niños-asperger.jpg
Ciencias de la Salud

Niños y Asperger: cómo detectar el síndrome y qué hacer

Equipo de Expertos en Educación

Según la definición de la Confederación de Asperger de España, el síndrome de Asperger es un trastorno del desarrollo que se incluye dentro del autismo y que tiene efectos sobre las relaciones sociales, la comunicación, la capacidad para aceptar los cambios y la poca flexibilidad en la forma de pensar. Vamos a analizar la relación entre los niños y el Asperger, cómo se puede detectar la enfermedad y qué se puede hacer.

Síntomas del Síndrome de Asperger en niños

Aunque los síntomas pueden variar de un niño a otro, en general se pueden destacar los siguientes aspectos que nos pueden ayudar a saber si puede existir o no un Síndrome de Asperger:

  • El niño no disfruta del contacto social y muchas veces prefiere estar solo.
  • No juega con otros niños de la misma edad y tiene pocas amistades.
  • Es muy competitivo y su objetivo es ganar siempre que juega.
  • No es tolerante a la frustración.
  • Sus reacciones emocionales (ira, tristeza, alegría, enfado), a veces, son desproporcionadas.
  • Entiende lo que le dicen de forma literal.
  • Le gusta la rutina y la repetición de actividades, cualquier cambio le altera.
  • En ocasiones realiza movimientos repetitivos con las manos o con el cuerpo.
  • Tiene intereses muy focalizados en determinadas actividades.

Descarga nuestra guía gratuita: Las áreas de la psicología y la aplicación de las nuevas tecnologías

Por lo tanto, las áreas afectadas por el Asperger son las siguientes:

  • Las relaciones sociales. Un niño con Asperger tiene pocas habilidades sociales, no detecta las emociones, por lo que tiene respuestas emocionales que pueden ser inadecuadas para un momento determinado. Son personas muy inocentes por lo que pueden ser objeto de burlas en el colegio, por ejemplo. Les gusta estar solos aunque a algunos niños con Asperger la soledad les produce frustración y a otros no.
  • La comunicación verbal y no verbal. El lenguaje a utilizar con los niños con Asperger debe ser sencillo, con palabras que puedan entender con facilidad y sin utilizar metáforas, porque entenderán todo lo que les digas de forma literal. A veces, los niños con Asperger memorizan frases y luego las utilizan en otro contexto, pero ese contexto no es el idóneo. Por otra parte, la mirada del niño puede ser fija y es difícil que tengan un contacto visual con quién les habla.
  • Obsesiones concretas. Los niños con Asperger suelen tener determinadas obsesiones que pueden estar relacionadas con la colección de un determinado objeto o con los horarios del autobús, entre otras muchas cosas. La obsesión suele ser intensa, pero puede cambiar de objeto a lo largo del tiempo.
  • Rutinas inflexibles. Un niño con Síndrome de Asperger se acostumbra a una determinada rutina u horario y le cuesta mucho salir de ella. Esperan que las cosas se hagan siempre igual y se muestran inflexibles ante cualquier cambio.

Detección del Síndrome de Asperger

Es, posiblemente, el tipo de TEA más difícil de diagnosticar. Porque los niños con este problema no presentan ningún rasgo físico o discapacidad intelectual que los identifique. Es más, algunos de ellos tienen un coeficiente intelectual superior a la media y unas aptitudes sobresalientes en materias o actividades que no precisan de una gran interacción con los demás, como por ejemplo la informática.

En ocasiones los síntomas del Asperger pasan desapercibidos para los propios padres, siendo los maestros durante la etapa de educación primaria (normalmente entre los 6 - 9 años) los que, muchas veces, detectan o sospechan que un alumno suyo puede tener este problema por su comportamiento en clase y, sobre todo, por sus escasas habilidades sociales.

Cuando un profesor sospeche de la presencia de un niño con síndrome de Asperger, debe ponerlo rápidamente en conocimiento de la dirección del centro educativo  y, por supuesto, de los padres, ya que estos deberán llevarlo a un especialista médico para que confirme el diagnóstico.

¿Cómo se puede facilitar la escolarización de un niño con Asperger?

Antes de nada, tanto los padres del niño como los profesores del centro al que vaya a acudir, deben tener información suficiente sobre el Síndrome de Asperger y sus características, ya que no es lo mismo que el autismo.

Las acciones que se pueden realizar para facilitar la escolarización son las siguientes:

  • Apoyar al niño para que socialice con sus compañeros y participe en las actividades colectivas.
  • Enseñarle las normas de conducta en sociedad para que sepa utilizarlas.
  • Aportar educación afectiva para que sepa reconocer emociones y demostrarlas.
  • Ayudarle en sus problemas de motricidad, si los tiene, poniendo en práctica actividades que le ayuden a superarlos.
  • Fomentar las habilidades de comunicación y de conversación, para que el niño sea capaz de tener una interacción social normal.

La educación de un niño con Síndrome de Asperger puede hacerse en una escuela específica o en una ordinaria, pero en este segundo caso se le deberá facilitar apoyo y ayuda para que puedan cubrirse sus necesidades y se sienta integrado en el colegio.

El tratamiento del Síndrome de Asperger

Es posible que el tratamiento que se utiliza para un niño no sea efectivo para otro, pero existen determinadas terapias que pueden mejorar las habilidades de un menor con Asperger y son las siguientes:

  • La terapia cognitiva, le ayudará a gestionar sus emociones, a reconocer las emociones de los demás y a mejorar su relación con otras personas.
  • La fisioterapia le puede ayudar en los problemas de motricidad que tenga.
  • La terapia ocupacional también puede favorecer sus habilidades motoras.
  • El entrenamiento de habilidades sociales también puede ayudar al niño con Asperger a mejorar sus relaciones con otras personas.

En general, lo más aconsejable es diagnosticar y tratar el Asperger cuanto antes.

¿Qué puedes hacer en el día a día si tu hijo tiene Síndrome de Asperger?

En el día a día los padres también pueden ayudar mucho al niño con Síndrome de Asperger, por ejemplo, con las siguientes acciones:

  • Habla con él de forma sencilla, sin utilizar un lenguaje rebuscado ni complicado.
  • No plantees muchas opciones al niño cuando le des a elegir, procura que haya solo 2 o 3.
  • Debes establecer límites de tiempo en los que se pueda dedicar a hacer lo que le gusta, para evitar que se enfoque solo en eso y se aísle.
  • Si le quieres dar al niño instrucciones para hacer algo, debes hacerlo de forma muy simple, incluso utilizando fotos o dibujos.
  • Prepárale ante cualquier cambio. Algo tan sencillo como irse de vacaciones y cambiar de lugar durante unos días puede alterar al niño con Asperger, por lo que tendrás que prepararle para el viaje, contarle los detalles, e ir preparando la salida unos días antes.
  • Reconoce sus avances. Ante cualquier avance que realice el niño, es necesario que expreses tu reconocimiento y que le hagas ver que estás contento y que lo ha hecho bien.
  • Recuerda que es un niño como cualquier otro, que simplemente tiene necesidades especiales y que necesitará toda tu paciencia y comprensión.

¿Quieres ayudar a los niños con Asperger y a su entorno? Puedes convertirte en el profesional que necesitan con nuestro Máster en Psicología en la Infancia y la Adolescencia.

Solicitar información

Universitat Internacional Valenciana - Valencian International University S.L.U., tratará sus datos personales para contactarle e informarle del programa seleccionado de cara a las dos próximas convocatorias del mismo, siendo eliminados una vez facilitada dicha información y/o transcurridas las citadas convocatorias.

Ud. podrá ejercer los derechos de acceso, supresión, rectificación, oposición, limitación y portabilidad, mediante carta a Universitat Internacional Valenciana - Valencian International University S.L.U. - Apartado de Correos 221 de Barcelona, o remitiendo un email a [email protected]. Asimismo, cuando lo considere oportuno podrá presentar una reclamación ante la Agencia Española de protección de datos.

Podrá ponerse en contacto con nuestro Delegado de Protección de Datos mediante escrito dirigido a [email protected] o a Grupo Planeta, At.: Delegado de Protección de Datos, Avda. Diagonal 662-664, 08034 Barcelona.