Selecciona tu país

Entre los servicios tic que un profesional tiene que supervisar en la empresa en la que trabaja los relacionados con la seguridad tienen una gran importancia. La seguridad gana importancia en todo tipo de negocios y por eso se busca profesionales que tengan la capacidad para analizar los sistemas, preparar las defensas y estar atentos a todo lo que pueda ocurrir para que no se produzca ningún tipo de incidente. Esto es lo que está llevando a que los másters en seguridad informática tengan tanta importancia, dado que sus salidas posteriores y sus beneficios para el profesional pueden ser enormes.

Descarga nuestra guía gratuita: Formación en tecnología: Conoce las disciplinas que seguirán demandando profesionales tras la cuarta revolución industrial

La garantía de un entorno seguro

A las empresas del mundo entero les preocupa la inversión en mejorar sus equipos tecnológicos, en aumentar los recursos y en ser capaces de ofrecer a sus clientes un mayor repertorio de posibilidades. Por eso invierten a diario con la intención de reforzar estos apartados y se preocupan por tener siempre lo mejor en cada uno de ellos. No obstante, hay algo que les preocupa en mayor medida y que no están dejando de lado: la seguridad. La seguridad en el entorno informático ha alcanzado sus máximos niveles de relevancia, siendo el factor en el que las empresas se concentran más con la intención de tener la garantía de que sus archivos, documentos y procesos de trabajo mantienen todos los niveles de privacidad.

Por eso ahora mismo la seguridad va primero y los demás procesos después, dado que el éxito de la compañía dependerá de que desde la base se realice un fuerte trabajo para que no haya ningún tipo de incidencia. El entorno se debe mantener seguro, con activos informáticos que no se ponen en riesgo y un tipo de infraestructuras que estén gestionadas de forma fiable por expertos en seguridad. A día de hoy las empresas se encuentran dentro de un territorio hostil, en el cual se propagan ataques online y otras amenazas que requieren un trabajo que se concentre de manera concienzuda en bloquear estos ataques. Es una realidad a la cual las empresas se han hecho a la idea y por la cual están aumentando las contrataciones de personas que estén preparadas para, con su talento y conocimientos, aumentar las defensas y la seguridad en los negocios.

 

Responsabilidades del profesional de seguridad

Para cumplir con las necesidades tic de una empresa en términos de seguridad el experto tendrá que realizar la supervisión de procesos variados y exigentes. Es el caso de la comprobación de la seguridad general de la empresa revisando cada uno de los activos y minimizando los riesgos que puedan estar presentes en la realización de los procesos, tanto de los más complejos como de los más sencillos. También hay que ser capaces de hacer uso de herramientas enfocadas al monitorizado de los sistemas, actuando de manera activa con el data mining para que no se produzca ningún tipo de incidente. Y siempre, esto es importante tenerlo en cuenta, el profesional formado para la seguridad estará listo para responder a los posibles ataques o sucesos mediante un plan de contingencia que le permitirá mantener la seguridad de la empresa y el buen desarrollo de los procesos que se realicen en la misma. Esto implica desde saber cómo reaccionar ante un ataque global hasta salir del paso cuando se haya producido una infección mediante la entrada de malware en los sistemas.

No solo de medidas de urgencia se forma el día a día del profesional en seguridad tic, también tendrá que realizar un trabajo firme de prevención. Antes de que se produzca cualquier incidente él ya habrá sido capaz de pronosticarlo y de tomar medidas que evitarán cualquier tipo de conflicto. Por sus manos pasarán todos los procesos de seguridad, la toma de decisiones sobre qué herramientas adoptar y la introducción de protocolos que garanticen que el negocio no sufrirá ningún tipo de problema ni ahora ni en el futuro. En sus manos estará el futuro de la privacidad de los datos de la empresa y toda la responsabilidad de garantizar que el sistema no sufrirá contingencias en las que haya que lamentar la pérdida de la integridad de la compañía. Es un desafío y un reto constante en el cual el informático tendrá una mayor responsabilidad de la que se pudiera imaginar, dado que todo acabará dependiendo de él.

 

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia