Selecciona tu país

Es un hecho que los proveedores de nube pública estén siendo cada vez más demandados (y necesitados) por los empresarios y administradores de negocios que quieren continuar manteniendo e incluso incrementando las necesidades de su negocio en la red. Las actualizaciones son continuas y la arquitectura de la nube se hacen cada vez más necesarias, así que es imprescindible tener a los mejores profesionales trabajando.

Descarga nuestra guía gratuita: Formación en tecnología: Conoce las disciplinas que seguirán demandando profesionales tras la cuarta revolución industrial

Estructuras en nube de alto rendimiento

Recordemos la importancia de las nubes públicas: son nubes mantenidas por empresas externas donde los datos y los procesos que los clientes necesitan están disponibles. Las aplicaciones, almacenamiento y otros recursos disponibles están a disposición pública a través del proveedor de nube por medio de Internet. La computación por nube pública tiene características muy específicas. Por ejemplo, son redes ágiles, capaces de proporcionar mejoras rápidas en cualquier tipo de entorno corporativo.

Al mismo tiempo, este tipo de nube se enfoca hacia la reducción de costes, ofrece una gran escalabilidad para que las empresas tengan lo que necesitan en cada momento y dan acceso totalmente independiente a todo tipo de dispositivos y ubicaciones. También cumplen con los mayores niveles de seguridad, centralizando los datos y los recursos destinados a garantizar la máxima privacidad. Sin olvidar que no es necesario realizar ningún tipo de mantenimiento, no siendo requisito instalar programas, así que solo habrá que estar conectados a Internet para que podamos beneficiarnos de las ventajas de este entorno.

 

Profundizando en la nube

Una característica que no debe faltar en las arquitecturas de red de nubes es la flexibilidad. Las redes que permanecen sin actualizar se estancan con respecto a las demás, pues los servicios no deben de estar anclados a una sola raíz física debido a que los datos de los clientes se tienen que manejar con agilidad. Este es uno de los problemas principales que surgen en las empresas españolas: la rigidez de sus webs y redes impide la actualización de la infraestructura para soportar las nuevas nubes públicas. Es por esto que, antes de montar una web, es necesario tener en cuenta una serie de requisitos con los que la red empresarial debe contar tal y como detallamos a continuación.

Hay que conseguir diferentes segmentos en la red para contar con los requisitos de los datos que fluyen a través de la red. Para ello, la nube debe configurarse adecuadamente para satisfacer una variedad de requisitos de rendimiento y seguridad. La capacidad de priorización para datos concretos que la empresa necesite revisar con asiduidad y rapidez. Si las nubes públicas contienen datos que para el negocio vayan a ser claves, esas nubes deben proporcionar acceso directo a los recursos de red, incluyendo la tolerancia a fallos. Además, hay que tener en cuenta la capacidad de tener redes relacionadas con las aplicaciones que disponemos y, en general, con capacidad de adaptarse a cualquiera de las idiosincrasias o patrones propios que tenga cada uno de los negocios.

En este sentido, las empresas también deben ser capaces de vislumbrar cómo van a ofrecer su servicio y la arquitectura de su red en nube. Hay tres posibilidades determinadas, pero ninguna de ellas es mejor que la otra, sino más o menos adecuadas en cada caso particular. El software como servicio se refiere a una aplicación concreta que se puede usar desde diferentes dispositivos y sirve a múltiples organizaciones de clientes. La plataforma como servicio y la infraestructura como servicio son otras opciones que requieren disponer de especialistas dentro de cada empresa para poder sacarles el máximo rendimiento.

Por último, es importante reconocer que los profesionales de redes pueden utilizar herramientas de gestión y automatización para agrupar objetos que representan agrupaciones lógicas de recursos con el objetivo de hacer más fácil la computación de la nube pública para los administradores. De esta manera, en vez de gestionar servidores ilegibles, la cosa se convierte en gestionar aplicaciones, datos y similares como representaciones lógicas individuales. Con este enfoque, las empresas pueden gestionar mejor los recursos y acceder a toda la tecnología que las mantendrá activas. La forma en la que la arquitectura de red se extiende a través de la nube hace que los expertos en informática móvil puedan destacar gracias a sus conocimientos y experiencia. Esto los convierte en valores de mayor relevancia para todo tipo de negocios.

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia