Selecciona tu país

La memoria es imprescindible para la cotidianidad. Por ejemplo, recordar los nombres de las personas, evocar cómo llegar a una dirección o recapitular para saber si hemos cumplido con las actividades del día es clave.

Una de las preguntas más habituales que hacen las personas que quieren mejorar su memoria es saber si existe algún secreto para tener buena memoria. Conocernos personas que muestran en público una gran capacidad para recordar listas, números o hechos, incluso algunas de ellas han hecho de esta habilidad un espectáculo. ¿Guardan algún secreto en relación a su memoria?

Buscar la clave para tener una buena memoria es una tarea poco realista. La memoria no es única sino múltiple; los tipos de memoria son diversos. Del mismo modo como una sola herramienta no nos permite construir un edificio, tampoco una única memoria nos permite desarrollar todas las funciones necesarias.

Las técnicas y los sistemas que pueden servir como herramientas para construir una memoria efectiva son muchas y pueden ser divertidas. Sin la ayuda de estas técnicas no podríamos realizar cosas sorprendentes. Algunas de estas técnicas se basan en ofrecer más contexto para recordar. Es decir, están basadas en la premisa de que si captamos más información relacionada con aquello que queremos recordar, la memoria actuará siendo capaz de almacenar y recuperar mejor la información.

Un buen ejemplo de ello es la tabla periódica de los elementos. Esta tabla clasifica, organiza y distribuye los distintos elementos químicos conforme a sus propiedades y características. Su función principal es establecer un orden específico agrupando elementos. Los profesores más que entrar en el análisis de las propiedades y el comportamiento de cada elemento a menudo proponen su estudio como un ejercicio de memoria.

Una buena herramienta para permitir almacenar y recuperar mejor la tabla periódica de los elementos es ampliar la información disponible para cada elemento; un video nos puede ser muy útil. TED-Ed Lesson (htttp://ed.ted.com/periodic-videos) nos propone un vídeo para cada elemento.

Cada video contiene experimentos y experiencias de la vida real con los elementos. Los videos permiten ampliar la información detallando el comportamiento químico y sus propiedades de manera práctica. Este hecho lleva a que el alumno entienda los criterios de clasificación y sea más fácil memorizarlos.