iStock_000010758208_Large.jpg
Educación

Cómo prepararse una prueba práctica de una oposición

Equipo de Expertos en Educación

¿No sabes cómo preparar correctamente la prueba práctica de tu oposición? Si es así, entras dentro de ese 29 % de españoles que, según un reciente estudio, ha decidido buscar una plaza fija. Es posible que hayas pensado en estudiar una oposición, algo que tiene en mente el 22 % de españoles, pero que no sepas muy bien cómo superarla.

Te adelantamos que en algunas ocasiones se añade una parte práctica para comprobar la idoneidad del candidato para el puesto. Puede tratarse de una prueba física, de la exposición de un tema o de una actividad similar. Por lo tanto, es importante que dividas tu periodo de preparación en dos partes: el estudio de la teoría y su puesta en práctica.

En 2023, la ratio por plaza para la Administración del Estado oscilaba entre los 7 y los 25 candidatos. En el caso de las oposiciones para maestros y profesores, el número se situaba entre los 9 y los 20, aproximadamente. En ambos casos, la parte práctica fue decisiva para conseguir la plaza.

Por todo lo anterior, vamos a repasar cuáles son las técnicas que tienes a tu alcance para aprobar. Ten en cuenta nuestras recomendaciones para que puedas obtener la plaza que te interesa con mayor facilidad.

cómo estudiar una oposición

¿En qué consiste la prueba práctica de una oposición?

Si vas a ser opositor, sabrás que debes estudiar con un enfoque distinto al acostumbrado. Especialmente para la prueba práctica, que se utilizará para conocer otros aspectos de ti como candidato. El objetivo es determinar si tienes las aptitudes, las competencias y la motivación para ocupar el puesto fijo al que aspiras. Al mismo tiempo, se puede comprobar tu nivel de adaptabilidad emocional y tus aptitudes específicas.

Es el caso de la prueba práctica de las oposiciones para docente. El tribunal insta al candidato a que explique un tema concreto mientras evalúa sus aptitudes pedagógicas. Durante su intervención, se analiza su capacidad para comunicar los conocimientos. Asimismo, se comprueba cómo prepararía una unidad didáctica, cómo la defendería y de qué forma conseguiría que sus alumnos aprendieran eficazmente.

Claves para preparar las pruebas prácticas de una oposición

Es muy importante, por lo tanto, que no te dediques a estudiar la teoría sin tener en cuenta la parte práctica. Así, te proponemos los siguientes consejos para superar las pruebas prácticas de tu oposición.

Nunca subestimarlas

Es un error tan habitual como común. Pensar que al tratarse de una prueba oral vas a poder superarla sin problemas no es recomendable. Es más, la parte práctica tiene bastante peso en la nota final y podría dejarte fuera del proceso de selección. Sería conveniente que:

  • Evitaras improvisar.
  • Le dedicaras una parte de tus horas de estudio a ensayar tu exposición.
  • Prepararas tu prueba al detalle para evitar posibles errores o dudas.
  • Prepararas muy bien el debate y las conclusiones

Lo más adecuado es conocer algunas técnicas didácticas y crear tu propia estrategia. Prepara tu prueba teniendo en cuenta los siguientes factores:

  • Cuando hayas practicado a solas tu exposición, atrévete a hacerlo delante de otras personas.
  • Pídeles su opinión a familiares o amigos para que conozcas dónde están los errores y cómo puedes evitarlos.
  • Solicita que te graben en vídeo y comprueba personalmente cuáles son los puntos débiles de tu propuesta. Te será más fácil cambiar tu forma de exponer el tema y de conseguir un resultado más convincente.

Poner en práctica técnicas específicas de preparación de pruebas prácticas

Uno de los grandes temores de los opositores es que no hay una única técnica que funcione bien en todos los supuestos. Cada persona tiene una manera concreta de preparar estas pruebas que considera más adecuadas. Son las que debe poner en práctica, pero siempre teniendo en cuenta la opinión de otras personas para comprobar si su propuesta es la mejor. Algunas técnicas apropiadas son:

  • El uso de subrayados de los puntos clave de tu exposición.
  • Redactar resúmenes del tema para tener un guion claro de lo que vas a decir.
  • Los mapas conceptuales, que resultan de gran ayuda para aclarar conceptos.
  • Los esquemas contribuyen a despejar los aspectos más importantes y a estructurar la información.
  • Las reglas mnemotécnicas personalizadas favorecen que recuerdes qué vas a decir. Por ejemplo, crea palabras con las primeras sílabas de cada concepto importante de un listado.

Cuanto más adaptes estas técnicas a una exposición oral convincente, didáctica y clara, mejor será el resultado.

¿Cómo afrontar la defensa del examen práctico?

Son varios los aspectos que pueden ayudarte a convertir tu defensa en un éxito. Resumimos los más importantes.

Mantener una actitud positiva

El estrés de llevar meses estudiando y jugarte tu esfuerzo en una prueba es totalmente comprensible. Sin embargo, no debes trasmitirle esta sensación al tribunal. Es preferible que mantengas una actitud optimista y que trasmitas seguridad. Si compruebas que es un reto demasiado complicado, un psicólogo o coach puede ayudarte a ganar en autoconfianza. Lo que se va a evaluar es cómo te adaptarías a explicar ese tema delante de tus alumnos o compañeros. A mayor seguridad en tus conocimientos, más probabilidades de superar la prueba.

Crea un material a tu medida

Cuando conozcas los detalles del examen práctico, has de elaborar un material concreto que se ajuste a cómo te van a evaluar. Valora factores como:

  • La creación de temas en el mismo formato que te van a solicitar.
  • Elegir las herramientas que vas a necesitar. Cada examen analiza habilidades distintas, por lo que debes ceñirte estrictamente a las que te van a solicitar y eliminar las que no sean necesarias.

Trasmite seguridad

Piensa que el examen es como tu primer día de trabajo. Debes prepararlo con emoción y pasión para que sorprendas a los miembros del tribunal.

Prepara el examen tras dominar la teoría

Solo cuando conozcas todo el temario y encuentres un tema con el que puedas mostrar tu mejor versión es cuando debes comenzar tu preparación.

Vende tu exposición de forma adecuada

No olvides que todo lo que hagas será el fiel reflejo de tus aptitudes. Es muy eficaz considerar el examen práctico como una entrevista de trabajo: tienes un tiempo concreto para demostrar que eres la persona indicada. Consigue tu propósito gracias a:

  • La elaboración de una estrategia para leer y exponer tu tema. Intenta que sea lo más detallada posible. No dejes ningún cabo suelto porque de ello dependerá que tu exposición sea mucho más clara.
  • Crear una segunda estrategia que te permita responder a todo tipo de preguntas y dudas. Ensaya cómo vas a contestar para evitar quedarte en blanco.
  • Mantener el contacto visual con los miembros del tribunal. Son ellos los que van a decidir tu futuro, demuéstrales por qué mereces la plaza
  • Selecciona muy bien tu ropa. Es más práctico llevar prendas cómodas y adecuadas para tan importante cita.
  • Mantén tu actitud durante toda la exposición. Durante las preguntas has de seguir trasmitiendo que lo sabes todo sobre el tema que acabas de exponer.

Evita los errores más frecuentes

Vamos a contarte qué debes evitar para que tu exposición sea la mejor posible. Recuerda que van a evaluarte todos los miembros del tribunal y no solo el presidente. Mírales a los ojos, habla con tranquilidad y haz alguna pausa.

Es posible que los nervios te traicionen e incluso que te pongas a temblar. No cojas un papel o un bolígrafo porque se notará más que no controlas la situación. Te recordamos que el tribunal no va a juzgar si te sabes el tema que expones, sino tu aptitud pedagógica. Mantén una postura erguida y controla tus nervios.

Asiste a las defensas del resto de opositores para comprobar en qué consisten y también cuáles son las técnicas más adecuadas para responder a las preguntas. Compara las exposiciones que veas con la que has ensayado y mejora la tuya. Has de hablar a un ritmo y volumen adecuados. Si te equivocas al leer, ensaya también qué podrías decir para ganar en fluidez el día de la prueba.

Si tienes pensado utilizar esquemas o diagramas, explica bien el orden de lectura de los puntos que vas a ir explicando. Debes leer todo lo que redactaste en el examen, no podrás añadir o eliminar nada. A la hora de responder, no improvises o comentes algo de lo que no estás seguro/a. El tribunal podría seguir profundizando en tu teoría y dejarte en evidencia.

Sobre todo, no dudes ante las preguntas que van a ponerte en entredicho. Especialmente, las referidas a los errores que has podido cometer en el examen. Reconocerlos y corregirlos es más adecuado que seguir defendiendo una postura equivocada.

Sin duda, formarte es siempre positivo para superar la prueba práctica de tu oposición. Ahora que conoces las claves para estudiar una oposición y conseguir la plaza, de ti depende ponerlas en práctica. Es importante que tengas en cuenta que cada parte de la oposición tiene la misma importancia. El objetivo final es conseguir la plaza de tu interés, pero antes has de convencer al tribunal de tu idoneidad. Esperamos que la guía práctica que acabamos de comentarte te sea de gran ayuda para que puedas aprobar la oposición que elijas. ¡Mucha suerte!