Qué es la masterización

Todo lo que debes saber sobre la masterización musical y de sonido

Equipo de Expertos en Artes y Humanidades

¿Has pensado en dedicarte a la masterización? Quizás te interese este campo pero no conoces del todo de qué se trata, así que sigue leyendo esta entrada. Piensa en ritmo, armonía, música y todas las emociones que despierta un buen sonido.

¿Por qué dedicarse a la musicología?

La carrera de Musicología desde siempre ha tenido la ventaja de que permite su adaptación a cualquier contexto, y la posibilidad de desempeñarse profesionalmente en casi cualquier campo. Ahora, con la popularidad del estudio y el trabajo remoto, se ha ampliado la posibilidad de ejercer e incluso formarse desde casi cualquier parte del mundo. Dentro de este amplio abanico laboral, la mezcla y masterización encabezan las listas de las opciones más buscadas para formarse sin necesidad de presencialidad.

Pregrado en Musicología

¿Dónde se puede estudiar masterización?

Si tu objetivo es dedicarte a la masterización online y estás buscando estudiar virtual en Ecuador una carrera musical para ejercer desde cualquier lugar, es importante que conozcas algunos de los conceptos más básicos.

¿Qué es mezcla y en qué se distingue de la masterización?

Antes de explicar la diferencia entre mezcla y masterización es crucial aclarar los dos puntos diferenciadores de estas dos técnicas. Ambos procesos suelen ser tomados como un arreglo sonoro en un mismo formato de audio. Para empezar, un proceso de producción de sonido general está compuesto por tres etapas principales: edición de audio, mezcla y masterización; todos aplicados en este mismo orden.

Maestría Oficial en Composición Musical

Edición de audio

Aquí estamos hablando de la edición directa de cada uno de los clips de audio que tengamos en un software de edición de sonido. Existen diferentes versiones de cada uno de ellos, algunos de los más conocidos pertenecen a la Suite de Adobe que viene disponible para cualquier dispositivo. Pero existen muchos programas en el mercado que ofrecen diferentes funciones de arreglo más allá del corte y manipulación de una pista de audio.

Todos estos conocimientos están a la mano en instituciones en línea, como la Universidad Internacional de Valencia, en su programa de pregrado en musicología. ¡Dale un vistazo!

Conceptos básicos de la edición

  • Amplitud: Hace referencia a las crestas y los picos que tiene la onda de sonido, normalmente, se mide en decibeles (db). Durante este proceso es importante nivelar dichos decibeles para que lleguen a un espectro saludable y agradable al oído humano. Una amplitud por encima de los 85 db puede ser perjudicial para el oído. A mayor amplitud, son más altos los picos y valles de la onda.
  • Frecuencia: Es el número de oscilaciones por segundo. A mayor frecuencia, mayor es la calidad del audio.
  • Espectro: Se refiere a las intensidades de sonido con las que podemos trabajar. Hay un rango de secuencias que es audible para los seres humanos. En este caso, hay determinadas frecuencias dentro de la edición que, si se encuentran fuera de estos rangos, pueden ser eliminadas.
  • Canales: Expresan la cantidad de fuentes sonoras que existen dentro de un programa de audio. Hay canales mono y estéreo.

¿Qué es una mezcla?

La mezcla es una de las etapas que pertenecen a este proceso de producción musical y se trabaja en cada una de las pistas existentes. Este es el paso que precede a la grabación de la pista y posterior edición. Una tendencia muy común con respecto a la definición de mezcla es simplificarla a un solo proceso de mejora de audio. Todo esto se lleva a cabo para conseguir un resultado armónico.

El proceso de mezcla solía hacerse a la par de la grabación. Es decir, cada pista o cada instrumento era grabado y, dependiendo de los equipos disponibles, se mezclaban los canales diferentes en tiempo real. Esto ha cambiado un poco porque la tecnología nos permite efectuar la grabación de cada una de las pistas, voces o instrumentos por separado.

Para resumir, la mezcla es esta etapa en la que son mezclados todos los elementos para lograr un balance sonoro adecuado, bien sea en la representación de la frecuencia, los niveles, y la distribución de la panorámica para aprovechar el uso del estéreo.

El resultado final de toda esta combinación de elementos y procesos es una mezcla armónica, que representa un perfecto equilibrio entre voz, instrumentos, pistas sonoras, volúmenes, etc. Para poder lograr una perfección audible, se aplican diferentes procesos en un orden específico.

Pasos para una mezcla armónica

  • Ecualización: Es un proceso que se realiza gracias a un ecualizador que permite nivelar cada una de las frecuencias que tenemos. Es aquí donde podemos modificar, además de la frecuencia y la ganancia, el ancho de banda de la pista.
  • Efectos de sonido: Dependen mucho de la intención que tenga el productor con respecto a la mezcla. La reverberación, por ejemplo, ayuda a cambiar el ambiente musical, el vibrato y el retraso.
  • Compresión: Mantiene el rango dinámico dentro de un umbral tolerable para evitar la distorsión del sonido y el ruido.

Los editores de audio varían dependiendo del grado de complicación, así como del software que se tenga a la mano y el tipo de equipo en que se vaya a instalar. Existe una gran variedad de programas en el mercado, que se ajustan a las necesidades de cada usuario. Los más comunes son Pro Tools, Cubase, Logic Pro, Audition, Fl Studio y Sonar. Aunque existen muchos otros más, estos son de los más comunes de la industria, ya que ofrecen herramientas para grabar, editar y mezclar. En definitiva, son imprescindibles en un estudio de grabación.

Maestría Oficial en Interpretación e Investigación Musical

Entonces, ¿qué es masterización?

Entrados en este punto, es mucho más fácil entender en que consiste la masterización. Pero antes de proceder con su definición, es importante aclarar que dicha disciplina requiere mayor conocimiento del campo. Para lo anterior se requiere una Maestría Oficial en Composición Musical que, además, forma parte del grupo de maestrías virtuales.

Este viene siendo el último paso del trabajo creativo dentro de una producción musical con la pista ya exportada en un formato sin compresión (por ejemplo, WAV) para lograr darle unos toques finales. Luego viene la parte de equilibrar cada uno de los elementos para obtener un buen resultado y que se pueda reproducir en todo tipo de sistema reproductor y formato.

El resultado final es un archivo maestro, del que se pueden sacar diferentes copias y cuya calidad será superior y podrá ser reproducido en cualquier lugar. Esto significa que puede ser reproducido en un celular, un equipo de sonido convencional o un sistema mucho más avanzado. Asimismo, su calidad en cuanto al formato no cambia si lo reproduces en un CD o un servicio digital de streaming como, por ejemplo, Spotify. También es utilizado para mejorar e igualar la sensación audible de varios tracks dentro de un mismo proyecto.

La masterización, siendo el paso final, es precisamente el más complicado, se requiere un mayor nivel de conocimiento. Muchas personas que no estudian música prefieren consultar con profesionales para que mastericen sus piezas. Con la aparición de nuevos formatos, desde los CD hasta los servicios de streaming, se hizo cada vez más necesario mejorar los procesos de masterización para que la música se adapte a cada uno de ellos, exigiendo un trabajo cada vez más prolijo y de mayor calidad.

Hoy en día, para este trabajo, hay estudios completos, junto con equipos de ingenieros y la mejor tecnología, que permitirá almacenar la obra musical sin alterar su calidad. El enfoque de las producciones musicales se da en función de tres formatos específicos de almacenamiento y reproducción, CD, vinilos y plataformas digitales.

Fases de la masterización

  • Balance espectral: Puede usarse para ajustar la compresión.
  • Sonoridad: Entendida como la intensidad en que el oído humano puede percibir un sonido.
  • Micro y macro dinámica: Que se resume al cambio de nivel señal de acuerdo a ciertos periodos de tiempo.
  • Orden del disco: Es la organización de los tracks, uno a uno, respondiendo al sentido que el productor o artista le quiere dar a su disco.
  • Corrección de errores: Como espacios en silencio, cortes, y otros arreglos básicos.
  • Espaciado de canciones: Se refiere al lapso entre cada track, el tiempo en segundos con silencio que corta una canción con la otra.
  • Fundidos de entrada y salida (fase in o fade out): Es la variación del volumen en una pista cuando está iniciando o terminando.
  • Restauración.

Entre todos estos elementos que interfieren en el proceso de una producción musical, la mezcla y, especialmente, la masterización, requieren un aporte de creatividad y conocimientos. Tanto las técnicas como los estudios y cadenas de masterización son tan únicos como cada profesional dedicado a este arte.

Asimismo, la industria musical, al estar en constante avance y evolución, esta área se presenta como un paso imprescindible para lograr mejoría y calidad. Lo cual supone una gran ventaja a todos los profesionales dedicados a la producción musical. Si lo tuyo es la música, la producción y las mezclas, no tienes mucho más qué pensar, mejor pregúntate ¿qué estás esperando para tomar la decisión de estudiar ya?

Artículos destacados

No se encontró resultado

Solicitar información

Universitat Internacional Valenciana - Valencian International University S.L.U., tratará sus datos personales para contactarle e informarle del programa seleccionado de cara a las dos próximas convocatorias del mismo, siendo eliminados una vez facilitada dicha información y/o transcurridas las citadas convocatorias.

Ud. podrá ejercer los derechos de acceso, supresión, rectificación, oposición, limitación y portabilidad, mediante carta a Universitat Internacional Valenciana - Valencian International University S.L.U. - Apartado de Correos 221 de Barcelona, o remitiendo un email a [email protected]. Asimismo, cuando lo considere oportuno podrá presentar una reclamación ante la Agencia Española de protección de datos.

Podrá ponerse en contacto con nuestro Delegado de Protección de Datos mediante escrito dirigido a [email protected] o a Grupo Planeta, At.: Delegado de Protección de Datos, Avda. Diagonal 662-664, 08034 Barcelona.