Selecciona tu país

El pasado mes de junio vio la luz el Segundo compendio ilustrado y deleitoso de todo lo que siempre quiso saber sobre la lengua castellana, editado por la Fundación del Español Urgente (Fundéu BBVA).

La Fundéu es el servicio filológico de la agencia EFE, que es a su vez la principal agencia de noticias en español del mundo, con mesas de edición en Madrid, Bogotá, El Cairo y Río de Janeiro. Creada en 2005 fruto del acuerdo entre la Agencia EFE y el banco BBVA, la Fundéu es una institución sin ánimo de lucro cuya principal misión es impulsar el buen uso del español en los medios de comunicación. El siguiente vídeo resume qué es y cuál es su misión.

https://youtu.be/rLMe-aMqL94

Pero volvamos a este Segundo compendio ilustrado y deleitoso de todo lo que siempre quiso saber sobre la lengua castellana. Tras este largo título y su deliberada apariencia de libro antiguo se esconde un conjunto de ejemplos y dudas resueltas que nos ayudan a emplear mejor la lengua española. No se trata de un libro de estilo en sentido riguroso, sino de una recopilación de los conocimientos que la Fundéu –con el asesoramiento de la Real Academia Española- va diseminando a través de su página web y de su cuenta de Twitter para dar respuesta a las dudas lingüísticas que plantean periodistas y otros hablantes de lengua española, generalmente derivadas de los asuntos de actualidad, como por ejemplo los Juegos Olímpicos.

Así, en este Compendio podemos encontrar, organizadas en párrafos más o menos breves, respuestas razonadas a dudas relacionadas con el uso del español, o con la adaptación correcta de los neologismos que van apareciendo en la lengua española. Por ejemplo, se explica que meme o empoderamiento no son palabras de nuevo cuño, sino que se han recuperado y han adquirido un nuevo significado en los últimos tiempos. Meme, por ejemplo, es un término acuñado en 1976 por el divulgador científico Richard Dawkins para referirse a las unidades de información cultural transmisibles de un individuo a otro, de una mente a otra, o de una generación a la siguiente. En la actualidad, su uso se ha generalizado para referirse a “cualquier imagen o texto, a menudo de contenido humorístico, que se comparte viralmente en las redes sociales durante un período breve”. Por su parte, empoderamiento es una palabra que ya existía en el español, y que está recogida en la última edición del diccionario académico con el significado de “hacer poderoso o fuerte a un individuo o grupo social desfavorecido”.

Junto con este tipo de aclaraciones sobre palabras que han entrado en la lengua española en los últimos tiempos –generalmente a través de los medios de comunicación- la obra editada por la Fundéu ofrece además algunas reglas ortográficas comunes y errores frecuentes, como la tendencia a decir o escribir “inflingido*” en lugar de “infligido” por su proximidad fonética con infringir.

En definitiva, esta obra –al igual que su predecesora de 2012, el Compendio ilustrado y azaroso de todo lo que siempre quiso saber sobre la lengua castellana- supone una lectura veraniega amena para cualquier amante de la lengua que se preocupe por el uso correcto del español. Sin embargo, para los futuros traductores, este tipo de obras no solo constituyen un entretenimiento, sino que pueden convertirse –junto con los manuales de estilo- en obras de consulta cuando se está traduciendo.

Cabe recordar que la labor del traductor debe estar siempre presidida por la duda como método. Como profesionales del lenguaje, no debemos dar por buenas nuestras suposiciones basadas en criterios como “me suena bien” o “siempre lo he dicho así”, sino que hemos de comprobar y validar en fuentes autorizadas nuestras conjeturas. Así, obras como estas, que recogen los cambios en el lenguaje a medida que se van produciendo deben estar muy presentes en la labor diaria tanto de los profesionales como de los estudiantes del Grado en Traducción e Interpretación de la VIU.

Nava Maroto

Profesora colaboradora en el Grado en Traducción e Interpretación de la VIU.