Selecciona tu país

Muchas empresas del sector industrial, las telecomunicaciones o los servicios financieros ya saben qué es big data y para qué sirve. Sin embargo, es en el sector salud donde esta tecnología está causando uno de los mayores impactos. 

Gracias a las posibilidades de analítica avanzada que brindan los grandes datos, los profesionales de esta industria pueden alcanzar cotas de productividad y eficiencia extraordinariamente elevadas, que aumentan la precisión de los tratamientos e inciden muy positivamente en la salud y satisfacción del paciente.

¿Qué es big data y qué utilidad tiene en la industria de la salud?

Quienes saben qué es big data tienen claro qué, al hablar de grandes datos en relación con la salud, se hace referencia a la recopilación, el análisis y el aprovechamiento de información de pacientes. Información que es demasiado vasta y compleja para ser entendida por los medios tradicionales de procesamiento de datos.

Descarga nuestra guía gratuita: Big Data, la explosión de los datos

Gracias a la llegada del big data la innovación se ha asentado en la industria médica. Hoy, los grandes datos son procesados por algoritmos de aprendizaje automático y científicos de datos.  La digitalización de la información sanitaria y el aumento de la atención basada en el valor es lo que ha alentado a la industria a utilizar el análisis de datos para tomar decisiones estratégicas.

¿Cuáles son los beneficios del big data en el sector salud?

Entender qué es big data y para qué sirve proporciona importantes ventajas a hospitales, centros médicos, clínicas, laboratorios y centros de investigación de la salud. Entre los beneficios más importantes destacan:

  • Obtener una visión holística de 360 grados de los pacientes.
  • Mejorar la personalización y la eficiencia de la atención con perfiles integrales de pacientes.
  • Identificar mercados geográficos con un alto potencial de crecimiento.
  • Facilitar el seguimiento de las preferencias del médico, referencias y datos de citas clínicas.
  • Impulsar los esfuerzos de marketing de atención médica con información sobre las necesidades y preferencias de los consumidores, pacientes y médicos.
  • Proporcionar una identificación directa de los patrones en los resultados de salud, la satisfacción del paciente y el crecimiento hospitalario.
  • Aumentar el ritmo de crecimiento del hospital al mejorar la eficiencia, la eficacia y la personalización de la atención.

Esta tecnología permite que los sistemas de salud conviertan los desafíos en oportunidades, asegurando una atención de calidad. Además, mediante la recogida y el análisis de grandes cantidades de datos, las organizaciones de atención médica encontrarán formas cuantificables de mejorar su rendimiento y eficiencia, promoviendo la satisfacción del paciente.

El uso intensivo de la tecnología en el sector de la salud implica asumir la necesidad de avanzar hacia un nuevo modelo de atención centrado en la calidad y el compromiso.

En el futuro, las organizaciones de la industria adoptarán estrategias big data y de inteligencia artificial en mayor número, a medida que esto sea más crucial para el éxito. Además, la cantidad de datos disponibles crecerá a medida que la tecnología portátil y el Internet de las cosas (IoT) ganen popularidad.

La monitorización constante del paciente a través de tecnología portátil y el IoT se convertirán en estándar y agregarán enormes cantidades de información a los grandes almacenes de datos.

Usos del big data en el sector salud

La utilización de esta tecnología dentro del campo de la sanidad va mucho más allá que la creación y gestión de historiales clínicos electrónicos que permitan acceder rápidamente a la información del paciente a cualquier sanitario que tenga que brindarle atención.

  • Gracias al big data están mejorando los servicios de teleasistencia y asistencia sociosanitaria, al permitir hacer una mejor evaluación de las personas en situación de dependencia e incluso adelantarse a sus necesidades para poder brindar una buena atención.
  • La información compilada permite segmentar a la población y mejorar la capacidad de detección precoz de ciertas enfermedades, lo que mejora la calidad de vida de los pacientes y a la vez facilita una atención sanitaria cada vez más personalizada.
  • Facilita conocer el perfil de los pacientes hiperfrecuentadores de la atención primaria (aquellos que hacen un uso abusivo de la misma) y poder tomar medidas para evitar la saturación de los centros de salud.

La recopilación y tratamiento de datos a gran escala tiene mucha utilidad en diferentes sectores, siendo el de la salud uno de los que más se puede beneficiar de su aplicación. 

Ahora que ya sabes qué es big data y que es un campo en pleno desarrollo, ¿te interesa trabajar en él? Si es así, ya puedes dar el primer paso hacia tu futuro informándote ahora sobre nuestro Máster en Big Data y Data Science.

 

Ebook GRATIS: Big Data

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia