Selecciona tu país

Cuando hablamos de drones o aeronaves tripuladas a distancia, como norma general pensamos en un tipo concreto. Es normal, ya que sobre todo los destinados a ocio se ajustan a un tipo concreto. Sin embargo, ni todas las aeronaves tripuladas remotamente son drones, ni se ajustan a un solo tipo. Veamos las principales diferencias que existen entre unos y otros vehículos.

 

Aeronaves tripuladas remotamente por radio control

Un buen número de aeronaves se manejan a distancia por un mando de radio control. Como norma general, este mando tiene un alcance relativamente corto, teniendo que mantener la aeronave dentro del área de visión del piloto.

Descarga nuestra guía gratuita: Formación en tecnología: Conoce las disciplinas que seguirán demandando profesionales tras la cuarta revolución industrial

Dentro de este tipo de vehículos controlados en remoto se encuentran aviones y helicópteros en miniatura y drones destinados a recreo. Dependiendo de cuál sea el tipo, la dificultad para manejarla puede ser mayor o menor.

 

Aeronaves tripuladas mediante software

El uso de teléfonos móviles y tabletas electrónicas permite a un controlador ampliar el radio de acción de su aeronave. En estos casos siempre hablamos de drones y se pueden utilizar para diversas tareas.

Los programas de software que se utilizan pueden variar. Hay aplicaciones que convierten el terminal en un mando de control remoto. En otros se introducen los parámetros de navegación y se deja que la aeronave vuele según ese plan de vuelo. También hay una variante de este programa, en el que el piloto puede ejecutar determinados cambios durante el vuelo si lo necesita.

 

Aeronaves autónomas

Aunque no se trata de aeronaves tripuladas remotamente como tales, los drones autónomos son cada vez más habituales. Estos cuentan con sistemas avanzados de navegación, como un GPS y detectores para evitar chocar con personas u objetos. Estos pueden recibir instrucciones y ejecutar las órdenes por sí solos, como crean conveniente según los parámetros de programación con los que cuentan.

 

Tipos de aeronaves según sus alas

Otra forma de clasificar los drones es según sean las alas que tienen. En este sentido distinguimos principalmente dos tipos:

  • Aeronaves de ala fija. Muy parecidos a los aviones convencionales, este tipo de aeronave se emplea sobre todo en el campo militar, aunque últimamente se está comenzando a ver en la agricultura. Un rotor trasero lo impulsa, mientras que las alas ayudan a mantener la estabilidad en vuelo.
  • Drones de rotores múltiples. Los más habituales cuando nos referimos a aeronaves domésticas y de ocio. Hay tres subtipos: los cuatricópteros, que montan 4 rotores; los hexacópteros con 6 y los octacópteros que tienen 8. En realidad, este sistema es una variante del helicóptero, con la diferencia de que estos rotores múltiples le dan una mayor agilidad y capacidad de maniobra a la aeronave.

 

En todos los casos, la formación en el manejo de aeronaves es fundamental. Solo alguien que conoce las características de la aeronave que controla está en condiciones de hacerlo con seguridad. Y no nos referimos únicamente al uso profesional, ya que las aeronaves de recreo, pese a ser de venta libre, requieren de experiencia y práctica a la hora de ser tripuladas.

 

 

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia