Selecciona tu país

Si has decidido ponerte a dieta es posible que encuentres muchas posibilidades y una de ella sean las dietas disociadas. Se trata de una dieta que permite comer casi de todo, siempre y cuando no se mezclen proteínas e hidratos de carbono en la misma comida. Aunque se pusieron de moda recientemente, en realidad las dietas disociadas existen desde hace mucho tiempo, de hecho se comenzaron a popularizar en las primeras décadas del siglo XX.  

Descarga nuestra guía gratuita: 6 tendencias en nutrición que marcarán los próximos años

 

¿Qué son las dietas disociadas?

Cómo decíamos anteriormente, las dietas disociadas parten de la base de que no se deben mezclar en la misma comida los siguientes tipos de alimentos:

  • Proteínas: carne, pescado, huevos, queso, leche, yogur o legumbres, por ejemplo.
  • Hidratos de carbono: arroz, pasta, pan, patatas y maíz entre otros.

La base de las dietas disociadas es que cada grupo de alimentos necesita un tipo de PH distinto (más ácido o más alcalino), diversos tipos de enzimas y un tiempo de absorción diferente por lo que no se pueden comer juntos si deseamos asimilar bien cada nutriente. Al combinar proteínas con hidratos de carbono se genera una situación que no favorece la correcta asimilación de los alimentos y, por lo tanto, se pueden producir problemas digestivos y grasa en el cuerpo. Las reglas básicas de las dietas disociadas son las siguientes.

  • No mezclar proteína e hidrato de carbono.
  • No mezclar proteína y almidón.
  • Comer la fruta sola y con el estómago vacío.
  • No combinar frutas ácidas con frutas dulces.
  • No hay límites en cuando a las cantidades de alimentos.
  • Solo se puede beber agua y hay que evitar el alcohol y el café.

En cuanto a las proteínas también existen algunas indicaciones:

  • Carnes. Se pueden comer cualquier tipo de carne y se recomienda cocinarla a la plancha o al vapor.
  • Pescados. Al igual que con la carne, se puede tomar cualquier tipo de pescado, a la plancha o al vapor.
  • Productos lácteos. Es preferible tomarlos light y a media mañana o media tarde.
  • Frutos secos. Se pueden tomar solos, a media mañana o media tarde.

En algunos casos es difícil no mezclar porque hay alimentos, como el pan, que contienen tanto proteínas como hidratos de carbono, pero la idea básica es no comer una carne que tiene muchas proteínas con un plato de pasta que tiene muchos hidratos de carbono.  

 

Ventajas de las dietas disociadas

Seguro que alguna vez te has propuesto hacer una dieta y han comenzado las restricciones a la hora de comer: nada de azúcar ni de grasa, ningún alimento de origen animal, eliminación de los hidratos de carbono. Al final se crea una ansiedad a la hora de comer porque no podemos comer lo que nos gusta. Las dietas disociadas te permitirán comer lo que te gusta, simplemente tendrás que combinar los alimentos de forma inteligente. No obstante, antes de comenzar cualquier tipo de dieta es aconsejable consultar con un experto, que nos indique la mejor dieta en función de nuestras necesidades y nuestra salud. Además, es importante combinar la dieta con ejercicio físico.  

Ebook GRATIS: Nutricion

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia