Selecciona tu país

Las jornadas laborales cada vez más largas que estamos experimentando en las empresas de hoy en día obligan a cursar una formación a través de internet si queremos mejorar nuestros conocimientos sin dejar de cumplir nuestras obligaciones laborales ni familiares.

La verdad es que la posibilidad de seguir un curso de formación en línea ha aportado grandes oportunidades a muchos profesionales que carecen de tiempo para adquirir nuevas competencias. Y es que este tipo de educación sólo presenta ventajas.

 

 

Veamos a continuación los principales beneficios de esta clase de cursos.

1.- Precio económico. Una de las ventajas más importantes es el coste de la formación online. Como no hay que pagar alquiler de locales para las clases ni otros gastos físicos, las empresas pueden ajustar los márgenes en beneficio del alumno.

2.- Ahorro de tiempo. Como podemos seguir los cursos en nuestro hogar, la formación en línea nos ahorra, sobre todo, costes de desplazamiento y horas muertas en el transporte hacia el lugar de la formación.

3.- Flexibilidad de entrega de tareas. Los estudiantes de los cursos de formación online habitualmente tienen más libertad para entregar las distintas tareas encomendadas. Pueden incluso adelantarlas para cogerse, por ejemplo, vacaciones.

4.- Formación continua. Como no tienen un horario fijo, pueden compatibilizarse con el trabajo y por lo tanto permiten la formación del trabajador a lo largo de toda la vida laboral y ganar, de este modo, en competitividad.

5.- No dependen del calendario de festivos. En este tipo de cursos siempre recibiremos la formación que hayamos contratado, ya que no están condicionados a los festivos que haya en el periodo que dure nuestro curso. Con esto queremos decir que siempre se acaban los temarios en este tipo de formación. 

6.- Especialización. La gran cantidad de oferta en este ámbito de la formación online, permite matricularnos en el curso que mejor se ajuste a las tareas que desarrollamos en nuestro trabajo. Es más probable, por lo tanto, que encontremos un curso que se ajuste a nuestras necesidades de temario.

7.- Posibilidad de seguir más de un curso a la vez. Como no hay una limitación de horarios, los alumnos pueden apuntarse a todos los cursos que quieran a la vez, siempre y cuando su capacidad lo permita.

8.- Más personalización. Como la comunicación que se da entre el profesor y el alumno es unipersonal, este tiene menos barreras para pedirle al docente que le guíe de un modo más individualizado y así obtener un provecho del curso más acorde con sus necesidades.

9.- Actualización constante de los contenidos. La formación online permite una actualización más rápida de los materiales, ya que estos normalmente están únicamente en formato digital. Siempre es más rápido actualizar el contenido de una página web que el de un libro.

10.- Anonimato. La formación online también permite a las personas que participan de esta un anonimato mayor que si estuvieran en una clase online. Los alumnos que quieren adquirir un conocimiento no tienen porqué, por ejemplo, tener que presentar sus trabajos delante de sus compañeros.

 

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia