Selecciona tu país

La robótica industrial ha experimentado un importante auge en los últimos seis años, coincidiendo con el lanzamiento de la división de Google con esta especialidad. Desde entonces, se han multiplicado los ejemplos de aplicaciones que van, desde robots colaborativos en el espacio industrial, hasta minoristas e incluso robots de uso doméstico.

Existen cuatro verticales clave que han demostrado una sólida adopción de la robótica y han liderado el avance y la proliferación de la tecnología más innovadora. ¿Quieres saber quiénes son los líderes de la robótica industrial?

Descarga nuestra guía gratuita: IOT. La revolución invisible de la competitividad

A la cabeza de la robótica industrial

A medida que la adopción de la robótica continúa acelerándose, estas tres industrias lideran el avance de esta disciplina:

  • Fabricación. No debería sorprendernos que los espacios de fabricación avanzada lideren la adopción de la robótica industrial, ya que es muy fácil para las empresas manufactureras continuar adoptando nuevos avances, puesto que ya estaban utilizando la automatización. También los robots colaborativos o la impresión 3D en metal se consideran motores clave detrás del liderazgo continuo de este sector.
  • Logística y cadena de suministro. Existen oportunidades muy interesantes en torno a la automatización de almacenes y logística. Amazon y sus robots fabricados por Kiva Systems son un buen ejemplo del poder de la robótica industrial en el retail. Los centros de distribución del minorista cuentan con una fuerza de trabajo robótica muy superior a cualquiera de sus competidores, que contribuye a impulsar su eficiencia y apoyar las estrategias que diferencian a Amazon. ¿Cómo si no podrían hacerse posibles las entregas en 24 horas?  
  • Construcción. Aunque la construcción no es la opción más obvia como vertical líder para la robótica, en los últimos meses empieza a notarse un aumento en la actividad. La disrupción llega al sector en un momento en que se recobra tras el desplome de la crisis, y, en este escenario, la robótica industrial aumenta de valor al ayudar a los empresarios a vencer su principal problema: la escasez de mano de obra. Hoy día, seguramente no habría otra forma de llenar el vacío laboral sin los robots. Camiones y otros tipos de vehículos autónomos, montacargas autónomos y el uso de drones para capturar datos sobre sitios de construcción ya están ayudando a llenar algunos de estos vacíos. En el futuro, puede que el repunte nos acerque a la ciencia ficción, con el potencial de los viajes espaciales. La construcción en el espacio exterior necesitará el apoyo de la robótica industrial para poder garantizar la seguridad, eficiencia, rendimiento y economía de costes que se requiere en un proyecto de esa categoría. El momento de presenciar un acontecimiento de este nivel no es tan lejano como podría parecer, ya que la NASA y otras compañías espaciales privadas han estado trabajando en esto durante mucho tiempo.

Por último, no hay que olvidar mencionar que la industria médica probablemente sea la que ha experimentado uno de los cambios más drásticos en términos de introducción de la robótica industrial.

El ejemplo más notable es el robot quirúrgico da Vinci, aunque no es el único. En lo que respecta a la industria de la salud, los robots son la nueva ventaja, al poder emplearse para una variedad de otros propósitos, como la telepresencia, monitorización de pacientes y logística hospitalaria. 

Ebook GRATIS: IOT

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia