Selecciona tu país

Todo negocio, independientemente de su tamaño, tiene una audiencia única. Es posible que pueda comunicarse con ellos con SEO y SEM. Las dos formas resultan igual de válidas, aunque los resultados dependen de los objetivos empresariales y las metas de marketing que se persigan.

Para algunas empresas, el SEO tiene mucho sentido mientras que PPC está fuera de discusión. También habrá quienes consideren que los beneficios de PPC están muy por encima de los resultados que se logran tras un prolongado esfuerzo SEO.

Descarga nuestra guía gratuita: Marketing, el futuro de muchas industrias

Tiempo, presupuesto, SEO y SEM

Una marca que busca generar clientes locales y no tiene prisa por hacerlo, podría plantearse construir y ejecutar una estrategia de SEO sólida, que, en el largo plazo, permitiría entregar excelentes resultados. Pero si es una empresa que compite con otras similares en el mercado global, entonces puede necesitar actuar en un espacio de tiempo más inmediato. El SEO no sería su mejor opción y lo recomendable sería invertir en anuncios PPC para obtener mejores resultados.

Al elegir entre SEO y SEM es esencial analizar los objetivos de marketing y el modo en que se correlacionan con las metas generales del negocio. Debe definirse una estrategia de marketing en línea que, aprovechando el método correcto, guíe a la marca hacia el lugar que aspira ocupar en la mente de los consumidores.

Es posible alcanzar un equilibrio entre SEO y SEM y, de hecho, es lo más recomendable, desde el punto de vista estratégico, si lo que se quiere es crear una fuerte presencia en línea y obtener mejores retornos, tanto a corto como a largo plazo.

Actuando de este modo, los esfuerzos de SEO podrían encubrir las deficiencias de SEM y viceversa. La forma de lograrlo es:

  • Trabajar, tanto en anuncios de pago, como en listados de búsqueda orgánica para duplicar el tráfico al aumentar la visibilidad de la marca en los SERP. Esto da especialmente buenos resultados cuando se utilizan palabras clave competitivas que necesitan un presupuesto PPC mayor.
  • Recopilar datos relacionados con la conversión de la campaña SEM y utilizarlos para convertir mejor a los visitantes de búsqueda orgánica. Emplear las palabras clave que funcionaron en SEM para optimizar el sitio web con fines de SEO.
  • Probar diferentes palabras clave con anuncios PPC antes de invertir en ellas para mejorar la clasificación de los motores de búsqueda. El objetivo de ejecutar pequeñas campañas PPC de prueba para estas palabras clave es averiguar si vale la pena optimizarlas.
  • Destinar las palabras clave que menos volumen de tráfico pueden generar o que resultan demasiado caras para invertir en las estrategias SEO. De esta manera, las iniciativas SEM se concentrarán en las keywords que tengan un mejor ROI.

De esta forma, al estar activo en SEO y SEM al mismo tiempo se consigue llegar a más clientes potenciales y generar un mayor y mejor conocimiento de la marca. Lo que finalmente resulta en más visibilidad y retornos más interesantes.

¿Conoces bien tu negocio y sus objetivos a largo plazo? Entonces no dudes en apostar por una estrategia combinada de SEO y SEM.

 

Si quieres estudiar marketing digital y entrar en el mundo laboral con la mejor capacitación profesional, infórmate ahora sobre nuestro Máster Universitario en Marketing Digital y Análisis de Datos

Si quieres saber más sobre marketing y estás pensando en formarte en un ámbito en auge y con muchas salidas profesionales, visita nuestro artículo 5 razones para estudiar marketing digital para ser un profesional completo en el sector de la empresa.

Ebook GRATIS: Marketing

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia