Selecciona tu país

Si en 2003 la Ley de Ordenación de Profesiones Sanitarias (LOPS) dejaba fuera a todos los psicólogos, menos los Especialistas en Psicología Clínica, del sistema y de la profesión, muchos han sido los puntos de la lucha que ha implicado este proceso.Desde que en 2011 se aprobasen la Ley de Economía Social y la Ley General de Salud Pública,sabíamos que la regulación finalmente sería a través de un máster que implicase año y medio o dos (finalmente parece que año y medio) más de formación para los graduados y tras ello daría lugar a una nueva profesión denominada Psicólogo General Sanitario cuyas competencias tienen que ver con: “la realización de investigaciones, evaluaciones e intervenciones psicológicas sobre aquellos aspectos del comportamiento y la actividad de las personas que influyen en la promoción y mejora del estado general de su salud, siempre que dichas actividades no requieran una atención especializada por parte de otros profesionales sanitarios” (Ley General de Salud Pública). Tras varios borradores sobre las directrices que corresponden al MPGS, sobre la mesa de negociación, han sido muchos los aspectos que se han tratado, desde las plazas que se ofertarán del MPGS, hasta su implicación y reconocimiento en la formación europea, pasando por el precio que tendrán las tasas,centros en los que hacer las prácticas, quienes tutorizarán a esos estudiantes, qué competencias tendrá, cuál es el acceso adecuado...Desde el CEP-PIE llevamos tiempo defendiendo que, puesto que la elección para la regulación de la profesión es mediante un máster, éste debe tener un precio lo más próximo al grado posible de forma que no suponga un coste adicional excesivo para el estudiante que de otra forma no podría ejercer la profesión para la que lleva preparándose 4 años; este aspecto quedaría considerablemente asegurado puesto que el MPGS será un máster profesionalizante con regulación nacional sobre sus tasas lo que hará que se acerquen a los precios de las tasas del grado, aunque esto, como todos sabemos, sigue suponiendo un coste muy considerable para el estudiante. Por otra parte, desde el CEP-PIE hemos defendido, y continuaremos defendiendo, el favorecer el mayor número posible de plazas de formación que se den para adecuarlas lo máximo posible a la cantidad de graduados que pensamos que van a demandar este máster. Este aspecto es el más complicado puesto que las características de los centros en los que se puede hacer prácticas son bastante limitadas y por tanto si no hay más plazas de prácticas, difícilmente se pueden ofertar más plazas del MPGS. Como se puede ver, aunque estamos a poco tiempo de ver la aprobación del MPGS y su puesta en marcha en las universidades, aún hay algunos aspectos sobre los que debemos de trabajar para intentar que si esta es la opción de regulación de la psicología se adecue en la manera delo posible, a lo que los estudiantes demandamos.Mientras tanto, no debemos olvidarnos de las vías transitorias que están puestas en marcha desde el 2011 y hasta octubre de 2014 por medio de la Ley de Economía Social y que permiten de forma transitoria a “quienes ostenten el título de Licenciado en Psicología o alguno de los títulos de Graduado en el ámbito de la Psicología que figuren inscritos en el Registro de Universidades, Centros y Títulos como adscritos a la rama de conocimiento de Ciencias de la Salud, podrán ejercer actividades sanitarias” siempre que sigan unas características que puedes consultar en la misma Ley de Economía Social. Por tanto, por el momento y por poco tiempo, los estudiantes de psicología podrían ejercer e inscribirse en el registro correspondiente en sus Comunidades Autónomas.

¿Y qué pasa después del Máster Oficial Psicología General Sanitaria (MPGS)?

Con la Ley General de Salud Pública se aprobaba un cambio muy importante que supone abrir el proceso de modificación de los planes de estudio de los grados de psicología para incluir en ellos un itinerario específico que conlleve una mención y a partir del cual, y sólo a través de él,se podría acceder al MPGS. Esto quiere decir que en este largo proceso los planes de estudio del grado se modificarán para que aquellos estudiantes que quieran acceder al MPGS tengan que realizar un itinerario con unas asignaturas concretas y sino no se podría realizar ese máster sino que se optaría al resto de ámbitos profesionales de la psicología.Como decimos, esto es un proceso largo y aún no hay directrices en este sentido y hasta entonces todos los estudiantes de psicología podrán acceder al MPGS. Otro tema ampliamente comentado es el itinerario Grado-MPGS-PIR. La formación PIR es aquella para la que se ofrecen anualmente alrededor de 100 plazas y que da acceso al título de Psicólogo Especialista en Psicología Clínica, estos profesionales son los únicos psicólogos que pueden acceder al Sistema Nacional de Salud (SNS). Según el itinerario que proponen varios y distintos agentes involucrados en las negociaciones, el estudiante que quiera acceder atrabajar en el SNS debería realizar el grado en psicología por el itinerario que se estipule,realizar el MPGS, realizar el PIR y posteriormente optaría a una oposición para conseguir una plaza en el SNS. En término de temporalidad esto supondría para el estudiante cerca de 10 años de formación, al igual que los médicos.Al igual que el anterior punto, sobre esto aún no hay nada oficial ni ningún avance, por lo que simplemente os informamos de lo que podría ser una posibilidad del futuro de la regulación dela psicología.Esperamos que esta información os haya servido para enteraros más del estado de nuestra carrera y profesión y os de pie a haceros preguntas, reflexionar y querer buscar más información, para lo que estaremos dispuestos a ofrecérosla.