Selecciona tu país

Un estudio observacional es un tipo de estudio concreto que se define por tener un carácter estadístico o demográfico. Se caracterizan porque, en ellos, la labor del investigador se limita a la medición de las variables que se tienen en cuenta en el estudio. Sin embargo, a diferencia de otros métodos de estudio, un estudio observacional va a ser difícil de reproducir en un futuro por parte de otros investigadores, lo que limita la experimentación al respecto.

Descarga nuestra guía gratuita: Todo un Universo por descubrir. 8 datos asombrosos de la astronomía

Esta característica hace que se trate de una herramienta que destaca en el plano de algunas ciencias concretas sobre otras, como pueden ser la sociología o la biología (donde los estudios observacionales cumplen un papel primordial a la hora de llevar a cabo investigaciones epidemiológicas).

 

Estudio observacional: tipos y diferencias

Los estudios observacionales permiten adecuarse a las necesidades concretas de cada investigación. Sin embargo, a grandes rasgos, un estudio observacional siempre va a poder ubicarse dentro de una de las dos categorías principales.

  • Estudios transversales:

Se caracterizan por recopilar los datos en un momento concreto del objeto de la investigación. Permiten hacerse una idea más profunda de la realidad estudiada. Sin embargo, este tipo de estudios carecen de proyecciones temporales, ya que su investigación se limita a un momento concreto del objeto estudiado.

  • Estudios longitudinales:

Este tipo de estudio observacional se caracteriza por desarrollarse a lo largo de un período de tiempo que ha sido concretado previamente. A diferencia de los estudios transversales, tienen la ventaja de que permiten observar la evolución de los procesos estudiados, lo que, por lo general, permite la obtención de unos datos y unas conclusiones más relevantes y útiles. Además, los estudios longitudinales pueden ser retrospectivos o prospectivos (según se lleve a cabo la observación de los datos con la expectativa de obtener conclusiones relativas al futuro o al pasado).

 

Ventajas e inconvenientes de un estudio observacional

Los estudios observacionales tienen diferentes aplicaciones en diversas ciencias, incluidas aquellas que estudian la formación y naturaleza del universo. Sus principales ventajas estriban en el hecho de que se trata de estudios que son más prácticos y factibles de realizar ya que no requiere de una cooperación excesiva por parte de los individuos que colaboran. Además, esto también permite que sus conclusiones sean generales, lo que permite que se puedan aplicar a sectores más amplios de población o de aspectos naturales de la realidad, evitando así caer en casos excesivamente concretos y específicos.

Sin embargo, estas ventajas también conllevan el principal inconveniente de este tipo de estudios, que se deriva de la imposibilidad de repetición del estudio en forma de experimento. De esta forma, la comparación con los resultados de otro investigador puede ser en ocasiones complicada, lo que a su vez requiere de la realización de un nuevo estudio por parte del segundo investigador y, ya con ambos estudios, poder realizar una comparativa efectiva y suficientemente documentada.

Con todo ello, el estudio observacional constituye una forma de investigación muy reveladora en algunas ciencias que trabajan con elementos concretos de la naturaleza, especialmente aquellos que están relacionados de alguna manera con el concepto de población, desde el nivel microscópico a las mismas sociedades humanas.

 

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia