Selecciona tu país

La neuropsicología es una disciplina que combina la neurología y la psicología para estudiar las consecuencia de la lesión en el sistema nervioso central en el proceso cognitivo, emocional, psicológico o de comportamiento. Los efectos en la infancia, por ejemplo, pueden ser de muy diverso tipo como la parálisis cerebral, el déficit de atención y la hiperactividad, entre otros. Para detectar estos efectos se pueden utilizar técnicas como los test neurológicos.

Por lo tanto, la neuropsicología es una especialidad de la psicología que se puede desarrollar en diversos ámbitos como el clínico, el académico y la investigación. En el ámbito de la neuropsicología clínica se trata de determinar la existencia de los efectos psicológicos derivados del daño cerebral de un paciente para poder establecer su rehabilitación.

Sin embargo, la neuropsicología que se aplica a los adultos no es extrapolable al cerebro de los niños porque éste está en desarrollo y presenta una mayor plasticidad.

 

Cómo y qué se evalúa en los niños desde el punto de vista de la neuropsicología

La evaluación neuropsicológica estudia el perfil del niño para determinar los puntos débiles que puedan existir y compararlos con una alteración neuropsicológica, de forma que se pueda realizar un diagnóstico.

Descarga nuestra guía gratuita: Las áreas de la psicología y la aplicación de las nuevas tecnologías

La finalidad de una evaluación neuropsicológica es, por lo tanto, identificar daños cognitivos y de la conducta que estén relacionados con lesiones del cerebro. Los aspectos que se suelen evaluar son, entre otros, los siguientes:

  • El desarrollo del niño.
  • El nivel de inteligencia.
  • La motricidad.
  • El lenguaje.
  • La memoria.
  • La percepción.

En este sentido es donde cobran importancia los test neuropsicológicos como herramientas para evaluar los déficits que pueden existir en los niños.

 

Test neuropsicológicos para niños

Entre los diversos test neuropsicolígicos para niños que se utilizan como parte del diagnóstico, podemos destacar los siguientes:

  • Escala de inteligencia Wechsler. Es aplicable a niños y adolescentes con edades entre 6 los 16 años. Con este test se miden las capacidades intelectuales como la compresión verbal, el razonamiento, la memoria o la velocidad para procesar datos.
  • Escala de madurez neuropsicológica escolar. Con esta prueba se mide el desarrollo neuropsicológico de niños de entre 7 y 11 años y determina las funciones que están relacionadas con el proceso de aprendizaje de los niños.
  • Test de figuras enmascaradas. Evalúa la flexibilidad cognitiva y el niño debe identificar dentro de un conjunto de figuras complejas una figura simple como un triángulo o un cuadrado.
  • Cancelación de rombos. En este caso, se mide la atención del niño que debe señalar los rombos que aparecen de forma aleatoria entre varias figuras geométricas.
  • Memoria secuencial auditiva. En este test también se mide la atención y consiste en que el niño observe y reproduzca de forma inmediata una serie de dibujos geométricos que aparecen en diversas cartulinas. Las series son cada vez más largas y complicadas ya que combina líneas y figuras más y más numerosas.

La utilización de los test neuropsicológicos dependerá de cada caso y deberá acompañarse de otras pruebas pare determinar el diagnóstico.

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia