Selecciona tu país

Una de las principales vías para asegurarse un puesto de trabajo en la administración pública, fijo y de calidad es presentarse a alguna de las oposiciones que, periódicamente, van sacando los diferentes organismos y administraciones públicas para cubrir diversos puestos de trabajo, por ejemplo de maestros y profesores de educación infantil, primaria y secundaria para impartir clases en los centros públicos.

La información es la clave

Cada oposición tiene unos requisitos y un proceso selectivo concreto y específico. Por ello, es imprescindible que la persona que tenga pensado opositar se informe muy bien de cómo acceder a los distintos tipos de trabajo y del proceso a seguir. Dicho de otro modo, saber muy bien cómo funciona cada oposición y elegir la que más le conviene antes de lanzarse a esa carrera de larga distancia cuya superación es indispensable superar para lograr el ansiado puesto de trabajo. Un proceso que implica una importante inversión de esfuerzo y tiempo, pero que, en contrapartida, ofrece una gran recompensa si se finaliza con éxito.

 

La información válida es aquella publicada de forma oficial por la administración que convoca las plazas. Esta información se publica en el BOE de la Comunidad correspondiente, es de dominio público y puede consultarse en: el propio BOE,  las webs oficiales de las administraciones y también las páginas de los principales centros o academias de preparación de oposiciones.

El papel de las academias

No es en absoluto obligatorio apuntarse una academia para preparar unas oposiciones, puesto que cada persona, en función de su disponibilidad o preferencias, puede escoger realizar la preparación por libre. De cualquier modo, aún sin apuntarnos a un curso específico podemos acudir a una academia, presencialmente o por Intenet, para recabar información sobre las fechas y otros requisitos de las oposiciones, preguntar sobre los temarios e incluso comprar los libros para estudiarlos en casa.

Si finalmente el opositor o opositora decide matricularse en alguna academia para prepararse, estos son los principales servicios que le pueden ofrecer:

  • Informarle de todos los requisitos, resolver sus dudas de carácter burocrático y ayudarle en la preparación de la documentación.
  • Informarle de los contenidos teóricos, proporcionarle los temarios completos, así como material adicional como esquemas y resúmenes.
  • Informarle de las pruebas de carácter práctico: tests piscotécnicos o de personalidad, cuestionarios y pruebas específicas de cada oposición, como la preparación y exposición de programaciones y unidades didácticas de las oposiciones de magisterio.
  • Recibir clases tanto teóricas como prácticas.
  • Resolver dudas sobre los contenidos.
  • Realizar exámenes de prueba.
  • Ensayar las pruebas de carácter práctico, detectando errores y dando consejos para su corrección.
  • Conocer a otros opositores, compartir experiencias y crear sinergias.

Como ocurre con cualquier otro servicio, la calidad de las academias, así como los métodos utilizados y precios son variables, por lo que antes de matricularse en alguna, es conveniente que el opositor se informe en varias, haga todas las preguntas que se le ocurra y pida consejos y recomendaciones, a ser posible de primera mano, de compañeros que con anterioridad hayan sido alumnos de alguna de ellas.