Selecciona tu país

Para tener las máximas garantías de aprobar un examen es necesario asimilar la información de forma qué comprendamos lo que estamos trabajando y, de esta forma, seamos capaces de expresarlo en el momento de la prueba. A continuación citamos los principales factores positivos (aciertos) y negativos (errores) cuando estudiamos para un examen.  

Factores positivos o que suman a la hora de aprobar un examen

  • Crear una ambiente ordenado y silencioso.
  • Tratar de estar en forma tanto físicas como psíquicamente.
  • Trabajar la automotivación y la positividad.
  • Hacer esquema y resúmenes.
  • Utilizar técnicas de estudio: subrayado, planificación, técnicas gráficas.
  • Usar técnicas de memorización: estrategias de nemotecnia sar palabras similares o rimas, organizar la información por temas.
  • Antes del examen siempre hay que hacer un rápido repaso de la información.
  • Utiliza las nuevas tecnologías e Internet.
  • Optimiza al máximo el tiempo de estudio, para ello debes concentrarte al máximo, olvídate del móvil y otras distracciones durante un tiempo.
  • Estudiar primero lo más díficil y dejar lo más sencillo para el final, cuando el cansancio comienza a hacer mella.
  • Organizar y planificar con detalle el temario a preparar, de forma realista y teniendo en cuanta el tiempo de que realmente disponemos.

 

Factores negativos: lo que merma las posibilidades de éxito

  • La concentración es vital, hay que eliminar todo lo que nos puede distraer durante el tiempo de estudio (móvil, televisión, redes sociales).
  • Dejarlo todo para el último momento.
  • No planificar adecuadamente y no reservar un tiempo para un repaso general.

No todos los exámenes son iguales

Otro de los grandes errores es estudiar todos los exámenes de la misma forma, sin tener en cuenta las particularidades de cada uno de ellos. No es lo mismo preparar un examen de desarrollo que uno tipo test, con preguntas cerradas. Para estos últimos es fundamental:

  • Para preparar los exámenes de preguntas cerradas, lo expertos recomiendan  abarcar un gran parte del temario en cada sesión de estudio.
  • Conviene trabajar repetidamente sobre los distintos conceptos para ir reteniendo los pequeños detalles de una forma progresiva y en cascada.
  • Hacer esquemas y resúmenes enfocados en aquellas conceptos y palabras clave que sirvan para sintetizar mejor todo el tema.
  • Realizar simulaciones constante y progresivamente. Es importante ensayar suficientemente los tests de pruebas, o hacerlo con muestras de calidad y que sean representativas de la clase de preguntas del examen definitivo u oficial.
  • En el momento del examen, intentar acertar  algunas preguntas aplicando el sentido común e incluso el descarte.
  • Tratar de priorizar la memoria de recuerdo en vez de la de reconocimiento.
  • Suele ser más efectivo el estudio de la totalidad de los contenidos de forma integral, no tanto por temas o bloques, para a partir de ese estudio común ir descolgando mentalmente todos los conceptos que pueden entrar en alguna de las múltiples preguntas de test.

 

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia