Selecciona tu país

Para hablar de demencia senil tipos y características más comunes siempre hay que comenzar con una aclaración: demencia senil es un término en desuso entre profesionales. Sin embargo, sigue siendo muy empleando por la población general, de ahí que en textos divulgativos se mantiene su uso.

Descarga nuestra guía gratuita: Tecnología y salud. Las 10 tendencias que definirán el futuro del sector sanitario

Demencia senil hace referencia a la demencia que surge en los adultos mayores, que es el segmento poblacional más afectado por esta condición. Sin embargo, miles de personas menores de 65 años desarrollan demencia y eso es algo que no debe ser pasado por alto.  

¿Qué es la demencia?

La demencia es una condición que resulta del deterioro del funcionamiento cognitivo a grado tal que impide el normal desarrollo en la vida diaria. Una persona tiene demencia cuando sus problemas de memoria, atención, lenguaje, etc., hacen imposible que pueda vivir de forma independiente sin ayuda de los demás. La demencia no es una enfermedad en sí, sino un conjunto de síntomas que sí tienen en su origen una enfermedad. Una forma de clasificar los tipos de demencia senil es precisamente hacerlo en función de su etiopatogenia.  

Demencia senil tipos fundamentales

Demencia probable debido a la enfermedad de Alzheimer

La enfermedad de Alzheimer es la primera causa de demencia en el mundo. Es una enfermedad neurodegenerativa que comienza afectando procesos como la memoria y la orientación espacial, pero que eventualmente termina por deteriorar de forma extrema todo el funcionamiento cognitivo y las habilidades de la vida diaria. En la actualidad el alzhéimer no tiene cura, aunque sí hay en el mercado tratamientos farmacológicos sintomáticos de limitado alcance. Desde el punto de vista no farmacológico las opciones terapéuticas son más amplias, un área de gran desarrollo en la actualidad.

Demencia vascular

El tipo de demencia senil que surge como resultado del daño vascular al cerebro se lo conoce como demencia vascular y es la segunda causa de demencia en el mundo. Ese daño puede ser el resultado de un ictus, de microinfartos o de la diabetes, por ejemplo. La demencia vascular tiene una sintomatología menos definida que el alzhéimer. No siempre la memoria está afectada, pero el funcionamiento ejecutivo se daña antes que en el alzhéimer. Esta forma de demencia senil tampoco tiene cura, pero la prevención de nuevas afectaciones vasculares es clave para limitar su progresión.

Demencia con cuerpos de Lewy

La demencia con cuerpos de Lewy es el resultado de otra enfermedad neurodegenerativa, la enfermedad por cuerpos de Lewy, que tiene una causa desconocida y cursa con la acumulación anormal de una proteína en el cerebro de los enfermos. Esta demencia también suele aparecer en las personas con enfermedad de Parkinson. Los síntomas más característicos son alucinaciones, fluctuaciones cognitivas y parkinsonismo. Tampoco tiene cura y el tratamiento depende en buena medida de los síntomas que predominen en el enfermo.  

Otros tipos de demencia senil

Existen decenas de causas de demencia, los tipos anteriores son los más comunes, pero lejos están de ser los únicos. A modo de ejemplo terminamos mencionando otras demencias menos frecuentes:

  • Demencia asociada a la enfermedad de Huntington
  • Demencia de origen metabólico
  • Demencia infecciosa
  • Demencia por encefalopatía traumática crónica

 

 

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia