Selecciona tu país

Las empresas que invierten en la formación de sus trabajadores suelen ser las que responden de un modo más competitivo al mercado. Por ese motivo, aunque se tengan pocos recursos económicos, nunca hay que dejar de dedicar parte de los ingresos al desarrollo de nuevos conocimientos y habilidades. Para ayudarnos a conseguir esto, ya hace tiempo que existe una solución: la formación bonificada.

Es ofrecida a través de la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo. La FUNDAE sustituye a la antigua Fundación Tripartita y se encarga de gestionar los fondos públicos, a fin de ayudar a las empresas a formar a sus trabajadores.

¿Qué es la formación bonificada?

Es aquella que ofrecen las empresas a sus trabajadores y que está financiada con las cotizaciones a la Seguridad Social que los asalariados realizan en concepto de formación profesional. El dinero que cada empresa puede destinar a formación estará condicionado por su nivel de cotización y por la plantilla media de la compañía.

Descarga nuestra guía gratuita: El management en la empresa. Nuevas fórmulas para nuevos tiempos

Todas las empresas disponen de un crédito anual que se hace efectivo mediante bonificaciones en las cotizaciones de la Seguridad Social. Es importante consumir este crédito porque esta cantidad destinada a la formación no se acumula para el año siguiente si los trabajadores no la disfrutan.

¿Cuál es el crédito para formación bonificada de las empresas?

Como se ha señalado antes, el crédito que tiene cada empresa varía en función de su nivel de cotizaciones y del número de trabajadores que tenga. Según la Ley 11/2020 de Presupuestos Generales del Estado, el crédito para formación bonificada de las empresas será:

  • Empresas de entre 6 y 9 trabajadores: el 100% de lo cotizado.
  • Empresas de 10 a 49 trabajadores: el 75% de lo cotizado.
  • Empresas de 50 a 249 trabajadores: el 60% de lo cotizado.
  • Empresas de 250 trabajadores en adelante: el 50% sobre lo cotizado.

Crédito mínimo garantizado

Las empresas que tengan entre 1 y 5 trabajadores, y también las empresas de nueva creación, tienen un crédito mínimo garantizado de 450 euros. Con esta medida se intenta que tanto las micro pymes como las empresas que acaban de comenzar su actividad puedan contar con empleados bien formados.

Las empresas de nueva creación en 2021, y las que abran un nuevo centro de trabajo e incorporen trabajadores, tendrán un crédito que será el resultado de multiplicar 65 por el número de empleados contratados.

En la Universidad Internacional de Valencia te prestaremos asesoramiento para realizar el cálculo del crédito que le corresponde a tu empresa y te ayudaremos en todos los trámites que comprende el proceso.

¿Quiénes se pueden beneficiar de la formación bonificada?

Está dirigida a trabajadores asalariados que prestan sus servicios en empresas privadas, independientemente del tamaño o sector de estas. Los autónomos no tienen acceso a la formación bonificada, pero pueden solicitarla para sus empleados.

En el caso de funcionarios y trabajadores de empresas o entidades públicas, no es posible la formación bonificada para ellos, ya que cuentan con su propio plan de formación.

Requisitos para que las empresas puedan acceder a la formación bonificada

  • Hallarse al corriente en el cumplimiento de sus obligaciones tributarias y frente a la Seguridad Social.
  • Tener trabajadores dados de alta en el Régimen General de la Seguridad Social.

Los empleadores que opten por la formación bonificada deben informar de ello a los representantes legales de los trabajadores. Tienen, además, la obligación de comunicar el inicio y la finalización de la formación, en los plazos establecidos, a través de la aplicación telemática de FUNDEU.

Para que la formación se bonifique es necesario que los trabajadores que participen en la misma visualicen, al menos, el 75% del contenido de los cursos y realicen también un mínimo del 75% de las actividades de evaluación.

Una vez finalizada la formación, es necesario guardar la documentación relacionada durante los cuatro años siguientes. Dentro de este período la Administración puede hacer comprobaciones para ver si de verdad se está dando un buen uso a este crédito.

Desde la Universidad Internacional de Valencia, como Entidad Organizadora ante la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo (FUNDAE), ofrecemos a empresas y autónomos empleadores  la posibilidad de gestionar todo el proceso de formación bonificada,  incluido el cálculo del crédito, la postulación y el seguimiento posterior.

En la Universidad Internacional de Valencia – VIU las siguientes formaciones están bonificadas:

La formación es una herramienta que ayuda a los trabajadores a seguir desarrollando sus competencias profesionales, lo cual es bueno para ellos y para las empresas en las que prestan servicios, haciendo que estas sean más competitivas y rentables.  Por lo tanto, merece la pena aprovechar todas las oportunidades de formarnos que tengamos a nuestro alcance. Y, sin duda, la formación bonificada es una gran ocasión para hacerlo a un coste muy económico.

Si quieres ir un poco más allá de la formación bonificada, en la VIU ponemos a tu disposición un amplio catálogo de estudios superiores y postgrados. Y para que el dinero no sea un problema, te ayudamos a solicitar y gestionar becas y ayudas públicas. Las del Ministerio de Educación, las becas Quiero y las becas Yosi, entre otras.

 

Ebook GRATIS: Management

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia