Selecciona tu país

El bajo rendimiento académico de un alumno se puede deber a muchas causas, entre ellas la utilización de un método de estudio inapropiado. En este sentido, las técnicas de estudio tienen una importancia fundamental para conseguir unos buenos resultados, puesto que simplifican los contenidos y optimizan el aprendizaje.Muchas veces la clave del éxito no se encuentra en estudiar más, sino en buscar la actitud adecuada ante el aprendizaje, aprovechando al máximo los recursos y aplicando estrategias que faciliten un aprendizaje más metódico y personalizado.Las técnicas de estudio son actividades específicas mecánicas y sistematizadas, por lo que pueden ser aprendidas e interiorizadas por cada persona, lo que sin duda le ayudará a mejorar sus resultados académicos. Algunas estrategias de estudio muy efectivas son:

  • Planificar debidamente los exámenes y el resto de actividades académicas mediante horarios realistas y adaptados a las posibilidades y estilo de vida de cada estudiante.
  • Hacer esquemas, releer, subrayar con distintos colores.
  • Evaluar lo que se sabe sobre un tema y los conceptos que se llevan más flojos.
  • Elegir la técnica de estudio específica que se adapta mejor a la materia que se quiere aprender.
  • Relacionar adecuadamente decisiones, con acciones y procedimientos.

 

Aprovechar las nuevas tecnologías

Por otro lado, las tecnologías de la información (TICs) han ampliado enormemente las posibilidades y el potencial de las técnicas de estudio. Internet no es sólo un canal extraordinario para realizar todo clase de cursos on line, investigar o buscar información, también se pueden encontrar herramientas y metodologías de estudio (tests, pruebas prácticas, resúmenes, infografías) y sirven para intercambiar conocimientos y todo tipo de información.

Las TICs se pueden utilizar también en el ámbito de las técnicas de estudio, existiendo multitud de recursos en abierto, como educaplay o pipoclub, que son muy válidos como instrumentos prácticos para el desarrollo de las capacidades de los alumnos de una forma intuitiva y divertida y, sobre todo, con posibilidades interactivas.

A través de Internet, el alumno o alumna puede interactuar, comunicarse e intercambiar experiencias con otros compañeros de la misma aula, del colegio e, incluso, de otros centros educativos.

Principales ventajas de la técnicas de estudio interactiva

Además de interactuar con otras personas y con el propio sistema informático, estos métodos presentan otra serie de ventajas:

  • Fomentan la motivación. La presentación de las materias de una manera atractiva, amena, divertida y que, en definitiva, permiten al alumno aprender jugando, es un claro factor de motivación tanto a nivel individual como de grupo.
  • Favorece el interés. Estos recursos pueden ser una práctica y útil herramienta para el profesor a la hora de despertar en los niños interés por determinadas materias. Cuando hablamos, por ejemplo, del área de matemáticas el simple término ya puede desinteresar a muchos alumnos. Sin embargo. a través de la informática los conceptos pueden tomar una forma más amable, entretenida y cercana a los niños, al presentarse en un medio al que están muy habituados y que relacionan con el ocio.
  • Facilitan la coooperación. Las técnicas de estudios interactivas también posibilitan la realización de experiencias, trabajos o proyectos en común tanto para alumnos como profesores.
  • Permite una mayor autonomía. El alumno puede experimentar métodos de aprendizaje menos dependientes de la figura del maestro. Siempre siguiendo indicaciones del docente, ahora el alumno puede ser más autónomo, buscar información y seleccionarla adecuadamente.
  • Mayor iniciativa y creatividad. El desarrollo de la imaginación, la creatividad e iniciativa del niño es también una ventaja de estos recursos.

técnicas de estudio interactivas

 

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia