Selecciona tu país

  •  Christian Moreno, experto de la Universidad Internacional de Valencia, ha estudiado la relación de la música y de los nuevos nasheeds, canciones pegadizas interpretadas por una voz seductora y con efectos de sonido asociados a la lucha para captar adeptos para la Yihad
  •  El género no es nuevo pero, estos “mantras musicales”, con la ayuda de los nuevos canales de comunicación, se utilizan para el proceso de captación por el autodenominado Estado Islámico

 Valencia (18-09-2017).- Christian Moreno, experto de la Universidad Internacional de Valencia, ha estudiado la relación de la música y de los nuevos nasheeds, canciones pegadizas interpretadas por una voz seductora y con efectos de sonido asociados a la lucha para captar adeptos para la Yihad por el autodenominado Estado Islámico.

 Los nuevos nasheeds son canciones pegadizas interpretadas por una voz seductora, en ocasiones acompañada por un coro polifónico, o a falta de instrumentos, por efectos de sonidos de gran variedad que pueden ir desde el sonido de unos sables o disparos (asociándose a la lucha), hasta unas pisadas ecuestres, según señala, en su análisis sobre la música de la Yihad, Christian Moreno, director del Máster Universitario en Criminología: Delincuencia y Victimología de la Universidad Internacional de Valencia VIU.

El experto de la VIU explica que “además de la producción profesional y propia de vídeos y videojuegos, que utilizan para la captación y la comunicación entre yihadistas, el autodenominado Estado Islámico también ostenta sus propias creaciones musicales, en este caso a diferencia de las otras producciones, la tradición les prohíbe realizar productos a imagen y semejanza de las últimas tendencias en el sector, por lo que no vamos a encontrar ritmos latinos ni canciones pop para el gran público en este tipo de creaciones musicales”.

“Las Nasheeds, aunque los yihadistas las han adaptado y han hecho suyas, tienen una larga tradición en la religión islámica y nacen con el objeto de ofrecer una lectura artística del Corán, similar en finalidad a los romances cantados por el clérigo eclesiástico del Siglo XV”, - añade  Christian Moreno-.

Además, el profesor de la VIU indica que “los Hadiz (pilar fundamental de la SUNNA, asociada a la costumbre y al correcto comportamiento musulmán), prohíben el uso de instrumentos musicales, por tanto, los Nasheeds carecen del uso de instrumentos musicales y son canciones interpretadas a capela”.

RIMA SENCILLA Y FÁCIL CREACIÓN

El experto de la VIU explica también en su análisis que “en estas nuevas nasheeds la rima  es sencilla y se basa en el género de poesía árabe conocida como Zétel, son de fácil creación y cualquiera con algo de nociones musicales las puede componer, ayudándose de un ordenador doméstico”.

En cuanto a las letras, resalta que “como se puede esperar, llaman a la lucha contra el enemigo y a amenazar al mismo, jurar lealtad al líder del ISIS o a narrar las victorias en el campo de batalla.  Como decimos, no han inventado nada nuevo pero estos “mantras musicales”  con la ayuda de los nuevos canales de comunicación pueden llegar a ser resolutivos”.

El análisis indica también que el nasheed más popular es el que pretende ser himno del ISIS y tiene como título “mi nación, ya está aquí el amanecer”. Además, las plataformas Souncloud o Youtube están plagadas de nasheeds y según el experto de la VIU “también son usadas como banda sonora en sus videos y/o  videojuegos”. Cabe destacar como ejemplo “Allhamdullilah” o “FIsibillilah”, asociados a las campañas de lucha en Siria.

Finalmente concluye que “no solamente las canciones son interpretadas en lengua árabe, existen Nasheeds cantados en francés como “pas se laisser abatre” enfocada a los combatientes del país galo y donde se jactan del atentado perpetrado contra la revista Charlie Ebdo, o “avance” utilizado para acompañar los videos realizados para el público belga y francés, todo por llegar al mayor público posible”.