iStock_000014687393_Large.jpg
Educación

El aprendizaje situado: un enfoque social y orientado al contexto

Equipo de Expertos en Educación

En el ámbito de la pedagogía existen también las denominadas tendencias. Se trata de expresiones de moda que adquieren protagonismo y se usan en foros de educación y en artículos divulgativos. Uno de estos conceptos actualmente en boga en la comunidad educativa, es el denominado aprendizaje situado.

Máster en Profesorado Online

¿Qué es el aprendizaje situado?

De una forma muy sintética, puede definirse como una metodología docente que se basa principalmente en una situación específica y real, y que busca la resolución de los problemas a través de la aplicación de situaciones cotidianas

Por lo tanto, este tipo de aprendizaje hace referencia al contexto sociocultural como elemento clave para la adquisición de habilidades y competencias, buscando la solución de los retos diarios siempre con una visión colectiva.

El aprendizaje situado trata de incentivar el trabajo en equipo y cooperativo a través de proyectos orientados a problemas que precisen de la aplicación de métodos analíticos que tengan en cuenta todo tipo de relaciones y  vinculaciones.

aprendizaje situado

Fundamentos y características

Se trata de un aprendizaje con unos rasgos específicos derivados de que la enseñanza, según este método, se desarrolla siempre en un contexto social, por lo que requiere obligatoriamente la pertenencia al mismo. 

Esto implica que el binomio enseñanza-aprendizaje se fundamenta en los tres elementos principales de una comunidad de práctica: pertenencia, participación y praxis.

A modo de síntesis, las principales características y parámetros de funcionamiento del aprendizaje situado serían:

  • Aprender es una experiencia social que se enriquece con experiencias de otros, con recursos compartidos y con prácticas sociales comunes.
  • Parte de la idea central de que el conocimiento es contextual y, por lo tanto, está fuertemente influenciado por la actividad, los agentes, los elementos del entorno y la cultura donde tiene lugar.
  • Según esta visión de la educación y el aprendizaje, la enseñanza se debe centrar en prácticas educativas auténticas. Estando dicha autenticidad determinada por: el grado de relevancia cultural de las actividades sociales, las prácticas compartidas en las que participe el estudiante, así como del tipo y nivel de actividad social promovidas por estas.
  • A través de los procesos culturales los alumnos se apropian de las herramientas de aprendizaje, adquiriendo y ampliando sus propias habilidades, al tiempo que desarrollan una estructura mental particular  y una inteligencia individual.
  • La participación de los adultos (maestros, padres) es actuar de guía para que los alumnos estructuren y modelan las soluciones más adecuadas.

Por encima de cualquier otra consideración, el aprendizaje situado trata de reflejar la importancia que está adquiriendo actualmente la dimensión social en la construcción del conocimiento, así como el valor de los saberes significativos. Por este motivo, la pretensión de este método didáctico no es limitarse únicamente al aprendizaje en las aulas, sino adaptarse también a los aprendizajes virtuales (e-Learning, plataformas LMS) y al entorno laboral.

Una crítica a la formación tradicional

Como metodología alternativa, el concepto de  aprendizaje situado conlleva una cierta crítica a los métodos educativos oficiales o mayoritarios. Dicha crítica se fundamenta en tres premisas. Por una parte, relativiza la importancia de las estructuras formales de aprendizaje, poniendo en duda la figura protagonista de las instituciones educativas como contexto principal del aprendizaje. En segundo lugar, el aprendizaje deja de entenderse como un fin en sí mismo, dando mayor relevancia a la actividad social.

Por último, la tercera crítica se dirige a las actuales estrategias de promoción por su orientación demasiado individualizada, puesto que este aprendizaje pretende destacar, por encima de todo, la dimensión social de los procesos de adquisición de competencias.

Una alternativa a la escuela tradicional

Más allá del aprendizaje situado, cada vez surgen más alternativas al sistema educativo tradicional. Proponiendo modelos que pongan al alumno como verdadero protagonista de su formación.

La escuela convencional se basa en distintos supuestos que rara vez son analizados en profundidad; uno de ellos es que los niños y las niñas deben aprender con la ayuda de un adulto que centre su atención en un tema.  Los sistemas educativos se basan en enfoques teóricos, modelos y principios que son la base de los objetivos y las competencias que deben alcanzar los alumnos pero, ¿los niños no pueden aprender sin la ayuda de un adulto que explique?

En países donde el entorno es muy complejo y no está garantizada la educación, plantearse si los niños pueden aprender solos es una cuestión fundamental.  Las poblaciones remotas son abundantes en el planeta. Estas áreas remotas pueden no tener recursos suficientes para disponer de profesores y los estudiantes deben desplazarse muchos kilómetros cada día. 

Las investigaciones muestran que el rendimiento de estos niños y niñas baja cuando la distancia a recorrer es larga. A la vez, muchos profesores prefieren enseñar en poblaciones urbanas antes que en poblaciones rurales. Entonces, ¿qué hacer con las poblaciones donde no existen escuelas o si las que existen no son suficientes?

En la India, el profesor Sugatra Mitra ha realizado una sorprendente experiencia que le lleva a la conclusión que los niños de primaria también pueden aprender solos. Este contexto lleva a plantearse cómo debe ser la educación primaria en estas circunstancias. La respuesta a esta pregunta puede enseñar muchísimo a los profesores y padres de los países en los que la educación está garantizada.

El profesor Sugatra Mitra realizó una bonita experiencia a la que llamó Un agujero en el muro. En una aldea de la India sin escuela, Kallikuppam,  colocó un equipo informático incrustado en un muro en el centro del pueblo. El equipo permitía que toda aquella persona que se acercara tuviera acceso a Google y por tanto, pudiera navegar por Internet. El idioma utilizado era el inglés, por tanto, una lengua que no les era propia.

Entonces se planteó la pregunta ¿pueden los niños de esta aldea de la India aprender biotecnología de la replicación del ADN en inglés mediante el ordenador situado en la calle? La respuesta más esperable a esta pregunta era un no. Antes de poder navegar por Google, los niños fueron examinados de dicha materia, obteniendo un cero, como es esperable. Lo sorprendente de la experiencia es que estos niños al cabo de dos meses obtuvieron un 30 sobre 100 pero al cabo de cuatro  meses con la ayuda de una joven que únicamente los motivaba obtuvieron un 50 sobre 100.

Es decir, los niños de primaria tienen una altísima capacidad de manipular la información; esta afirmación debe ser escuchada por los profesores de todo el mundo. Diseñar actividades  que tengan en cuenta este potencial es clave para los años futuros.

El aprendizaje situado y los estudios de visionarios como el profesor Sugatra Mitra nos demuestran que los niños pueden aprender de formas que hasta ahora no habían sido tenidas en cuenta. Esto abre todo un mundo de posibilidades para seguir avanzando en la formación de las nuevas generaciones.