Selecciona tu país

AIoT, (Artificial Intelligence of Things), es una de las razones por las que varios de los más reconocidos especialistas predicen para el 2030 una completa interacción entre seres humanos y ordenadores.

Junto al Big data, Data Mining, Cloud Computing, la robótica y en general la automatización que vivimos, la AIoT,  hará posible una vida mejor a partir de una completa integración entre el mundo físico y el virtual aprovechando el funcionamiento  de un sinnúmero de dispositivos inteligentes.

¿Qué es AIoT?

El nombre es el resultado de la unión de los dos nombres en inglés de dos de las más importantes y actuales plataformas:

  • AI: Artificial Intelligence (Inteligencia Artificial) y
  • IoT: Internet of Things: (Internet de las cosas).

Tiene su origen en 1999 cuando Kevin Ashton creó un grupo de investigación en Procter & Gamble dedicado a la aplicación de sensores. Se trata de dos tecnologías complementarias.

Descarga nuestra guía gratuita: IOT. La revolución invisible de la competitividad

IoT (Internet of Things): Internet de las cosas

IoT, hace referencia a la conexión de objetos de uso cotidiano con Internet por medio de la incorporación de sensores y funciones de conectividad que los dotan de autonomía para realizar funciones.

AIoT (Artificial Inteligence of Things): Inteligencia artificial de las cosas

Los procesos realizados mediante IoT generan una enorme cantidad de datos. En ese punto actúa la inteligencia artificial para procesar y darle sentido a la información tratada. Se calcula que el volumen de datos que generará la actividad basada en IoT  será  en los próximos años del orden de los 80 Zettabytes[1]

¿Cómo actúa AIoT?

Algoritmos genéticos, redes neuronales, lógica difusa, hiperheurísticas, Machine Learning (ML), Big Data y Data Mining son técnicas propias de la Inteligencia Artificial (AI) para el proceso de las grandes cantidades de datos que se generan.

El uso y aplicación de sensores, actuadores, interfaces y sistemas embebidos IoT son técnicas propias  del Internet de las cosas. Todo lo que no dependa de la creatividad, el talento y el criterio del ser humano será posible integrarlo al entorno de AIoT.

Entornos de aplicación de AIoT

Mediante la aplicación de acciones como el reconocimiento de voz, reconocimiento facial, escaneo de objetos, reconocimiento de destinatarios para entregas por drones, entre otras técnicas y  teniendo como bandera el ahorro energético en cada una de ellas, los principales entornos en los que se implementan procesos de AIoT son en general:

  • Tecnología Wearable: aprovecha la nanotecnología[2] para dotar a una gran variedad de dispositivos y artículos de autonomía una serie de capacidades para decidir.
  • Cascos de realidad virtual, cascos con sensores para realizar la conexión: mente-automóvil, anillos, relojes, prendas de vestir con electrodos para prevenir infartos, localizadores de personas, traductores, brújulas virtuales; todos estos artículos a diferencia de los dispositivos móviles se integran en los cuerpos. También hay dispositivos en hoteles, para mantenimiento.
  • Inmuebles inteligentes: viviendas, edificios, bodegas con dispositivos  sincronizados bajo el contexto de IoT.
  • Ciudades inteligentes: aplicación de AIoT en la movilización y en estrategias de seguridad personal.
  • Industrias inteligentes: optimización de cadenas de suministro, reducción de errores en los procesos de producción.
  • EIoT (Enterprise Internet of Things), aplicación de AIoT, en entornos empresariales .

Ejemplos puntuales de aplicación de AIoT

La pandemia es un evento para el cual se han desarrollado dispositivos con tecnología AIoT, que mediante análisis de video inteligente  posibilitan acciones como:

  • Prueba PCR rápida.
  • Toma de temperatura.
  • Medición de aerosoles en el aire.
  • Medidor de índices sanguíneos.
  • Niveles de hemoglobina.
  • Anemia.

Otro concepto importante es Cloud of Things, que es una combinación de Cloud Computing (Servicios en la nube)  + IoT (Internet de las cosas)  + AI (Inteligencia Artificial) para la preservación del medio ambiente.                                                                         

La Inteligencia Artificial y el Internet de las cosas permiten en su acción combinada  optimizar los espacios que habitamos; logran una perfecta sincronización entre el ser humano y el ordenador, conectando muy diversos objetos y dispositivos, extendiendo su beneficio a entornos industriales y a campos como el comercio electrónico, la medicina, la educación, y la seguridad electrónica, entre otros, y posibilitando una nueva forma de relación con nuestro entorno.

Estas tecnologías reciben a la vez el soporte de las técnicas del Big Data,  Machine Learning, el Data Mining, Cloud Computing, entre otras tecnologías actuales.

Ebook GRATIS: IOT

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia