Selecciona tu país

El coaching es una metodología de motivación y dinamización que lleva años utilizándose principalmente en el ámbito laboral, aunque sus orígenes hay que buscarlos en el deporte profesional de alta competición. Últimamente, el coaching está empezando a utilizarse también en niños y niñas con el objeto de lograr mejoras en el ámbito académico y de desarrollo personal.

coaching infantil

En general, el coaching orientado a niños y jóvenes sirve para que estos conozcan mejor sus talentos, propósitos y motivaciones. Además, genera unas relaciones entre iguales (de compañero a compañero) y con los profesores y maestros basadas en la confianza y la empatía, dos capacidades fundamentales para desarrollar la inteligencia emocional y conseguir altos grados de satisfacción y bienestar.

En definitiva, el coaching en edades tempranas es una herramienta de empoderamiento que permite el desarrollo integral de los chicos y chicas para que avancen en su madurez intelectual, mejorando así en diversas asignaturas y en actividades extra académicas como el deporte o las actividades artísticas.

Características del coaching infantil

Las actividades de coaching en personas en edad escolar se basan principalmente en:

  • La configuración de entornos y ambientes ricos en aprendizaje.
  • El uso de herramientas (juegos, actividades, dinámicas de grupo) que ayudan a los menores a desarrollarse tanto en la escuela como en casa.
  • Establecimiento de dinámicas de trabajo basadas en el juego y la diversión.
  • Desarrollo de actividades enfocadas a que los chicos y chicas aprendan a resolver conflictos de forma autónoma y habilidades para mejorar su competencia social.
  • Fomento de sus potencialidades y motivaciones personales.
  • Uso de técnicas y estrategias basadas en la observación, la escucha empática y la mayéutica.
  • Enfoque de trabajo orientado a la resolución de problemas específicos y con unas metas y objetivos muy claramente definidos.
  • Facilitamos recursos y herramientas de trabajo muy específicos orientados a resolver y gestionar adecuadamente la situaciones del día a día del niño y de su familia.
  • Todas las acciones del coaching están alineadas con el acompañamiento de las personas en su camino hacia el autoconocimiento, la independencia, la toma de decisiones responsables y el encuentro de su motivación personal.

Los profesionales del coaching infantil siempre intentan trabajar de manera coordinada y en estrecha colaboración con el colegio y las familias. Es por esto que el coaching puede servir de gran ayuda a los padres, ayudándoles en el proceso educativo de sus hijos y diseñando, entre otras estrategias: modelos de comunicación y entendimiento en las diversas etapas por las que pasan sus hijos y habilidades para gestionar y resolver adecuadamente situaciones conflictivas, poniendo el énfasis en el consenso y la máxima comunicación.