del curso siguiente».

Vargas valora especialmente la importancia de incorporar premios a los que solo se tenga acceso si se cumplen los objetivos, de modo que se disfrute de ellos únicamente  «si se ha cumplido el objetivo del día y siempre tras la realización de las tareas planificadas»

Evitar las distracciones

Otro aspecto importantísimo es combatir las distracciones a toda costa. Miriam Sancho apunta que para «aprovechar el tiempo de estudio y lograr buenos resultados en septiembre es fundamental aprender a concentrarse, evitando distracciones como las que pueden provocar el uso del móvil, los ruidos o el exceso de calor».

Para Fernando Vargas también es primordial que el lugar de estudio «incite a la concentración y no ofrezca estímulos distractores». Además, recomienda asignarse tiempos, tanto para estar sentado delante de los libros como para descansar.

El control de la ansiedad

La preocupación de aprobar en septiembre y el hecho de tener que estudiar en los meses de vacaciones pueden provocar mucha ansiedad y estrés. Miriam Sancho expone que es importante «saber diferenciar entre preocuparse y ocuparse. La diferencia entre preocuparse y ocuparse está en el estado de ánimo que se genera en cada caso»

Asimismo, la coach asegura que para convertir las preocupaciones en ocupaciones y ver las situaciones de la vida como retos y no como problemas, «es necesario diseñar un buen planning que nos ayude a conseguir transformar las dificultades en oportunidades que se puedan transformar en acciones productivas».

 

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia