Selecciona tu país

El empoderamiento hace referencia al potencial que tenemos cada persona para alcanzar metas y objetivos definidos por nosotros mismos, abordando de este modo la vida, en términos de oportunidades personales y sociales.

El empoderamiento permite comprender y fomentar la integración de colectivos en desventaja o vulnerabilidad social. Cualquiera de nosotros podemos vernos en alguna situación de peligro social. Todos y cada uno de nosotros podemos llegar a ser vulnerables durante el transcurso de nuestra vida: desde que nacemos, por el hecho de ser mujer, por ser inmigrante, por pertenecer a una minoría étnica estigmatizada socialmente; en la infancia y adolescencia, por no disfrutar de un ambiente favorable y con oportunidades para nuestro desarrollo personal y adaptación social; en la juventud y en la vida adulta por no tener un empleo estable, por cuestiones económicas, por carecer de una vivienda propia adecuada; a lo largo de nuestra vida, por padecer alguna enfermedad o discapacidad, por sufrir un accidente incapacitante... Y si sumamos las situaciones de riesgo social, se multiplican las posibilidades de ser vulnerable o de vivir en exclusión social.

Así, por ejemplo, una persona, por el hecho de ser mujer, ya se encuentra en circunstancias desfavorables. El Índice de Brecha Global de Género del Foro Económico Mundial mide la magnitud de la brecha entre mujeres y hombres en términos de salud, educación, economía e indicadores políticos: lo utilizamos para entender en qué medida 142 países distribuyen sus recursos y oportunidades de forma ecuánime entre hombres y mujeres y permite hacer comparaciones. España, en el año 2016, ocupa el lugar número 29 en la clasificación de la igualdad de género y ha visto cómo este año ha perdido cuatro posiciones.

1Además, las personas con discapacidad representan aproximadamente mil millones de personas, un 15% de la población mundial. Alrededor del 80 por ciento están en edad de trabajar (OMS, 2011). Sin embargo, su derecho a un trabajo decente, es con frecuencia denegado, en particular a las mujeres con discapacidad.
Fuente: Expansión/Datosmacro.com. Año 2017.

El proceso de empoderamiento significa vencer una situación de impotencia y adquirir control sobre nuestra propia vida, a través del desarrollo de recursos y capacidades. Comprende atributos como el sentido de influencia y autoeficacia. Está dirigido a ayudar a la autodeterminación y autonomía, para que podamos ejercer más influencia en la toma de decisiones y de esta forma, mejorar nuestra autoestima, autonomía y en general, la calidad de vida.

Lo fundamental en el empoderamiento no es tener poder en sí, sino el proceso que conduce a esta adquisición. Cuando queremos fomentar la superación y no únicamente paliar las limitaciones derivadas de nuestra vulnerabilidad; cuando tenemos el propósito de potenciar no solo nuestras capacidades para desempeñar un papel activo en las actividades cotidianas y sociales sino también queremos planificar los servicios y programas que fomentan la integración social; cuando asumimos un control personal; cuando construimos un conocimiento crítico del entorno sociopolítico, organizativo, participativo y comunitario de la sociedad en la que vivimos… Hablamos de empoderamiento social. Este enfoque se caracteriza por tener un componente proactivo, positivo y preventivo. Más allá de buscar una solución a nuestros problemas presentes centrándonos en los déficits o debilidades, intentaremos buscar y movilizar los aspectos positivos, esas fuerzas que, potenciadas por nuestro propio grupo o sistema social, nos permiten mejorar nuestra calidad de vida y bienestar.

Las personas que forman parte de colectivos vulnerables son personas como como tú y como yo. La clave está en las propias personas, en fortalecerlas, en empoderarlas. Si reducimos los factores que ocasionan la vulnerabilidad podremos evitar la exclusión social. Ahora tenemos la oportunidad, la capacidad y la suficiente sensibilidad. La plena inclusión social es posible.

 

“El futuro pertenece a quienes creen en la belleza de sus sueños”

 “La manera más efectiva de hacerlo, es hacerlo”

Amelia Earhart (aviadora estadounidense, reconocida por desafiar al género masculino en cada uno de sus vuelos, e intentar el primer viaje aéreo alrededor del mundo).

El Máster Universitario en Psicopedagogía de la Universidad Internacional de Valencia ofrece las habilidades necesarias para la identificación de colectivos de personas que se encuentran actualmente en situación de vulnerabilidad social, permite aplicar procesos de diagnóstico de necesidades de cada colectivo y conocer las intervenciones que posibilitan trascenderla; posibilita el conocimiento de los indicadores de vulnerabilidad social y desarrolla el establecimiento de metodologías de mejora para el empoderamiento de colectivos en riesgo.

 

https://youtu.be/eSDT3pxBgLA

 

Empodérate para empoderar

Amalia Tomé Peirachs

Profesora del Máster en Psicopedagogía de la Universidad Internacional de Valencia