Selecciona tu país

Hablar de competencias generales de la profesión de docente es una cuestión compleja, pues las diversas modalidades y especialidades: Educación Infantil Primaria, Universitaria, etc.,requieren de un perfil y unas competencias distintas,

No obstante el docente se caracteriza por su capacidad para planificar y evaluar procesos de enseñanza-aprendizaje en contextos de diversidad que atiendan a las necesidades de los estudiantes, así como por su conocimiento de la organización de los centros de Educación Infantil y su capacidad de adaptación a los cambios científicos, pedagógicos y sociales.

Un profesor, independientemente de su especialidad y etapa educativa en la que ejerza su profesión, debe tener un gran interés por dominar las nuevas tecnologías y apostar por la formación permanente, así como por una gran capacidad para colaborar con los distintos agentes educativos de la comunidad y del entorno social.

Los profesores deben tener una basto dominio de conocimientos de cultura general que le capaciten para realizar adecuadamente y con garantía de éxito su labor docente y promover la calidad y la innovación en el sistema educativo actual.

 

Perfil tipo y competencias

En líneas generales, es deseable que una persona que se dedique a la enseñanza y formación de niños, adolescentes o adultos encaje con un perfil tipo caracterizado por:

  • Gran interés por todos los temas relacionados con la educación, capacidad de análisis de situaciones de enseñanza-aprendizaje y facilidad para plantear respuestas educativas
  • Entre sus actitudes deben figurar la de ser  proactivo, empático y con excelentes habilidades comunicativas, especialmente en lo que se refiere a la explicación de materias y conceptos de manera comprensible y amena.
  • Facilidad para la comunicación verbal y escrita
  • Buenas aptitudes para la planificación y la organización
  • Capaz de trabajar en equipo y aportar ideas en las reuniones con el resto de profesorado.
  • Capacidad par calificar y evaluar el trabajo realizado por los estudiantes.
  • Empático y extrovertido, con capacidad de animar, motivar e inspirar a los estudiantes.
  • Tener mucha paciencia y comprensión.
  • Altas capacidades de observación y evaluación.
  • Ser mentalmente fuerte para mantener la disciplina y trabajar bajo presión.
  • Disponer de recursos para, en ocasiones, ser capaz de enfrentarse y dar solución a comportamientos difíciles en el aula.
  • Capacidad de identificación y comprensión de ideas complejas e inferencia de conclusiones en cualquier texto o discurso oral.
  • Capacidad de análisis, síntesis y razonamiento crítico.
  • Habilidad básica en el uso de las Tecnologías de la Información (TICs).
  • Conocimiento y comprensión del entorno natural social y cultural y el carácter complejo de las consecuencias de la globalización.
  • Capacidad para la organización de tareas y para el trabajo en equipo.
  • Actitud de respeto a los Derechos Humanos y a todas las personas independientemente de sus convicciones o creencias políticas o religiosas, así como una actitud de respeto y cuidado al medioambiente.
  • Capacidad de diálogo como medio básico para la resolución de conflictos.
  • Capacidad de escucha y habilidades de relación interpersonal.
  • Interés por el conocimiento y la formación permanente.
  • Creatividad en la resolución de problemas profesionales.
  • Interés en la innovación y mejora de los procesos.

 

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia