Selecciona tu país

Un hombre de unos 70 años fallece en Chiva al quedar atrapado debajo de un tractor. Agentes de la Policía Local acudieron al auxilio de la víctima, pero los servicios médicos sólo pudieron certificar su muerte LAS PROVINCIAS Domingo, 11 junio 2017.

Muere un hombre al ser derribado por unas ramas y arrollado por su tractor. La víctima, de 73 años, conducía el vehículo agrícola en la Cañada de Fenollar EFE Lunes, 12 junio 2017

Un hombre de 81 años muere al volcar su tractor en Requena. El trágico suceso se ha producido sobre las 6:50 horas en una zona próxima a la estación del AVE LAS PROVINCIAS Miércoles, 14 junio 2017

Los titulares de prensa indicados no son, desgraciadamente, sucesos aislados de la actividad agraria. No es nada extraño comprobar que, frecuentemente, se repiten accidentes laborales con similares patrones de comportamientos: Tractorista de elevada edad, conduciendo un tractor con bastante antigüedad sin las medidas de seguridad estructurales previstas para estos vehículos y sin una formación especializada en el manejo de la maquinaria agrícola.

Las diversas tareas rurales, como cualquier actividad laboral, ha experimentado una profunda transformación en las últimas décadas.  No hace mucho tiempo, el cuidado de las áreas de cultivo precisaba de sustanciales esfuerzos físicos acompañados de la inestimable cooperación de los tradicionales animales de labranza. En la actualidad, la transformación del escenario campestre ha sido significativo mediante la introducción de sofisticados equipos de trabajo que minoran el esfuerzo físico de los agricultores e incrementan la rentabilidad de sus cultivos.

Sin perjuicio de los progresos que han ido apareciendo en el campo (riegos por goteo, instalaciones de invernaderos, introducción de semillas de alto rendimiento, rotación de cultivos…), puede asegurarse que la generalización del uso del tractor agrícola, en sus distintas variedades, ha sido el elemento trascendental de la mecanización en el ámbito agrario.

Las bondades del tractor agrícola son indiscutibles aunque, como habitualmente ocurre en la introducción de sofisticados equipos de trabajo, su utilización conlleva la aparición de riesgos a los que no estaban expuestos los trabajadores en la agricultura tradicional.

Si tuviéramos que elegir un riesgo derivado del uso del tractor agrícola que destacase por su gravedad, posiblemente, el vuelco del tractor sería el primero a considerar por lo que, con carácter previo a cualquier consideración cabe advertir de la peligrosidad específica de los tractores agrícolas. Al tratarse de un vehículo peculiar, específicamente diseñado para la ejecución de las labores agrícolas, precisa de una altura determinada para evitar obstáculos propios del paisaje rural. Este requisito de elevación determina que su centro de gravedad se encuentra relativamente elevado respecto a la superficie de circulación. A mayor abundamiento cabe resaltar que, en caso de accidente, al ser trabajos que habitualmente se desarrollan en solitario, la ayuda en caso de emergencia suele dilatarse más de lo deseable con las consiguientes consecuencias de fatalidad para el conductor.

La obligación legal respecto de las condiciones y estructura de seguridad en caso de vuelco de los tractores agrícolas se encuentra en el artículo 7 del RD 1013/2009 de 19 de junio, sobre caracterización y registro de la maquinaria agrícola disponiendo que, para su caracterización y registro, los tractores agrícolas habrán de cumplir con los requisitos de seguridad previstos en el RD 2028/1986 y la Directiva 2003/37CE:

  • Los tractores de más de 600 kg de masa en vacío deben disponer de un bastidor o cabina oficialmente homologados para reducir los daños al conductor en caso de vuelco, conforme con la directiva 2003/ 37/CE.
  • El equipamiento de estas estructuras de seguridad se realizará de acuerdo con la Orden de 27 de julio de 1979 por la que se regula, técnicamente, el equipamiento de los tractores agrícolas con bastidores o cabinas oficialmente homologadas

El vuelco de un tractor agrícola puede tener su origen, normalmente, de dos formas distintas:

  • Hacia atrás (empinamiento o encabritamiento). Causado, regularmente, al atacar pronunciados desniveles de forma frontal por maniobrar de forma inadecuada con el embrague, iniciar la marcha a elevadas revoluciones del motor o acelerar de forma brusca con una carga pesada.
  • Originado, normalmente, por la pérdida de estabilidad del vehículo al circular por firmes irregulares.

Para evitar en la medida de lo posible las situaciones que pudieran generar el riesgo del vuelco deberían adoptarse las siguientes medidas preventivas:

  1. Llevar a cabo un adecuado mantenimiento preventivo del tractor. Como cualquier vehículo, la maquinaria agrícola debe protegerse convenientemente, sobre todo considerando que su zona de conducción no suele ser la ordinaria de cualquier vehículo, estando expuesto a desniveles, irregularidades y otros elementos que exigen un sobre esfuerzo a la máquina.
  2. Evitar maniobras bruscas. La conducción suave facilita el manejo del tractor y, por extensión, la seguridad de su ocupante
  3. Dejar una distancia suficiente hasta los desniveles del terreno (zanjas, canales, regueras, taludes, cunetas...). Es muy conveniente señalizar los márgenes del área de paso del tractor evitando horarios de escasa visibilidad.
  4. Bajar y subir las inclinaciones con velocidades cortas. El uso del motor como limitador de la velocidad facilita el control del vehículo evitando descender pendientes con remolques excesivamente cargados.
  5. Subir pendientes muy pronunciadas marcha atrás. Especialmente dirigido a evitar el vuelco por empinamiento.
  6. Ejecutar los cambios de dirección a velocidades mínimas. Sin perjuicio de la naturaleza del vehículo predispuesto a la escasa velocidad, debe prestarse, aún si cabe, mayor atención cuando varía la trayectoria para asegurar la tracción.
  7. Probar el punto de enganche más bajo posible. El centro de gravedad a escasa altura puede disuadir una situación de vuelco.
  8. Sortear baches u otras alteraciones del firme que puedan desequilibrar el vehículo. Debe prestarse especial atención a las particularidades de las zonas de conducción en las que, en muchas ocasiones, la vegetación puede ocultar trampas que provoquen la caída del vehículo.
  9. Si el tractor queda atrancado, nunca se pondrán objetos inadecuados (troncos, ramas, pedruscos…) bajo de las ruedas motrices ni se realizarán bruscos acelerones puesto que facilitaría su empinamiento y el consiguiente vuelco hacia atrás.

Sin perjuicio de la adopción de las medidas preventivas expuestas, también cabría certificar las pertinentes medidas de seguridad mediante las oportunas estructuras de protección (arcos y cabinas de seguridad):

  1. Deben estar homologadas por Organismos oficiales acreditados (Orden del Ministerio de Agricultura de 27 de julio de 1979 regula el equipamiento de tractores agrícolas con bastidores y cabinas)
  2. Podrán ser abatidas o desmontadas si no se superan inclinaciones del 18% en el trabajo sobre plantaciones frutales e invernaderos o traslados desde las bases a los puntos de utilización.
  3. Para los tractores anteriores a 1978 y los estrechos anteriores a 1993 no hay estructuras homologadas específicas.
  4. La resistencia mecánica de los elementos de seguridad no debe disminuirse mediante apaños o arreglos no homologados o carentes de la pertinente garantía de seguridad. En caso de accidente, un técnico competente debe valorar la posible reparación.
  5. Incorporar algún dispositivo de localización y gestión de emergencias que facilite la asistencia en los casos de trabajo en solitario.

Por consiguiente, con los datos indicados cabe preguntarse y reflexionar ¿Tienen los tractoristas formación específica en la conducción de vehículos agrícolas?, ¿Se recibe formación de reciclaje conforme a los avances técnicos de los equipos de trabajo?, ¿Se hacen las pertinentes revisiones a los tractores y elementos auxiliares más allá de las legalmente procedentes?, ¿Se controla la edad de los conductores? 

Enlaces relacionados:

  • Tractor Agrícola (como evitar accidentes)

https://www.youtube.com/watch?v=hqEeWlAhPxo

  • Tracción fatal. Prevención de riesgos en la agricultura (Junta de Andalucía)

https://www.youtube.com/watch?v=yuvKxZuawuE

  • Tractor Agrícola (cuidados con la toma de fuerza)

https://www.youtube.com/watch?v=49VnM8R1SbI

 

Federico Estardid Colom

Profesor colaborador de la Universidad Internacional de Valencia (VIU)

Máster Universitario en Prevención de Riesgos Laborales