liderazgo femenino (1).jpg
Empresa

Liderazgo femenino: su importancia en la actualidad

Equipo de Expertos en Empresa

Pese al aumento en la participación y el liderazgo femenino, presente en todas las actividades humanas, particularmente en los últimos tiempos, muy pocos países han logrado el equilibrio de género. Mucho menos la distribución equilibrada de las altas posiciones directivas entre hombres y mujeres.

Las oportunidades que tienen las mujeres siguen siendo muy desiguales en comparación a las que reciben los hombres. Su presencia sigue siendo minoritaria a pesar de la evidencia de la capacidad que han demostrado en su gestión a todo nivel.

¿Qué se entiende por liderazgo femenino?

El concepto hace referencia directa a la participación de las mujeres en diferentes ámbitos ejerciendo altas posiciones donde toman decisiones, dirigen grupos e implementan estrategias, es decir, donde hacen visible su liderazgo.

Descarga nuestra guía gratuita: El impacto de un MBA en tu desarrollo profesional

El cuestionamiento a los modelos convencionales, la lucha contra la discriminación de género y la desigualdad laboral han impulsado al liderazgo femenino como una alternativa válida para el futuro de las organizaciones.

Vale aclarar que las condiciones requeridas para ser un buen líder en cualquier campo no son inherentes al género, es decir, que no todas las personas sean hombres o mujeres las poseen.

Características del liderazgo femenino

Estas son algunas de las habilidades que se encuentran más habitualmente en las mujeres y que son, en general, características propias de un líder moderno:

  • Empatía.
  • Inteligencia emocional.
  • Escucha activa.
  • Capacidad de adaptación.
  • Compromiso social.
  • Trabajo cooperativo.
  • Apertura al cambio.

Importancia del liderazgo femenino

El liderazgo femenino está sustentado por motivaciones distintas al del masculino y, dadas las características y habilidades con las que cuentan las líderes femeninas, resulta muy conveniente aprovecharlas en la conformación y gestión eficaz de grupos de trabajo. También en la gestión de personas, en general. Así mismo, estas habilidades las capacitan para tomar decisiones en momentos de crisis y emergencias.

Está plenamente comprobada también la conveniencia de combinar las facultades de líderes de los dos sexos, ya que pueden obtenerse resultados óptimos en la gestión colectiva de una organización.

El aporte del liderazgo femenino

La historia humana cuenta con innumerables aportes positivos  de líderes femeninas que han dejado evidencias de capacidad en diversos campos, como la ciencia, el arte, la política, el sector empresarial y el social, entre otros.

El mundo ha conocido y experimentado las gestiones de mujeres que han gobernado eficazmente países y dirigido grandes empresas. En la actualidad, no se duda ya de los beneficios de la incidencia del liderazgo femenino en las organizaciones; ni se argumenta la necesidad de llegar al equilibrio de géneros y a la igualdad de oportunidades para los dos sexos como vía para optimizar las gestiones organizacionales.

Iniciativas y experiencias que cierran la brecha de género

Vale la pena citar en esta sección programas auspiciados por importantes empresas, planes de igualdad que cierran  la brecha salarial entre empleados de ambos sexos y promueven a la mujer para cargos directivos. Dichos programas son promovidos por foros internos de participación y seguimiento que buscan una fluida comunicación entre los miembros de las organizaciones.

La pandemia hizo de la digitalización un medio necesario para la comunicación y la gestión virtual de procesos y el liderazgo femenino no estuvo ausente en esta transformación. Vale la pena destacar la labor de líderes femeninas al frente de importantes empresas relacionadas con la informática, como:

  • Ángela Merker primera mujer directora de IBM.
  • Fuencisla Clemares directora de Google de España y Portugal.
  • Pilar López Álvarez, Presidenta de  Microsoft España
  • Rosa Díaz Directora General de NCIBE: Instituto Nacional de Ciberseguridad.

El concepto de liderazgo femenino comienza su evolución cuando la mujer empieza a ganar espacios, el derecho a votar y a cursar carreras universitarias, que le posibilitan su ingreso al mundo laboral. Esos hitos marcan el inicio del largo camino hacia la igualdad de género, hacia la distribución equitativa de cargos directivos para mujeres y hombres.

El avance al respecto es indudable pero queda mucho por hacer, la tradición machista en los entornos laborales es aún muy fuerte. Las líderes femeninas, aparte de sus habilidades innatas deben prepararse cada vez más para afrontar los prejuicios que permanecen aún vigentes y los retos que propone el nuevo orden mundial.    

Los programas virtuales y máster de VIU, constituyen una gran opción para las mujeres que deseen fortalecer su preparación integral que las capacite ejercer eficientemente su liderazgo en mundo laboral tradicionalmente liderado por hombres.  

Ebook GRATIS: MBA