Selecciona tu país

El origen de la psicoterapia infantil se remonta a 1909, año en que Sigmund Freud publica el ensayo traducido al español como «La fobia de Juanito». En esta obra, el psicólogo austríaco nos presenta el caso de un niño que tiene un miedo irracional a que le muerda un caballo. De forma indirecta, a través de su padre, Freud analiza los temores del niño. Más tarde, Melaine Kline propuso la utilización del juego como sustitutivo de la verbalización en la terapia infantil. En 1977, Virginia Axline pone de moda la terapia conocida como salón de juegos, cuya variante introducida por Janes West y bautizada como pirámide de Maslow alcanzó mucho prestigio dos décadas después. Con el agotamiento de la terapia del juego, se desarrollan otros métodos, como el conocido como enfoque Gestalt.

Las aportaciones de Freud

A Sigmund Freud se le debe el haber puesto las bases científicas a la psicoterapia infantil, analizando problemas muy frecuentes en los niños como las fobias a la oscuridad y a algunos animales. El famoso psicólogo abordaba estos problemas teniendo en cuenta los distintos aspectos del desarrollo del niño e intentando llegar a la base del problema mediante un análisis psicológico profundo.

La terapia del juego como método de psicoterapia infantil

Como hemos señalado, psicólogos de la talla de Melaine Kline, Virginia Axline o James West han elaborado diferentes teorías y metodologías psicológicas basadas en las terapia del juego. Su éxito y profusa utilización por parte de muchos profesionales radica en que el juego es la manera natural de comunicación del niño, por lo que resulta muy eficiente en el tratamiento de una buena parte de los trastornos psicológicos de los pequeños, ya que muchas veces permite extraer mucho más información que la simple verbalización.

psicoterapia infantil

A través del juego, el chico expresa sus ansiedades y resuelve problemas personales, no solo del ámbito estrictamente personal, sino también del familiar, escolar y social.  El juego permite que el niño exprese y resuelva sus conflictos más profundos y promueve el crecimiento y desarrollo en lo cognitivo, así como la interacción apropiada con los semejantes. Es evidente que los  niños juegan como forma de comunicación, y la terapia del juego busca entender los mecanismos de estos para su aplicación al tratamiento de problemas psicológicos.

Aplicaciones de la terapia del juego

Las terapia del juego se ha mostrado efectiva en:

  • El aprendizaje de habilidades básicas en niños con dificultades cognitivas.
  • Liberación de exceso de actividad o energía.
  • Autocontrol, dominio de la situaciones.
  • Desarrollo de habilidades sociales.
  • Conocimiento del propio yo.
  • Resolución de problemas socioculturales.

El enfoque Gestalt

La conocida como terapia Gestalt es una evolución de la psicología infantil hacia una concepción completa e integral del desarrollo emocional, psíquico e intelectual del niño, tomando y considerando como un todo los factores sensoriales, afectivos, intelectuales, sociales e intelectuales. Las implicación y participación del entorno familiar, social y de la escuela es fundamental en el proceso.

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia