Selecciona tu país

En el mercado profesional hay una serie de puestos que resultan de tal atractivo que es difícil resistirse a la idea de ocupar uno de ellos. Para ello hay que estudiar determinados cursos y especializaciones que permiten alcanzar trabajos de ensueño en los que garantizar nuestro futuro de una manera muy sólida. Uno de los accesos que más posibilidades ofrece de llegar muy lejos es el máster en administración de empresas, que despierta gran interés por todo lo que supone a nivel de proyección laboral. ¿Pero en qué consiste y qué podemos esperar de él?

 

Unos objetivos muy claros

Asistiendo al máster que nos posiciona como el mejor candidato a la dirección de empresas y administración de las mismas estaremos en primera fila de un grupo de ejecutivos con grandes oportunidades en el mercado profesional. Este máster se ocupa de preparar a los líderes del futuro, a empresarios y directivos que demostrarán una gran habilidad y que serán capaces de dirigir sus empresas con resultados satisfactorios. Serán ejecutivos que habrán tenido una formación idónea respecto a su capacidad para ser capaces de liderar incluso en las situaciones más complicadas. Este será un factor de peso, puesto que en muchos sectores es común que el ambiente sea tremendamente competitivo y dinámico, resultando necesario que los ejecutivos estén de forma constante controlando todo lo que ocurra a su alrededor.

Otra de las metas del máster reside en conseguir que los alumnos sean capaces de desenvolverse de forma eficiente en un entorno internacional en el cual se requiera de su puesto una serie de conocimientos específicos. Sus habilidades para la dirección se pondrán a flor de piel y se fomentará que estos jóvenes directivos tengan capacidad para hacer frente a cualquier tipo de proyecto sin importar su aparente dificultad.

 

Temario de un año de máster

La duración del máster de administración es de 1 año, dividiéndose en dos semestres en los que no habrá ocasión de bajar el ritmo en ningún momento. El alumnado comenzará el primer semestre con las asignaturas que se consideran obligatorias, incluyéndose entre ellas innovación y aplicación de la estrategia empresarial, gestión en la dirección del departamento de marketing, gestión y dirección del lado financiero, gestión del equipo, los recursos humanos y habilidad para exprimir el potencial de este equipo. Durante el semestre también se dará clase de lo relacionado directamente con la calidad, la logística y las operaciones, terminando con un último curso en el que se repasará el entorno económico en términos internacionales.

Llega el segundo semestre y con él comienzan tanto las asignaturas optativas, como todo aquello vinculado a la orientación profesional del candidato. Las dos asignaturas sobre las que se asienta este módulo reúnen el marketing con alcance internacional, algo que cada vez tiene una mayor repercusión, y las técnicas de venta, así como la dirección.

Dentro también del segundo semestre se inicia el tercer módulo, que resulta más complejo. En él el aspecto central es la especialización, la búsqueda de ese aspecto que ayudará a los estudiantes a definir su trayectoria futura. Hay cuatro asignaturas que se pueden realizar, comenzando con las comunicaciones TIC y el uso tecnológico de nuevos sistemas aplicados a la dirección de empresas. Otra de las asignaturas es la que nos llevará a descubrir cómo las redes sociales entran en la cadena de valor, la de los negocios digitales y por último una cuarta asignatura de este módulo profundizará en el carácter global del emprendedor. Cómo no, siguiendo las tradiciones, habrá que elaborar un trabajo de final de máster que esté relacionado con la dirección y gestión de empresas, plasmando todo lo que se haya aprendido a lo largo de los meses precedentes.

 

¿Qué salidas laborales tiene?

No hay que darle muchas vueltas a la cabeza para saber qué tipo de oportunidades proporciona este tipo de máster. Hay miles de empresas de todo el mundo y de muy variados estilos solicitando ejecutivos y líderes que puedan ponerse al frente de los negocios para impulsar sus resultados. Los estudiantes que hayan superado este máster estarán preparados para realizar un desempeño polivalente, dado que habrán sido sometidos a una preparación que les dará ventajas sobre otros candidatos en todos los campos posibles, desde los recursos humanos hasta la contabilidad y las finanzas. No habrá papel que no pueda realizar con un buen resultado.

Las salidas laborales también incluyen gestorías, entidades bancarias con servicios que haya que reconocer en profundidad o centros educativos. En último lugar no hay que descartar pasar a formar parte de la administración pública, lo que por comodidad sigue siendo un gran deseo para muchos empleados.

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia