Selecciona tu país

El término dron se ha generalizado mucho. Tanto, que algunos aviones no tripulados reciben esta denominación, aunque no se trata de un dron como tal. Por ello, hemos querido explicar de forma sencilla qué es un dron y qué diferencias hay entre este y otro tipo de aviones no tripulados.  

Primero: lo que no es un dron

Si estás pensando en aviones de combate que surcan el cielo sin que un piloto tenga que subirse a ellos, en realidad no se trata de un dron. Son aviones no tripulados, que requieren la misma pericia que los aviones tripulados normales. La única diferencia con estos es que en la cabina hay un módulo de control y una cámara, que se controlan a kilómetros de distancia. A veces se les llaman drones de combate, pero no son drones como tales.

Descarga nuestra guía gratuita: Formación en tecnología. Conoce las disciplinas que seguirán demandando profesionales tras la cuarta revolución industrial

Tampoco es un dron los ya famosos vehículos terrestres o anfibios por control remoto. Estos tienen algunas características comunes a las de los drones. Pero a la hora de definir qué es un dron, estos tampoco entran en el significado.  

Qué es un dron

Hay otras denominaciones para definir un dron, que pueden ayudarnos a identificar rápidamente en qué consisten. Algunos reciben el nombre de cuadricópteros, sexacópteros u octacópteros, dependiendo de si tiene 4, 6 u 8 hélices. Por tanto, podemos definir un dron como un vehículo que se controla por control remoto, que para elevarse utiliza la fuerza de giro de sus motores unidos a las hélices.  

Una idea que no es nueva

Aunque podemos pensar que los cuadricópteros o drones son una novedad y surgieron hace poco tiempo, no es verdad. Los primeros modelos se remontan a los años 20, aunque el diseño y las posibilidades de control eran bastante diferentes. La tecnología de materiales, que ha logrado que cada vez sean más ligeros, así como la miniaturización de componentes, hace posible que hoy contemos con drones de tamaños y prestaciones muy diversas. Desde los minidrones de recreo hasta los destinados a control y vigilancia, hay un amplio listado de modelos.  

Cómo funciona un dron

El funcionamiento de un dron es básicamente el mismo que el de un avión o un helicóptero. Se ponen en marcha los motores y las aletas se mueven para posibilitar el vuelo. Después, con los mandos de control se va dirigiendo el vuelo, que dependerá en gran medida de los conocimientos y la pericia del piloto. En algunos casos, es posible fijar un rumbo de forma automática. Los modelos que lo permiten incorporan un GPS que permite ir corrigiendo el vuelo y ajustarlo hasta llegar al punto indicado. Estos se sumen usar para realizar rondas de observación cíclicas, sin que haga falta un piloto que lo controle. Simplemente se observa lo que recoge la cámara, que se envía en tiempo real o se graba dependiendo del caso.  

Un cambio de nombre

Algunos expertos recomiendan apostar por un cambio de nombre y denominar cuadricópteros a estos. Y dejar el nombre dron para otros vehículos no tripulados. Lo cierto es que no existe un consenso al respecto. Por lo que seguiremos viendo cómo algunos se refieren a unos u otros modelos cuando hablen sobre lo que es un dron.  

 

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia