Selecciona tu país

Aunque la mayoría de los alimentos que consumimos hoy en día forman parte de nuestra dieta desde hace mucho tiempo, de vez en cuando se popularizan algunos que habían conseguido pasar desapercibidos para el gran público. El último fenómeno en cuanto a nutrición son los alimentos adaptógenos.

¿Qué son los alimentos adaptógenos?

Comer plantas y raíces ha sido una constante en la historia de la humanidad. De hecho, los tubérculos forman parte fundamental de la alimentación de las poblaciones en gran parte del mundo.

Descarga nuestra guía gratuita: 6 tendencias en nutrición que marcarán los próximos años

Los adaptógenos son precisamente raíces y plantas, como la maca o el gingseng, que han llegado hasta nosotros a través de la medicina tradicional china, donde se vienen usando desde hace miles de años.

Más allá de sus propiedades, de las que hablaremos a continuación, si estos alimentos han conseguido llamar la atención de los científicos actuales es porque pueden ser una buena alternativa en un entorno en el que el clima está cambiando. Y es que estas raíces y plantas tienen la cualidad de crecer incluso en entornos especialmente complicados. De ahí que sean una opción a tener muy en cuenta de cara al futuro, a medida que el cambio climático vaya haciéndose más evidente y la subida de las temperaturas y las sequías dificulten otros cultivos.

Efectos sobre nuestro organismo

Fue a finales de los años 40 del siglo pasado cuando en Occidente comenzamos a tener un mayor conocimiento sobre la medicina tradicional china y sobre cómo ciertos productos usados en ella podían tener importantes beneficios sobre el organismo.

A día de hoy sabemos, gracias a diferentes estudios científicos, que son de gran ayuda a la hora de contribuir a reducir los niveles de estrés, mejorar el descanso y reducir la fatiga física

Además, las nuevas tecnologías aplicadas en el tratamiento de los alimentos permiten que todo el mundo pueda disfrutar de sus bondades. Quien no quiera consumir maca u otros alimentos adaptógenos de forma directa, puede disfrutar de sus beneficios tomando suplementos alimenticios basados en ellos.

Adaptógenos vs. cortisol

Los altos niveles de estrés que todos soportamos hoy en día aumentan la presencia de cortisol en el organismo, algo que es especialmente peligroso, ya que tener altos niveles de esta hormona puede provocar daños a la salud.

Los adaptógenos contribuyen a regular de forma natural el cortisol y a que el cuerpo sea más resistente al mismo, haciendo que este tenga menos efectos negativos sobre el organismo.

Requisitos de un alimento para ser considerado adaptógeno

No toda planta o raíz puede ser considerada adaptógeno, para ello debe cumplir los siguientes requisitos:

  • Ser inocua para las personas, que se pueda comer sin posibilidad de sufrir una intoxicación u otro tipo de daño.
  • Que tenga un efecto positivo sobre el organismo.
  • Que aumente la resistencia frente a factores estresantes físicos, químicos o biológicos.
  • Que actúe como estabilizador.

5 ejemplos de alimentos de este tipo

  • Ashwagandha.
  • Ginseng.
  • Maca.
  • Rodiola.
  • Hongo Reishi.

Los alimentos adaptógenos llevan generaciones entre nosotros y tienen mucho que decir de cara al futuro. Si quieres ayudar a que las personas cuiden su cuerpo y su mente partiendo de una buena alimentación, te puede interesar nuestro Máster Universitario en Nutrición y Salud.

 

Ebook GRATIS: Nutricion

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia