Selecciona tu país

Se cree que sólo las gigantescas multinacionales son las únicas compañías que pueden y deben invertir millonarios presupuestos para tener una campaña publicitaria exitosa. Sin embargo, el internet ha dado una gran oportunidad a la pequeña y mediana empresa (pymes) para alcanzar un crecimiento mucho mayor que en medios tradicionales como la radio o la televisión. Para lograr estos resultados es importante resaltar los valores de la marca en la campaña publicitaria y no tomarlo a la ligera. 

¿Publicidad con foco?

En comunicación publicitaria lo más importante es tener las metas claras y aquellas empresas que tomaron en serio la promoción de su marca obtuvieron el triunfo aún en escenarios adversos. Por ello el anunciante necesita conocer los tres objetivos de la comunicación publicitaria para impactar en los públicos.

Descarga nuestra guía gratuita: Marketing, el futuro de muchas industrias

Los 3 objetivos principales de la publicidad 

La publicidad está enfocada a lograr objetivos del sistema de comunicaciones del marketing, es decir, busca la consolidación de la demanda y la promoción de ventas. En el proceso comercialización se identifican los siguientes tres objetivos publicitarios:  

Informar: Consiste en dar a conocer el producto o servicio al público objetivo y motivar a la compra, es decir, crear una demanda primaria. De esta manera, los consumidores potenciales identifican la nueva oferta en el mercado.

Persuadir: En este punto el público objetivo prefiere el producto o servicio anunciado por encima de la competencia, ya que está convenido por su ventaja diferencial. La función principal de esta etapa es estimular a la acción, crear la necesidad de comprar el producto o servicio. Para lograr el efecto deseado es importante combinar argumentos racionales e irracionales en el mensaje publicitario y así generar impacto.

Recordar: Permite mantener el conocimiento y el interés del público objetivo en el producto o servicio anunciado. Ya que muchos consumidores adquirieron el artículo de forma espontánea o inesperada, realmente conocen la ventaja diferencial del mismo, por lo que es primordial usar un lenguaje recordatorio que influya en ellos y los lleve a escoger nuevamente el artículo anunciado. Este objetivo publicitario posee un enfoque limitado porque se dirige sólo a los consumidores que ya probaron el producto o servicio.

Ciclo de vida del producto en la campaña publicitaria

La publicidad debe ser elástica y adaptarse tanto a la demanda como a la situación competitiva, pero también debe ceñirse a objetivos específicos según la fase del ciclo de vida en que se encuentre:

Introducción

Se debe dar a conocer sobre la existencia del producto, así como sus cualidades tangibles e intangibles más resaltantes. Asimismo, atraer distribuidores y estimar la demanda facilitará la prueba del producto y su aceptación en el mercado.

Crecimiento

Se busca estimular la demanda en el público objetivo y el crecimiento en el mercado posicionando el producto o servicio frente a los principales competidores.

Madurez

Requiere potenciar la demanda específica y así abrir nuevos mercados potenciales. No sólo se busca fidelizar a los actuales clientes recordándoles los beneficios del producto o servicio, sino también perseguir ganancias en la cuota de mercado quitando clientes a la competencia. 

Declive

Se debe crear la sensación de oportunidad y apuntar a los cambios positivos tanto en las políticas de precios como en la fidelidad de la marca. Apuntar a una transformación integral de la marca para que la campaña publicitaria sea una inversión y no un gasto.
 

¿Cómo aplicar los objetivos de publicidad con efectividad?

No basta con saber cuáles son los objetivos publicitarios, también hay que aplicar estratégicamente los siguientes elementos:

Coherencia

Acción publicitaria y el objetivo empresarial deben ir de la mano.La coherencia de la acción publicitaria con el objetivo empresarial es fundamental, no son negociables las discrepancias. También es muy útil poner un nombre atractivo conforme a los factores psicológicos del consumidor para alcanzar los objetivos de marca. En pocas palabras, si se busca obtener una campaña publicitaria exitosa estos dos objetivos deben estar en sintonía. 

Público objetivo

Para que el mensaje de la campaña publicitaria tenga éxito, primero se debe tener claro cuál es el objetivo publicitario de marca, sino el esfuerzo será en vano y la inversión una pérdida. Conocer la etapa de vida del producto ayudará a decidir mejor las estrategias para la promoción del mismo. Para seleccionar con precisión al público objetivo, se debe conocer los factores demográficos y el estilo de vida del grupo de personas que consumen productos similares al ofrecido por la empresa. Finalmente se puede proceder a una buena segmentación de mercado. 

Ebook GRATIS: Marketing

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia