Selecciona tu país

En el mundo moderno parece que todos vivieran en modo automático y lo único que importa es ser productivo para así alcanzar el éxito. Pero, ¿qué ocurre cuando por enfocarse sólo en la competitividad y los resultados se descuida lo más importante, la familia? La sociedad requiere personas formadas en valores e inteligencia emocional y para esto es necesario que exista una comunicación asertiva en la familia.

La comunicación es el centro para una buena relación entre padres, hijos y esposos. Aunque parece complicado, es más fácil de lo que se piensa encontrar este equilibrio en la familia y la comunicación asertiva es el secreto. 

¿Comunicación asertiva en la familia?

La comunicación asertiva en la familia es la virtud de expresarse en libertad y honestidad dentro del ambiente familiar respetando los derechos personales de todos sus miembros sin buscar herir o intimidar, es decir, actuando desde un estado interior de confianza.

Descarga nuestra guía gratuita: Las áreas de la psicología y la aplicación de las nuevas tecnologías

Esto se alcanza mediante el diálogo asertivo donde prima la empatía. En este tipo de comunicación se brinda un mensaje claro y contundente, pero abierto a  puntos de vista y pensamientos diferentes, con un profundo sentido humano. 

Al existir una verdadera comprensión entre los familiares se mantiene una relación estable y duradera. Esta sana comunicación trae como resultado vínculos sanos, respeto, afecto, cariño y compañerismo en las diversas relaciones al interior de una familia.

La comunicación asertiva en la familia es la comunicación más saludable

Si bien la comunicación asertiva es la mejor para las familias, son tres los principales tipos de comunicación:

Comunicación pasiva: En este estilo de comunicación mayormente uno de los miembros actúa sumiso, no expresa opiniones e inquietudes, y si habla lo hace en un tono bajo. Este tipo de relación genera desigualdad y desventaja ante el otro miembro de la familia. Crea sentimientos de baja autoestima y vínculos afectivos tóxicos. 

Comunicación agresiva: Este estilo de comunicación transgrede los derechos de los otros miembros para imponer mi opinión o pensamiento. Se compone por mensajes confusos y agresivos como gritos, regaños, insultos, e incluso en casos extremos, agresiones físicas. Genera distanciamiento emocional entre los familiares y resentimiento. Es una manifestación de violencia emocional, por lo que no es sana en absoluto.

Comunicación asertiva: Este estilo es el más sano y recomendable, porque involucra diálogo, respeto y negociación. Ayuda a fortificar las relaciones familiares y refuerza la autoestima. 

Beneficios de la comunicación asertiva en el núcleo familiar

Alcanzar una comunicación asertiva en la familia repercutirá de manera óptima en la salud emocional y mental, así como también fortalecerá las relaciones entre los miembros familiares y permitirá ver la realidad claramente. Algunos beneficios o consecuencias positivas son:

  • Disminución del estrés.
  •  Perfeccionamiento de habilidades sociales y personales.
  • Reducción de conflictos.
  • Sentimiento de pertenencia y buen trabajo en equipo
  • Manejo de los impulsos y enojo.
  • Autoestima sana.
  • Prepara a los niños sanamente para la adultez.
  • Comprensión profunda de las emociones.
  • Mayor respeto por uno mismo y los demás.
  • Mejora en la toma de decisiones.
  • Mayor satisfacción personal.

7 Secretos para integrar la comunicación asertiva en la familia

La asertividad es una habilidad grupal de gran valor para la familia, y como toda habilidad, requiere ser reforzada para un mejor aprendizaje grupal. A continuación, una guía breve para este proceso:
 

1. Realizar tareas Concretas

Es básico comunicar a los hijos qué normas y responsabilidades se deben cumplir en casa. Estas tareas deben ser asignadas por los padres según la edad y desenvolvimiento del hijo. Hay que ser exigentes y comprensivos con los niños.
 

2. Tomar decisiones como familia 

Se recomienda tomar decisiones de forma consensuada con todos los miembros de la familia. Para esto una lluvia de ideas o brainstorming es muy útil porque permite la comunicación horizontal entre hijos y papás. Cada familiar evalúa una posible  decisión, y menciona tanto los pros como los contras según su perspectiva.
 

Se solicita la opinión de cada miembro de la familia, y se les pide evaluar la decisión, señalando sus pros y contras de manera activa.

3. Pedir consejos y sugerencias entre familiares

Un ambiente de respeto permite que los integrantes de la familia se expresen libremente, que se sientan acogidos. Por eso, al dar un consejo, hacer un pedido o brindar sugerencias, se debe realizar con un trato muy humano y empático.

4. Cuidar el lenguaje no verbal

Las palabras precisas no son suficientes para comunicar los pensamientos con asertividad, también se necesita del correcto tono de voz y la postura corporal al momento de hablar. De esta forma, se evitará la ambigüedad en el mensaje. 

5. Mostrarse coherentes en palabras y actos

Toda actitud y decisión tomada por la familia debe ir de la mano con lo que se expresa verbalmente. Si se comunica una cosa y se termina haciendo otra cosa, se resta valor a las palabras y eso podría dañar la confianza entre familiares.

6. Ser empáticos

La empatía es el ingrediente que permite conectar con los deseos de los otros miembros de la familia. Contrario a lo que algunos piensan, la empatía no se trata de estar de acuerdo con todo lo que el otro piensa o con renunciar a los propios ideales, más bien se trata de ponerse en los zapatos de los otros familiares y entender su opinión o pensamiento aunque no se comulgue con este, sin juzgar o expresar crítica.

Así se logra mostrar interés y hacer sentir valorado a los demás en la familia.
 

7. Reconocer con humildad los errores

Aceptar con humildad los propios errores, y al reconocerlos, los hijos también aprender a sobreponerse a la adversidad.Tener en cuenta que nadie es perfecto, todos cometemos errores y aprender a reconocerlos enseña a los hijos a sobreponerse a la adversidad. Es de suma importancia mostrarse tal cual uno es, con los defectos y virtudes, de esta forma los hijos aprenden estrategias para reducir el estrés y mejoran en su tolerancia a la frustración.

Las técnicas de comunicación asertiva en la familia son el mejor camino para fortalecer los vínculos entre sus integrantes. Asimismo, beneficiará el crecimiento laboral y social de todos los familiares.

 

Ebook GRATIS: Psicología

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia