Enrique Pascual Pons
Expertos VIU

Expertos VIU | Libros, librerías y lectores: Presente y futuro

 

Oír hablar a Enrique Pascual Pons inspira. Su amor por los libros, la lectura, los lectores y todo lo que concierne al mundo editorial; unida al enciclopédico conocimiento que tiene del sector, y la pasión y convicción que transmite cuando habla de su presente y futuro resultan cautivantes. Pascual Pons es licenciado en derecho de formación, pero su actividad profesional ha sido dedicada por completo al mundo de los libros, específicamente desde Librerías Marcial Pons, donde ha ejercido diversos cargos, ocupando a día de hoy el de director. Además, es presidente del Gremio de Libreros de Madrid y docente en el Máster en Edición y Gestión Editorial con Grupo Planeta de VIU.

Para conocer un poco más sobre su visión del presente y futuro de las librerías y el sector editorial en general, y sus consejos para quienes quieran dedicarse profesionalmente al sector, le realizamos la siguiente entrevista.

¿Nos puedes contar un poco sobre ti? Eres licenciado en derecho, pero has desarrollado toda tu carrera profesional en el sector editorial, específicamente el de las librerías ¿Cómo llegas a este mundo?

Pertenezco a la “tercera generación Marcial Pons” de libreros y editores. Mis abuelos se conocieron en una librería en los años 40 en Madrid y decidieron montar la suya propia, pero es que mis padres también se conocieron en la librería que habían abierto mis abuelos; digamos que, aunque yo me empeñara en ser abogado, la fuerza del destino fue mucho más persistente. Desde que soy un niño he estado ayudando a mi familia en la librería y me he criado en un entorno en el que no se hablaba de otra cosa, podemos decir que es mi entorno natural.

Enrique Pascual Pons

Enrique Pascual Pons (foto cortesía de Publish News)

Después del desierto provocado por el COVID ¿Cómo ha sido la recuperación de las librerías? ¿Podemos hablar de una vuelta a la ‘normalidad’?

Se puede hablar no sólo de vuelta a la normalidad, sino de cierto resurgimiento de nuestra actividad. Con la pandemia muchos lectores se dieron cuenta de lo necesarios que eran los libros y sus libreros cercanos. Desde el primer momento notamos un apoyo muy sincero de nuestros clientes que nos pedían que resistiéramos y que serían los primeros en hacer cola para volver a entrar a vernos. El primer cliente que entró en nuestra librería una vez que pudimos volver a abrir tiene 93 años y nada más entrar dijo: “ya puedo volver a respirar” Yo ya lo intuía, pero es en los momentos difíciles en los que se da uno cuenta de que una librería va mucho más allá de un espacio físico en el que se despachan libros.

En este mismo contexto ¿Hay cambios generados por la pandemia que crees que se van a mantener o incluso intensificar de cara al futuro?

Hay dinámicas de venta y promoción de los libros que cambiaron durante la pandemia y que han venido para quedarse. Muchos clientes descubrieron que podían pedir los libros por la página web de su librería o a través de www.todostuslibros.com y aunque ahora puedan venir a visitarnos, si tienen cierta urgencia, compran a distancia. También la retransmisión en directo de los eventos de las librerías ha sido otro avance que no va a desaparecer. El streaming de las actividades de la librería o la recomendación de libros a través de Instagram, Tik-Tok u otras redes sociales se potenciaron durante la pandemia, pero ahora se entienden como normales en nuestro quehacer diario.

"No podemos seguir pensando en las librerías como sitios arcaicos y anticuados, somos establecimientos punteros tecnológicamente y podemos competir con las plataformas de comercio electrónico"

En diversas instancias, como el XXV Congreso de Librerías, has señado que las librerías híbridas son el futuro ¿Nos puedes elaborar un poco sobre este concepto?

En el campo del retail se habla de que el futuro pasa por el phygital, que es sencillamente la unión entre lo físico y lo digital en un mismo espacio. El concepto de “librería híbrida” viene a sustituir al clásico de “librería física”, pues los espacios de librería ponen en valor no solo la parte más importante de nuestra actividad que es la selección y la recomendación, sino que además ofrecen, como hemos comentado, multitud de herramientas digitales de venta y promoción que nos acercan más aún al consumidor actual. En estos momentos el catálogo de las librerías independientes está permanentemente geolicalizable, un cliente puede desde su teléfono conocer en qué librería más cercana a donde se encuentra, está el libro que busca. No podemos seguir pensando en las librerías como sitios arcaicos y anticuados, somos establecimientos punteros tecnológicamente y podemos competir con las plataformas de comercio electrónico que parecen siempre las más modernas.

¿Qué aconsejarías a alguien que quiera hacer carrera en el mundo editorial? ¿Qué estudiar? ¿En qué roles laborales se puede desempeñar?

El mundo editorial es muy diverso y vocacional. Todos los años surgen nuevos proyectos editoriales y nuevas librerías impulsadas por gente que, en muchos casos, vienen de otras profesiones y se embarcan en esta aventura por un amor incondicional al libro. Es muy necesario tener una buena base de conocimientos del sector, para ello la formación reglada, como la que se imparte en el Máster de VIU es fundamental, no se puede saltar al vacío sin red. Nuestra industria es compleja y particular en muchos aspectos, cuestiones como el precio fijo de los libros o el derecho de devolución, no se dan en muchos otros sectores y son determinantes a la hora de emprender cualquier proyecto.

"Una librería es “una idea en el tiempo”que refleja el trabajo diario de selección del librero buscando siempre los mejores libros para sus clientes. No hay dos librerías iguales, pues las conforman personas: libreros + lectores"

Si tuvieras que describirle una librería a alguien que nunca haya conocido una ni sepa lo que es ¿Cómo lo harías?

Una librería es “una idea en el tiempo”, es un espacio único que refleja el trabajo diario de selección del librero buscando siempre los mejores libros para sus clientes. Por eso no hay dos librerías iguales, pues las conforman personas: libreros + lectores. En el resurgir americano de la cadena de librerías Barnes & Noble, que ha anunciado que este año abrirá más espacios de librería de los que cierra, tiene mucho que ver la estrategia de su jefe James Daunt de dar mucho más protagonismo a los libreros a la hora de conformar el catálogo de cada librería y mucho menos a los datos y algoritmos. De hecho, muchos de los espacios que va a abrir la cadena será en los que ha dejado libres Amazon, que decidió cerrar todas las “librerías” físicas que había abierto, y que centraban su oferta en su análisis de los datos de los gustos y compras de los clientes en su plataforma electrónica.

A pesar de la enorme oferta de opciones que compiten por nuestra breve atención y escaso tiempo libre, el libro sigue siendo una de nuestras opciones favoritas de entretenimiento ¿Qué lo hace un medio tan especial, capaz de ocupar un sitio protagónico en nuestro panteón de consumo cultural durante más de 5 siglos?

El libro es un objeto único pues permite un diálogo personal y desconectado entre el lector y el autor. Cada lector lee un libro diferente, incluso cuando releemos experimentamos sensaciones distintas a las de la primera vez. Leemos todos los días multitud de textos, pero el acto de desconectarnos de todo y abrir las páginas de un libro es algo único y como he dicho irrepetible, el que lo experimenta es muy difícil que lo abandone. A todos los que auguran un futuro poco prometedor al libro les invito a que visiten la Feria del Libro de Madrid un domingo por la mañana. Es en eventos populares de esta envergadura en los que se da uno cuenta del impacto social que tiene el libro, y no es algo generacional, las mayores colas de lectores son las que forma el público adolescente.

Emilio Vivallo VIU
Emilio Vivallo-Ehijo

Equipo de Comunicación de la Universidad Internacional de Valencia.