Recursos literarios
Artes y Humanidades

Recursos literarios: un regalo de grandes obras a la humanidad

Equipo de Expertos en Artes y Humanidades

Los recursos literarios son la prueba de cómo las palabras pueden generar sentimientos. Durante los siglos, grandes autores nos han regalado combinaciones estilísticas que han quedado grabadas en la memoria popular. En este artículo hacemos un repaso por una de las facetas más bellas de la literatura.

¿Qué son los recursos literarios?

Son herramientas que utilizan los escritores para aportar mayor expresividad, énfasis, belleza e incluso potencia a sus textos. Se emplean tanto para la poesía como la narrativa, por lo que no es frecuente encontrarlas en el lenguaje habitual. Estas figuras aparecieron casi a la vez que la literatura.

Desde sus orígenes, han respondido a la necesidad de generar algo más que la transmisión de información. Por otro lado, existen tres tipos de recursos que se rigen sobre la fonética, la gramática o la semántica. Estos contenidos se pueden ampliar con nuestro máster en creación literaria. Incluso es posible comprender mejor los recursos literarios con ejercicios.

AREAARTESYHUMANIDADESBODY

 

Tipos de recursos literarios

Durante la historia, numerosos autores han intentado clasificar los recursos de la literatura. En la actualidad, se reconocen tres tipologías principales según su formato y naturaleza:

  • Recursos fonéticos.
  • Recursos morfológicos.
  • Recursos sintácticos.
  • Recursos semánticos.

Los recursos fonéticos recurren a los sonidos propios de la lengua. Lo que se pretende es cambiar la forma de la que se transmite un mensaje para potenciar el significado:

  • Aliteración: Repetición constante e intencionada de palabras con sonidos similares.
  • Onomatopeya: Reflejo escrito de un fenómeno de naturaleza visual o auditiva.
  • Calambur: Modificación de significado de una palabra al reorganizar sus sílabas.
  • Paronomasia: Uso de palabras con pronunciación similar, pero distinto significado.

Con los recursos morfológicos, se altera la forma de las palabras y la estructura interna de las frases. De este modo, se trata de captar la atención del lector:

  • Derivación: Uso reiterado de palabras con la misma raíz.
  • Concatenación: Encadenación de versos mediante la repetición de palabras.
  • Anadiplosis: Repetición de una o varias palabras al final y al principio del siguiente verso.
  • Epanadiplosis: Repetición de una o varias palabras al principio y al final de una frase.

Los recursos sintácticos, a menudo fusionados con la clasificación anterior, se basan en el orden y función de las palabras. Como resultado, se modifica la organización de las oraciones:

  • Anáfora: Reiteración de palabras al inicio de cada verso u oración.
  • Hipérbaton: Modificación del orden habitual de una oración.
  • Polisíndeton: Uso excesivo de verbos con finalidad enfática.

Los recursos semánticos están basados en el vínculo entre los significados que poseen las palabras. Cada término posee una carga semántica que se aprovecha para resaltar una idea:

  • Antítesis: Contraposición de dos sintagmas o frases para enfatizar una idea.
  • Hipérbole: Afirmación desmesurada para reforzar irónicamente una idea.
  • Metáfora: Identificación de un elemento real con otro imaginario a modo de relación.
  • Epíteto: Realce de las cualidades de un sustantivo utilizado otro como adjetivo.
  • Metonimia: Designación de un objeto con el nombre de otro con el que está relacionado.

Figuras estilísticas y autores

Hemos recopilado algunos de los autores y sus escritos conocidos a nivel mundial. De este modo, señalamos algunos recursos utilizados por ellos. En ciertos casos, su exposición en obras cumbre de la literatura ha hecho que estas figuras estilísticas cobren una mayor relevancia. Para ampliar información sobre lo que veremos, nuestro máster en edición editorial es una oportunidad.

William Shakespeare

Una de las obras más famosas del autor es Hamlet, de la que actualmente se disputa el año en el que fue escrita. Esta es una de las más reconocidas de la literatura inglesa.

Transcurre tras la muerte del rey Hamlet a manos de su hermano. La historia trata del rey fantasma, que se pone en contacto con su hijo para que vengue su asesinato. De este modo, se abordan temas como la traición, la venganza, el incesto y lo inmoral.

Para un reflejo más fiel de su legado, veremos sus recursos literarios con ejemplos:

  • Epíteto: («No es solo mi negro manto»).
  • Onomatopeyas: («He oído contar que el gallo»).
  • Anáforas: («Duda que sean de fuegos de las estrellas, duda si al sol el viento falta»).
  • Apóstrofe: («¡Bienvenido. Horacio!»).
  • Metáfora: («Ni un ratón se ha movido»).
  • Hipérbole: («¿Por qué te envuelven todavía esas nubes de tristeza?»).

Miguel de Cervantes

Una de las novelas más famosas del escritor fue Don Quijote de la Mancha, reconocida por la literatura universal. Escrita su primera parte en 1605, representa a una historia burlesca entre lo caballeresco y lo cortés.

Cervantes reflejó recursos como los siguientes:

  • Apóstrofe: («Don Quijote se dirige varias veces a Dulcinea»).
  • Hipérbole: («El segundo religioso comenzó a correr más ligero que el mismo viento»).
  • Metonimia: («Las ociosas plumas»).
  • Metáfora: («El rubicundo Apolo»).

Franz Kafka

La metamorfosis, una de las obras más importantes del escritor, fue publicada en 1915. Esta historia trata la historia de un personaje que se transforma en un enorme insecto. En consecuencia, es rechazado por la sociedad hasta que deja de existir.

Las figuras más empleadas, en este caso, son:

  • Metáfora: («Gregorio volvía nuevamente a sumergirse en las tinieblas»).
  • Hipérbole: («Con la mano en el pecho, los ojos a punto de salirse de las órbitas»).
  • Epíteto: («Preocupa usted gravemente»).
  • Símil: («Los otros dos tenían las manos cruzadas a la espalda, y se las frotaban sin cesar una con otra, cual si esperasen gozosos una pelea»).

Víctor Hugo

Los miserables, publicada en 1862, es una de las novelas más importantes del siglo XIX. Se caracteriza por su estilo romántico y plantea ideas sobre el bien y el mal, sobre la ley, la ética, la justicia y la religión.

Las figuras más utilizadas fueron:

  • Personificación: «Aparece una prodigiosa luz, la boca abierta de la fuerza retrocede, y el ejército, ese león, ve entre sí, de pie y tranquilo, ese profeta: Francia»”.
  • Metonimia: («No vivo, ni estoy en el mundo para guardar mi vida, sino para guardar las almas»).

Homero

La odisea es una novela escrita por Homero durante el siglo VIII a. C. Narra el retorno de Ulises a casa después de pasar unos años recorriendo toda la costa mediterránea. Con este autor se pueden conocer los recursos literarios de un poema, dado que algunos se la han atribuido a él.

Una entre tantas historias de Ulises cuenta fue su lucha contra un cíclope que asesinó a sus guerreros. Producto de su ira, lo embriagó hasta dejarlo ciego en forma de venganza.

El poema épico de La odisea cuenta las andanzas que vivió Ulises por las tierras que exploró durante esos años. Las figuras estilísticas más utilizadas:

  • Símil: («Así hablando, partió la de ojos brillantes, Atenea, y se remontó como un ave»).
  • Hipérbaton: («Para este no habrá castigo porque cante el destino aciago de los dánaos»).
  • Metáfora («Está en las rodillas de los dioses»).

Los recursos estilísticos en la literatura contemporánea

La literatura contemporánea abarca desde 1940 hasta la actualidad. Este subgénero rompe con las creencias tradicionales y costumbres para dar una nueva visión del mundo. Después de la Segunda Guerra Mundial hay un cambio de mentalidad social que, como siempre, se refleja en las artes.

Una curiosidad de esta nueva etapa está relacionada con el auge de la traducción. Los profesionales lingüísticos, a menudo, tienen dificultades para plasmar las figuras estilísticas en otros idiomas. En estos casos, hay que mantener la intención del autor y buscar equivalentes estilísticos. Con nuestro grado en traducción se puede comprender el desafío y obtener las claves para superarlo.

Dentro de literatura contemporánea, se reconoce el concepto de «libertad de estilo». En consecuencia, estos tres recursos permiten que evolucione hacia una forma más transgresora:

  • Estilo directo: El pensamiento del personaje se conoce y representa el acto de articular una frase.
  • Estilo indirecto: El pensamiento del personaje se sabe a través del narrador. El narrador hace de conciencia del personaje.
  • Estilo indirecto libre: Es una fusión entre el estilo directo y el indirecto. El narrador está presente y permite reflejar los pensamientos del personaje sin abandonar la persona del propio narrador.

Junto con lo anterior, se emplean distintos diálogos. Esto es algo que se efectúa durante siglos anteriores, pero que requiere mayor relevancia en el último siglo.

  • Monólogo interior: Es un modo narrativo directo en el que juegan un papel importante el inconsciente y el pensamiento.
  • Diálogo: Es un modo narrativo en el que se emplea y la personificación («tú»), además de poseer formas interrogativas.
  • Diálogo matizado: El narrador se mantiene presente mediante frases introductorias o explicativas.
  • Autodiálogo: Se presenta como si estuviera ante un interlocutor o ante un auditorio o teatro que no reacciona.
  • Montaje: La narración puede estar en circunstancias cronológicas diferentes. También es posible que sucedan varias situaciones simultáneamente, aunque también puede haber una fusión entre ambos.
  • Epígrafe: se trata de una cita literal de otro texto que el autor o autora añade al inicio de su obra.

Los recursos literarios, como se puede ver, permiten a los autores enfatizar los mensajes que quieren transmitir al lector. Igualmente, aportan calidad a sus textos poéticos o literarios. Todo esto permite que la imaginación vuele hacia donde el autor pretende llevarla.

Solicitar información

Universitat Internacional Valenciana - Valencian International University S.L.U., tratará sus datos personales para contactarle e informarle del programa seleccionado de cara a las dos próximas convocatorias del mismo, siendo eliminados una vez facilitada dicha información y/o transcurridas las citadas convocatorias.

Ud. podrá ejercer los derechos de acceso, supresión, rectificación, oposición, limitación y portabilidad, mediante carta a Universitat Internacional Valenciana - Valencian International University S.L.U. - Apartado de Correos 221 de Barcelona, o remitiendo un email a [email protected]. Asimismo, cuando lo considere oportuno podrá presentar una reclamación ante la Agencia Española de protección de datos.

Podrá ponerse en contacto con nuestro Delegado de Protección de Datos mediante escrito dirigido a [email protected] o a Grupo Planeta, At.: Delegado de Protección de Datos, Avda. Diagonal 662-664, 08034 Barcelona.